miércoles, 9 de abril de 2008

Debate de investidura

Discurso de Zapatero en el debate de investidura.

Ante todo, dos anuncios que asustan. Se va a hacer una Ley integral de igualdad de trato, con independencia (entre otras cosas) de la orientación sexual, la religión o la ideología; vistos los antecedentes que cita (Ley de Igualdad, Ley de Violencia Doméstica), me echo a temblar. Se van a garantizar los derechos y la intimidad de las mujeres que abortan conforme a la Ley: dado que esto es algo obvio (¿es que no los tienen garantizados ahora?), hay que temer el truco de la oferta.

Lo bueno: que no mencionó la eutanasia y que dijo que en educación ya no hacían falta más Leyes, basta con meter más dinero. Qué alivio.

La parte más ácida del discurso fue contra el Consejo General del Poder Judicial: han sido malos, han puesto problemas a su gobierno, él va a hacer una Ley para meterles en cintura en el caso de se que atrevan a seguir existiendo. Omitió decir que si siguen en funciones es porque los partidos no se pusieron de acuerdo para renovarles; y que si el PP no se puso de acuerdo con el PSOE es, precisamente, porque el PSOE no le quiso dar al PP los 9 vocales necesarios para bloquear los nombramientos, sino sólo 8.

El punto tronchante del discurso fue la oferta a los emigrantes que se queden en el paro para pagarles de golpe todo el paro y darles además un micro-crédito y que se vuelvan a su país. Esto fue genial, después de haber estado contando lo necesarios que son para nuestro crecimiento y el bien que han hecho a nuestra economía en estos años.

En el tema de ETA, gran prudencia: ofreció un gran pacto de Estado, para todos, sin concretar el contenido ni la dirección.

Ofertas increíbles: dar el 0,7% del PIB al desarrollo exterior (ahora estamos en la mitad), reducir los contratos temporales al 25% (ahora estamos en el 33%), resolver el problema del agua en 2012 (tras tantos siglos sin lograrlo); al acabar la Legislatura, los hombres y mujeres cobrarán lo mismo.

Lo más importante (para mí) fue la economía. Ya se sabe que hace cuatro años, en su primera investidura, no habló nada sobre el asunto, muestra de lo bien que se la dejó el PP. Ayer hubo que hablar mucho: con ella empezó, fue lo que más desarrolló. La economía está “desacelerada”, hizo una relación bastante buena de las cosas que van mal, pero no hay que preocuparse: tenemos mucho superávit para afrontarlo, y además sólo va a durar dos años, hasta 2010. Sin aclarar por qué, añadió que a partir de ahí todo mejorará, volverá a subir (mucho) el PIB, el empleo, la construcción, la industria, todo. Por eso, ni va a haber recorte de gastos sociales, ni subidas de impuestos, ni bajada del superávit público, ni nada malo o doloroso.

...........

La respuestas de Rajoy fue más bien triste, deslavazada. Cometió un error imperdonable en un gran opositor, como él ha sido: dijo varias veces “Como tengo poco tiempo, voy a hablar poco”, lo que es fácil interpretar como “No tengo mucho que decir”. Todo en él fue triste, aéreo, y solo se animó un poco cuando aclaró que los pactos de Estado están muy bien, pero que si en la pasada Legislatura no los ha habido no ha sido por culpa suya, sino por el espíritu sectario del gobierno: puso buenos ejemplos. Luego se calló.

Por eso, no entiendo por qué Zapatero, en la réplica, salió como un toro: un poco más y baja y le pega. Viéndole uno entiende el fondo sectario que anida en este hombre, y que le ha hecho hacer tantas tontería en los cuatro años pasados. Acusó al gallego de haber dicho ciertas cosas que el otro no había dicho, y casi le exigió disculpas por estar ahí. Quizá lo único que pudo molestar al presidente fue que Rajoy le hizo ver que su optimismo, en materia económica, era iluso: la economía no va a mejorar en 2 años porque sí, y además el caso español tiene muy graves peculiaridades (déficit exterior, inflación, endeudamiento exterior, deuda de las familias) que harán nuestra recuperación mucho más difícil que la de los vecinos. Quizá por eso, Rajoy, sin descomponerse, volvió en su réplica a repetírselo, dato a dato.

Otro día hablaré del voto (abstención) de los partidos nacionalistas: es un tema importante.

5 comentarios:

rasputinsky dijo...

Fernando: está reflejado perfectamente lo que es Zapatero, un hombre "potencialmente peligroso" que confunde el Estado con su voluntad política. A mí me gustaría publicarte este post en www.aragonliberal.es ya que no lo diría mejor.

F. dijo...

Querido Rasputinsky:

Para mí sería un gran orgullo, desde luego inmerecido.

Gracias por tu comentario.

F.

rasputinsky dijo...

Pues te pongo ahora en portada con el discurso de Rajoy. frid

Fernando Inigo dijo...

Saludos desde Zaragoza, he llegado a tu blog desde el periódico digital www.aragonliberal.es. En Zaragoza yo he asistido a este tipo de celebraciones. Las veo especialmente útiles, aunque quizá como segunda opción, la primera es la de siempre...de rodillas y con tiempo, para chavales de 15 años por ejemplo...porque es darle el tema un poco más masticado. Además, por experiencia, sé que una vez que un chaval de clase se confiesa y los demás lo ven, casi todo el grupo se acaba animando.

F. dijo...

Querido Rasputinsky:

Gracias por la publicación.

Querido Fernando Iñigo:

Aunque sea de otro post, me impresionó la ceremonia, nunca había asistido a ninguna. Yo, desde luego, prefiero el sistema "tradicional", con más tiempo.

F.