sábado, 31 de mayo de 2008

El reloj

Es curioso cómo el Espíritu Santo nos aconseja a los que somos muy indecisos.

Este año me toca ser el presidente de mi Comunidad de vecinos, en el bloque. Me llamó el administrador para proponerme que, como el portero lleva 25 años de servicio en la casa, le compremos un reloj de 300 euros con cargo a la cuenta de la comunidad de vecinos. Le dije que me lo pensaría, y me quedé muy confuso: no sé si es correcto hacerlo, no sé si a todos los vecinos les parecería bien, y como somos más de 60 puertas, es difícil consultárselo.

Esta mañana he ido al súper del barrio. De fondo ha empezado a haber una discusión, a grandes gritos. Cuando me he acercado, he visto con horror que era uno de mis vecinos, un hombre ya mayor, al que le ha molestado que la cajera pidiera a su esposa que le enseñara el bolso. "Ladrones,...", gritaba.

He comprendido bien: la posibilidad de que me montara a mí una bronca similar, en el pórtal, me anima a montar una colecta, o algo así, sin tocar el dinero común.

(Hubiera sido excesivo montaros aquí otra consulta sobre el tema, ¿no?

4 comentarios:

(sin número) dijo...

Reunión de la junta de vecinos.
Proponer la idea según el orden del día.
5 Euros cada uno aparte de la comunidad que se cargará en la cuenta de cada uno.
Si no quieren: pues no se hace.
O que negocie con cada uno el artífice de la idea, que está muy bonico lo otro...

De todas formas no creo que sea necesario comprarle un reloj de ¡300 euros!

Un saludo!

Juan Ignacio dijo...

Eh, no creo que hubiera sido excesivo otra consulta, pero ahora que ya asesoró el Espíritu Santo nuestras palabras están de más...

Fernando dijo...

Querido Sin Número:

Cuando he leído la cifra en tu contestación me he dado cuenta de la barbaridad de dinero que es.

Querido Juan Ignacio:

No nos dejes con la duda: ¿qué habrías votado tú?

F.

Juan Ignacio dijo...

Pues a mi me suena raro que el administrador sea tan específico en la propuesta: regalarle un reloj y que sea de 300 Euros. Yo más bien diría que el adminstrador debería haber sugerido la idea del regalo y punto, y que lo decida luego la gente. Así como lo presenta me da sospechas de que ese administrador quiera aprovechar a los vecinos para halagar al portero y calmarlo de algunos otros enfados por cosas que no le dio.