lunes, 25 de junio de 2012

Libros de San Fernando (I)

Por San Fernando (30 de mayo) mi familia (que odia la lectura) me regaló tres libros. Otros años los he tirado directamente a la basura, pero esta vez -no sé por qué- decidí leerlos, o al menos intentarlo.

...

Leo "Siete años", del suizo Peter Stamm.

Alex (que es el narrador) y Sonja se conocen estudiando arquitectura en Múnich. Ella es muy brillante, él no tanto. Se hacen novios y deciden casarse. Poco antes de la boda él conoce a una polaca estúpida, Ivona, que vive ilegal en Alemania y que nunca habla. Aunque él la desprecia empiezan a tener relaciones sexuales. Luego se casa con Sonja y deja de ver a Ivona. Alex no ama a Ivona ni tampoco a Sonja.

Siete años después, el matrimonio de Alex y Sonja se ha vuelto muy aburrido. Él se acuerda de Ivona, la busca por Múnich y vuelven a tener relaciones sexuales. La polaca se queda embarazada y no quiere abortar porque es polaca y católica practicante. Esto les viene muy bien a Alex y a Sonja porque ella quiere tener un hijo y no puede. Adoptan a Sophie, la hija recién nacida de Ivona la polaca, que vuelve a salir de sus vidas.

Siete años después todo va mal, el matrimonio no se aguanta, el despacho de arquitectos que tienen quiebra, Sonja se va  a trabajar a Marsella, Alex se vuelve alcohólico, los padres de Sonja cuidan de la niña, Sonja vuelve y deciden divorciarse, en medio de la miseria Alex intuye la posibilidad de iniciar una nueva vida, partiendo de la nada.

...

Lo que más me gustó fue un diálogo entre Alex y una amiga polaca de Ivona. Ésta le explica que Ivona ha vivido todos esos años enamorada de él, esperando que volviera. Alex le dice que él nunca ha amado ni va a amar a Ivona. Eso da igual, aclara la amiga, Ivona halla felicidad no en ser amada, sino en amar. Según eso, dice Alex, es mejor amar sin ser correspondido que amar siendo correspondido. No, corrige la amiga, es mejor amar y no ser amado que no amar y ser amado.

17 comentarios:

dolega dijo...

ufff, difícil dilema.
Creo que quizás si, sea mejor amar y no ser amado. Así el control del sentimiento corre de tu cuenta y ademas el daño ocasionado, en este caso a tí mismo, lo controlas tú.
Besitos

yeste lima dijo...

Podíamos hacer una encuesta de las preferencias del ser humano.

Por experiencia, yo te digo que prefiero no amar y ser amado porque lo contrario hace tanto daño que al final se convierte en una sola lucha sin ánimo de victoria, se termina mal.

En el caso de Alex, parece ser de los seres incapaces de amar a nadie.

Un abrazo.

Juan Ignacio dijo...

Aún prescindiendo de que es ficticia, la historia de los alemanes abruma y deja gusto a nada.
Mucho más sabrosa es la historia de tu familia, los libros y vos.

Me acordé de este poema de EGM:

La poesía

La novela lo malo es lo que exige:
requiere un adulterio, asesinatos,
viajes larguísimos, curiosas coincidencias,
y un sinfín de avatares.
Los cuentos son más cortos
pero tienden a hacer de sus protagonistas
insectos esquemáticos, clavarlos
con su alfiler a un corcho y colocarles
ingeniosas cartelas.
En cambio, la poesía lo da todo
sin pedir casi nada. Es increíble
lo poco que hace falta en un poema.
Que estemos juntos, por ejemplo,
en una tarde tonta, igual que tantas,
y que digas de pronto:
«Qué suerte estar contigo», y que yo piense:
«Oírtelo decir es un milagro».

AleMamá dijo...

Difícil elección nos pones. En la disyuntiva, creo que preferiría amar sin ser amada.

No amar es como tener el corazón de piedra, aunque uno puede amar otras cosas, no sólo a un individuo.
****

Sólo por curiosidad. ¿Por qué tiras a la basura los libros que te regala tu familia?

AleMamá dijo...

Juan Ignacio, culto amigo de las citas oportunas: Qué buena descripción de novela y cuento y además de linda poesía. Gracias

yeste lima dijo...

ALEMAMA.

Me refiero a mejor..."no amar y ser amada" en el caso de amor de pareja, nunca se puede endurecer el corazón si sigues amando las cosas buenas que te da la vida, tus seres queridos, tu Fe y todo lo que te rodea, eso engrandece, sin necesidad de sentir amor de pareja.

En algunos casos ese amor, si no es correspondido, al liberarse, te sientes libre de ataduras tormentosas y cuando miras hacia adelante, se ven colores que antes eran sólo grises.

Hay que tener en cuenta que es mi humilde opinión... pienso así, ¿qué le vamos a hacer?

Besos

AleMamá dijo...

Yeste querida, amar el arte, la Iglesia, los sobrinos, la historia, etc ES AMAR también.

Hay personas que aman poco, nada, o aman mal, un objeto que no corresponde, y eso destruye, marchita el corazón, me parece.
Besos.

yeste lima dijo...

ALEMAMA

De acuerdo contigo en todo, a eso me refería en mi comentario.
Sin AMOR, con mayúsculas, no se puede vivir o.... es mejor no vivir.

¿Nos reñirá Fernando por acaparar su sitio?
No creo, es bueno.
Me encantan los debates con los amigos.
Un beso.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. ¡Qué difícil comprender la posición en la que se encuentra Dios!...y nosotros. Un abrazo.

Fernando dijo...

Dolega, esa visión es interesante, en la medida en que uno controle todo hay menos riesgos de que te hagan daño, de que haya imprevistos.

Me parece un gran poema, Juan Ignacio, es admirable que lo hayas recordado y lo hayas traído aquí. Gracias.

Yeste, Alemamá, es una gran cosa cuando los comentarios mejoran el nivel del post, como ha ocurrido aquí. Me parece que la visión del hombre es más egoísta que la de la mujer, el hombre necesita amar pero también ser amado, ser correspondido, es menos sacrificado que la mujer. Quizá el personaje de Ivona la polaca no habría podido ser un varón, habría quedado irreal. Gracias a las dos por mejorar el post.

Alemamá, los tiraba porque suelen ser muy malos, tipo bestseller de tienda de estación de tren.

Fernando dijo...

NIP, bendita casualidad, tu comentario entró mientras escribía la contestación.

La posición de Dios siempre es difícil de predecir, pero la lectura constante del Evangelio nos ayuda algo a lograrlo.

AleMamá dijo...

Gracias por la aclaración, Fernando.

Lo que a mi me pasa es que todo impreso es como sagrado. ¡Me cuesta un mundo tirarlos! y hay que hacerlo demasiadas veces por los contenidos asquerosos que traen.

Saludos

yeste lima dijo...

Yo no he mejorado nada, el post se merecía ese debate y lo estaba pidiendo a gritos porque las cosas buenas hay que comentarlas, pero de todas formas gracias, Fernando.

En cuanto a los libros, partiendo de la base de que en casa no entra nada que no sea "leíble", soy de la opinión de Ale, soy incapaz de tirar nada a lo que se le pueda llamar libro...con hojas y cubiertas, por muy malos que sean, que los hay.

Hasta pronto Fernando

Fernando dijo...

Alemamá, Yeste, es un problema higiénico: si por cada santo te regalan 4 libros inútiles y por cada cumpleaños otros 4 y por cada Navidad otros 4 son 12 al año, en 10 años serían 120, en los casi 20 que llevo viviendo solo serían 240, una locura, un horror para limpiarlos.

Miriam dijo...

Siempre había entendido que era mejor dar sin recibir, amar sin ser amado, que lo contrario.
Me sorprendió oir a un sacerdote afirmar que no , que estamos hechos para amar y ser amados, para ambas cosas. Necesitamos amar y necesitamos ser amados.
Creo recordar que al final comentaba el ejemplo de una pareja en la que uno ama y el otro no sabe querer y además es un@ "impresentable". En esos casos, recomendaba concentrarse, de forma especial , en el amor que Dios nos tiene, nos da.

Fernando dijo...

Creo que es así, Miriam, es fácil decir que basta con amar al otro sin ser amado, pero eso a la larga puede ser muy destructivo, sobre todo en el caso de los hombres, más egoístas. Y sí, el amor a Dios y de Dios nos es imprescindible para soportar las cruces de cada día.

Nodisparenalpianista dijo...

...la gallina.

Nada que no arregle una buena piscina como la de la dacha umbraliana.