martes, 13 de mayo de 2008

Libertad Religiosa

El gobierno ha anunciado (sin dar mayores detalles) que va a reformar la venerable Ley Orgánica de Libertad Religiosa, intacta desde hace 28 años. Este anuncio tiene una doble finalidad.

1º, que no hablemos de Lo Importante, que nos volvamos a pelear entre nosotros. Hay que reconocer que en esto ha tenido un éxito rotundo, como se ve en radios, periódicos, teles y blogs de derechas (y este post no es más que la confirmación de esto, jajajaja). Con la tensión propia del hijo a cuya madre le manda Hacienda un aviso de inspección fiscal, todos hablamos y hablamos sobre lo que nos puede venir encima. De golpe, el paro, la inflación, la Justicia, la recesión, la inmigración, la delincuencia, la enseñanza, el Estatut, el trasvase a Barcelona, el aceite de girasol, los fondos europeos, la deuda exterior, ... todo lo que hace que España sea una nación en crisis, todo ha quedado olvidado. Entre este anuncio y la gravísima crisis del PP, todo ha quedado olvidado: hasta el Rey lo ha olvidado.

2º, que siga adelante la Agenda Radical de la pasada Legislatura, sea lo que sea que traiga esta reforma. Esto es grave, pero también algo absurdo. Pienso mucho y no sé qué privilegios retiene la Iglesia que haya que desmontar. El hecho cierto es que un español puede nacer, crecer, trabajar, vivir muchos años y morir muy viejo sin tener el más mínimo contacto con la Iglesia, sin tener ni idea de sus doctrinas. Esto era algo impensable cuando yo era niño, hace 35 años, pero ahora es así. ¿Qué excepciones tiene esto? Si te nombran ministro juras ante un crucifijo, tienes algún funeral de Estado o alguna Misa castrense (si eres el de Defensa), te puede tocar ir a alguna canonización en Roma o a la ofrenda del Apóstol Santiago el día 25 de julio. ¿Van a quitar todo esto? Muy bien, adiós para siempre. Si eres ciudadano normal, te pueden cortar la calle por una procesión, tienes que dejar de ir a trabajar el 25 de diciembre o el día del santo de tu pueblo, has de aguantar que los Obispos monten una manifestación una vez cada dos años o que critiquen una Ley del gobierno, te puede tocar vivir en la calle de Santa María de la Cabeza o tu primo te puede invitar a su boda por la Iglesia. ¿Van a quitar todo esto? No creo que se atrevan. Están luego los temas delicados de la asistencia religiosa en cárceles, cuarteles u hospitales, así como la cesión de terrenos en suelo público para hacer iglesias, pero teniendo en cuenta que esto se está extendiendo a otras confesiones cristianas o a musulmanes y judíos, quiero pensar que no van a entrar a removerlo.

En fin, los temas más graves (asignatura de Religión, profesores de Religión, Educación para la Ciudadanía, colegios concertados, impuestos de y para la Iglesia) ya quedaron regulados en la pasada Legislatura, más mal que bien; no creo que vuelvan a darlos vueltas.

Concluyo diciendo que creo que no hay que ponerse nerviosos, pero sí que rezar, y pedir a nuestros amigos extranjeros que recen por nuestra Iglesia de España.

9 comentarios:

alejops dijo...

No me puedo resistir a recomendarte este artículo de Juan Manuel de Prada:

http://www.abc.es/20080428/opinion-firmas/descapellanando-hospitales_200804280326.html

Para qué decir más, si ahí está dicho todo.
Bueno, yo también diría que, mientras la Iglesia y los católicos estemos unidos, lo que venga de fuera no tendrá tanta importancia. Que ataquen desde fuera es lo normal, a mí me deja frío.

(sin número) dijo...

Bueno, dicen que va a ser para mejorarla... jeje esperemos a ver. Pero vamos que sabiendo ya como mejoran ellos las cosas me echo a temblar...

Saludos, Fernando

frid dijo...

Saludos. Veo que sigues en la brecha. No olvides a los aragoneses. frid

Juan Ignacio dijo...

Lo haremos, cómo no.

Fernando dijo...

Gracias, Alejops, me leeré el artículo, ese hombre siempre escribe bien.

A ver qué pasa, Sin número, conforme contigo en que mejor que no toquen las cosas. Este post viene de lo que reflexioné para contestar en tu blog.

Cómo olvidaros, Frid, sigo con interés tu / vuestra página liberal, siempre con tan buenos colaboradores.

Gracias, Juan Ignacio, como puedes ver el tema nos preocupa, y eso que por ahora no es más que un simple aviso.

F.

Alemamá dijo...

Siempre recuerdo a esa Iglesia a la que le debemos la fe. Quizás por eso mismo el demonio se ha ensañado con España: ganaron un continente para Él.
***
Rectifico: sí pude anotarte, por lo tanto, no podrás esconderte, jeje

Alemamá dijo...

El continente ganado es para DIOS, jeje, obviamente. El diablo ha sacado un tajada acá, pero por otro lado perdió la partida.

Fernando dijo...

Querida Alemamá:

No sé si volverás a ver esta entrada; si es así, quiero decirte que sí, que es una pena la situación religiosa de España, que siempre ha sido la nación más católica de Europa y ahora vienen aquí a abortar de Holanda y Dinamarca (no exagero, es un hecho cierto).

En fin, reza por nosotros, y no olvidemos que todo es para bien.

F.

Alemamá dijo...

Tenía marcada la casilla para seguir los comentarios; por lo tanto acá me tienes.

Es muy bueno tu blog. Clama, ne cesses.

Un abrazo.