miércoles, 5 de enero de 2011

Enero en Madrid

La gran novedad del año 2011 en Madrid es que entra en vigor la dura Ley Anti Tabaco que prohibe fumar totalmente en lugares públicos. En la puerta de las cafeterías y de las tiendas hay clientes y dependientes fumando, pese al frío. Voy a una tienda de fotocopias, la dependienta, socialista, estaba fumando fuera, me explica furiosa que España es en realidad una dictadura.

...

Como todos los años, grandes filas para comprar la lotería del 6 de enero (día de los Reyes Magos) en la sucursal de Doña Manolita, en la Gran Vía. La cola rodea la manzana [cuadra]. "Es que toca más que en otras sucursales", "Pero no a ti, ¡tonto!, tú tienes las mismas pocas posibilidades que en cualquier otra sucursal".

...

Horrible situación de España, una mujer de clase media rebusca en las papeleras del Metro, a dónde vamos a llegar. Luego, mientras espero arriba, cerca de la taquilla, la mujer se dirige a la taquillera, no ha conseguido encontrar la cartera que le han robado en las papeleras. La otra le recomienda buscar en las de la calle, cerca de la entrada del Metro.

10 comentarios:

pater familias dijo...

Si dura es la época que estamos viviendo, más dura parece que será la que nos espera.

Si pensamos en el futuro (por inmediato que sea) nos asustamos. Más que nunca, hemos de vivir el presente y -más que nunca- confiar en Él el futuro.

Un abrazo

Andy dijo...

Yo dejé de fumar hace ya un año y unos cuantos meses. Es una de las mejores decisiones de mi vida. Estoy muy orgulloso por no haber vuelto a fumar.

Y sin parches ni pastillas ni nada. Sólo con la ayuda de Dios y mi fuerza de voluntad.

La verdad es que ahora me resulta curioso entrar a cualquier bar o cafeteria y ver que el ambiente está limpio. Eso si, como tú has comentado, cuando vcoy paseando por la calle veo reunidos en corrillos, en la puerta de los establecimientos, a los fumadores con cara de pocos amigos.


Por cierto, pobre mujer... espero que al menos encontrase la cartera.

Un abrazo.

Juan Ignacio dijo...

Me quedo con "España es en realidad una dictadura".
Aunque me estremeció un poco la señora buscando su cartera.

Javier Vicens y Hualde dijo...

En Nairobi está prohibido fumar por la calle. Lo sé porque me lo ha dicho un novicio benedictino que es de allí y está aquí aclimatándose. También me ha informado de que el presidente de Kenia se llama... vaya, se me ha olvidado. Creo que me ha dicho Emilio.

Kris Kelvin dijo...

Feliz año nuevo (con mucho retraso), Fernando.

He andado algo desconestado.

Natalio Ruiz dijo...

Siempre pensé (incluso y especialemente cuando fumaba bastante) que el cigarrillo es una molestia objetiva para cualquier tercero. Entiendo en el encono pero no me parece mal que no se fume en lugares cerrados.

Respetos libres de humo.

Natalio

Fernando dijo...

Conforme contigo al 100%, Paterfamilias, en los temores y en las esperanzas.

No me pega nada que fumaras, Andy, es una sorprea para mí. Yo no he fumado nunca, pero odio las imposiciones extremas, como creo que es ésta.

Sólo vemos la pérdida de las libertades cuando tocan a nuestros pequeños hábitos, Juan Ignacio.

Me alegro de lo que me dice, Don Javier, pues Nairobi, capital de Kenia, es el modelo de Estado al que nos dirigimos, aunque con menos calor.

Igualmente te lo deseo, Kris, gracias.

Insisto en lo dicho a Andy, Natalio: yo nunca he fumado pero no puedo soportar las imposiciones extremas, como es ésta.

AleMamá dijo...

Tremendas cosas se ven, Fernando. ¡Qué pena! y es generalizado, acá también sucede.

Buen recuento, como nos tienes acostumbrados. Me encantan.

ALMA dijo...

Sobre la Ley Antitabaco, aqui han llegado comentarios diversos, desde detención de personas que no acataron la orden a otras hasta cómicas.

Pregunto: Los números de la loteria, no estan todos en el bolillero, o solo los de ese negocio?

Ayyy la cartera!!! aqui en Buenos Aires, con los arrebatos es muy común que una vaya por la calle revolviendo en la basura a ver si encuentra al menos los documentos!!

Besito y buena semana.

Fernando dijo...

Bienvenida de nuevo, Alemamá.

Detenciones por la Ley no ha habido, Alma, salvo una de un señor que perdió los nervios cuando el camarero le pidió que dejara de fumar (por miedo a la multa) y le pegó una paliza; fue detenido, pero no por el tabaco sino por la agresión. Y, sí, hay iguales oportunidades para cualquier número, pero si en una adminsitración se vende el 25% de los números es lógico que haya más oportunidades de que el Gordo caiga ahí.