jueves, 3 de abril de 2008

Juan Pablo II

Ayer fue San Juan Pablo Segundo.

Dos aviones se cruzaron en el cielo de Madrid, formando una gran cruz blanca sobre el cielo azulísimo.
Tuve mucha voluntad en la oficina, en la caridad y en la cocina.
Me comunicaron que no van a ascender en la oficina a mi archi-enemiga.
Me comunicaron que una enferma de cáncer, por la que rezo, va saliendo adelante.
Empezó a hacer calor en Madrid, cantaron por primera vez los pajarillos de mi barrio.
La señora frente al autobús colgó la bandera pontificia.

(Todo esto pudo pasar por casualidad, pero a mí me da la gana pensar que el Papa intervino en todo, como si fuese un guiño desde el cielo).

La pena, como todos los años: que fui a Misa y el piadoso dominico rezó por 10 o 15 difuntos, pero no mencionó al Papa, en contraste con la euforia de hace 3 años.

4 comentarios:

frid dijo...

Estoy comenzando a entender tus crisis al leer este post... hay hombres grises en tu ciudad. frid

teka dijo...

me perdí lo de los aviones!!que pena!
estoy contigo en que ayer fue san juan pablo II.

am dijo...

Ya tres años y parece que fue ayer.

Siempre he pensado que nada es coincidencia.

Saludos!

teka dijo...

f!!se que despues de mi tardanza para volver a escribir no puedo pedir que tu lo hagas ahora pero...escribe!!jeje.
un saludo