viernes, 30 de diciembre de 2011

Feliz año 2012

Querido amigo:

Feliz año 2012. Espero que sea un año tranquilo para ti, con pocos problemas, acompañado de tu familia, en gracia de Dios, con nuevas metas. También deseo la paz para tu Nación. Y que dentro de un año sigamos en el blog y podamos volver a felicitarnos.

Y en la noche de Año Nuevo acuérdate de los católicos nigerianos asesinados: ellos ya lo están celebrando con Dios.

11 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

¡Feliz Año Nuevo!... ¡Y María Madre de Dios!

AleMamá dijo...

¡Qué viva es Madre y nos cuide otro año! y que para ti sea un año muy bueno en todo.
Un abrazo

maria jesus dijo...

Feliz Año Fernando. Que Dios te ayude durante el año entero

Javier Vicens dijo...

He recibido su felicitación en mi blog y la he borrado por error. ¡Snif! En fin: ¡feliz Año Nuevo!

ALMA dijo...

Feliz, Feliz, Feliz Año 2012 para todos y creo que una buena manera de empezar es rezar por los gobiernos, por los que sufren, por los que están solos, por los enfermos, y también por tí, porque acabo de ver en el noticiero, que se viene un ajuste feroz en España.

Buen año mi amigo!!!

tomae dijo...

Feliz Año Fernando, que Dios te bendiga también en el 2012 y siguientes...

Nodisparenalpianista dijo...

Feliz para ti también Fernando. Haremos memoria hoy y más veces.

NIP dijo...

Buenas tardes Fernando, nos acordaremos de todos los caídos por Dios.¡Feliz 2012!Un fuerte abrazo.

Embajador en el Infierno dijo...

Feliz año Fernando

ALMA dijo...

Me acorde de vos en la Misa de Año nuevo, porque el Padre Juanpi de nuestra parroquia (Jesús en el Huerto de los Olivos) llamó a que se acerquen al altar al matrimonio de funcionarios de la embajada de Nigeria que se encontraban en la misa (son concurrentes habituales)y el Sr. se dirigió a todos agradeciendo que se les abrio la comunidad hacia ellos y agradeciendo las oraciones por su país, por su gente y por sus mártires. Luego rezamos todos unidos. Hermoso verdad?


Nuevamente Feliz Año, mi amigo

Fernando dijo...

Gracias a todos, amigos, y feliz año de nuevo.

Es bonito eso, Alma, vaya coincidencia. Y ojalá que, al menos, este drama nos sirva para rezar por la Iglesia de esos países en problemas.