lunes, 19 de diciembre de 2011

París

El Ayuntamiento de Madrid está en quiebra y ha recortado el gasto en el servicio de limpieza de calles. Las hojas de los árboles caen por el otoño y no son retiradas, forman una alfombra. Las piso y pienso en París. El otro día, que hubo vendaval en el Paseo de la Castellana y las hojas volaban sobre mi cabeza, me sentí en los Campos Elíseos, aunque sin Arco del Triunfo.

¿Por qué París? ¿Por qué no Buenos Aires o Moscú? ¿Por qué el otoño de París parece el más otoñal de los otoños? Estuve ahí hace años en el puente de la Inmaculada, la ciudad era limpia y ordenada, por ningún sitio había hojas fuera de lugar. Pese a eso, los árboles amarillos del Retiro, las hojas caídas y las chimeneas echando humo siguen diciéndome "París" en vez de "Barcelona" o "Santiago de Chile".

9 comentarios:

AleMamá dijo...

¡Ah,París! de sólo nombrarlo ya es otra cosa.... y yo no lo conozco, salvo el aeropuerto Ch de Gaulle, jeje

Sí, hay nombres evocadores y París es uno. Santiago de Chile con chimeneas ni lo sueñes, porque tenemos un tremendo problema en los meses fríos por una inversión térmica y tenemos prohibido terminantemente el uso de chimeneas.

Por otro lado, me encanta ver hojas secas tiradas y que vuelen por todos lados, pisarlas y contemplarlas. ¿Qué afán será eso de sacarlas de las calles en cuanto caen? y parece que en todas partes se cuecen habas por lo que dices. Un pintor alemán avecindado en Chile correteaba a los barrenderos con su bastón y les decía ¡Salvajes! (don Pablo Burchard)

Salaudos, Fernando.

tomae dijo...

...a mi me gustan esas hojas aunque cubran mis pies, y de vez en cuanto pegar un "chute" al aire y ver como caen de nuevo.

Un Saludo Fer.

Juan Ignacio dijo...

A algunos el otoño les dice New York pero es por ver tantas películas o canciones de allí...

Fernando dijo...

Curioso lo de las chimeneas de Santiago, Alemamá. En realidad, en Madrid la polución es tan grave que no sólo deberíamos prescindir de las chimeneas sino de los coches, de los cigarros y de los asados.

Sólo los que son como niños entrarán en el Reino de los Cielos, Tomae.

Juan Ignacio, a mí eso de NYC me pasa cuando ahora veo una decoración navideña de buen gusto y muchas luces.

Kris Kelvin dijo...

"hojas fuera de sitio". Muy bonito; en otoño debe de haber hojas por el suelo, pero todas en su sitio...

Un saludo

NIP dijo...

Buenas tardes Fernando. Tal vez sea un anhelo otoñal de guillotinas para los responsables de la quiebra municipal, por no dar más vueltas a la razón antes de que este jueves a las 6:30 lleguen las invernales resbaladas y valses que evocan los saltos de Innsbruck.Un abrazo.

Javier de Navascués dijo...

Fernando: Si vas a París ahora, tal vez te decepcione un poco. Yo fui por primera vez hace como veinte años. Luego creo que estuve un par de veces Y una cuarta y última hace dos años: tengo la sensación de que se ha degradado mucho. Un día igual cuento el día en que estuvimos a punto de ser atracados dos veces en una misma jornada...

Fernando dijo...

Kris, todo un tema de filosofía el que planteas, ¿cuál es el sitio de una hoja que ya no tiene sitio en su rama de árbol?

NIP, si quieres te mandamos al artífice de la quiebra municipal a Pamplona, como Delegado del Gobierno en la Comunidad Foral.

Javier, no creo que sea posible que París decepcione nunca, seguro que hasta los atracos son más elegantes que en Pamplona (y perdona la frivolidad).

Nodisparenalpianista dijo...

Tú dale alas, a ver si os coloca una tasa-despedida por el uso lúdico nostálgico del otoñal follaje.