viernes, 8 de octubre de 2010

Tiempo de silencio

No tengo cuerpo, estos días, para salir a buscar un nuevo lector.

¿Cuántos blogs de los que visitas te devuelven la visita? ¿1 de cada 5? Y de los que te devuelven la visita ¿cuántos vuelven más veces? ¿1 de cada 5?

No tengo cuerpo, estos días, para ir a buscar por 25 blogs desconocidos.

21 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

¿Perseguis lectores? No es saludable.

Andy dijo...

Yo es que no tengo paciencia para hacer eso... y bien sé que es clave del "marketing" bloggero... pero es que no me sale.

De todas formas, siempre son más los que te leen y no comentan que los que leen y comentan. Me doy cuenta de eso por el contador que me registra las visitas diarias y las nacionalidades.

La proporción es orientativa, porque siempre hay un número que llega por casualidad a través de un enlace a tus imágenes o a algún texto concreto por google y ya no vuelven, pero hay otros que vuelven con regularidad.

De modo que yo me quedo contento si tengo un público que encuentra provechoso los textos que pongo, los leen y les sirve, aunque no me comenten.

Al mismo tiempo digo que los comentarios son la "chispa" de todo blog... y que agradezco como agua de mayo los que me dejáis, especialmente los "incondicionales" como tú, Capuchino y PAINted, porque me hacen mucha ilusión.

Por ello os doy las gracias de corazón, porque sin vosotros mi blog estaría "pelao" y un poco triste, jeje.

¡Gracias!

Javier Vicens y Hualde dijo...

¡Ánimo don Fernando! ¡Hoy es viernes!

Esperanza dijo...

No te estreses Fernando, que nunca se sabe donde habrá un lector nuevo!
Además, los que pierden son los que no te leen, no tú :)

Analía dijo...

ufa!! escribí todo un comentario y me marcó ERROR.

decía que no te desanimes, que no importa cuántos lean, basta con que a uno solo en el ciber espacio le llegue algo lindo a partir de lo que escribimos.

Dejo mi "presente"; ando por acá algunas veces sin dejar huella.

Saludos!

Kris Kelvin dijo...

No te preocupes por la cantidad sino por la calidad. Leerte es un placer.

Un saludo

Angi Burt dijo...

Pues a mí me encanta venir y leer.
Ya te pregunté una vez ¿para cuándo un libro?

Fernando dijo...

¿Por qué no,Juan Ignacio? Es la forma de supervivencia del blog, al menos en mi caso.

Eres muy majo, Andy, y ya te recomendé en su día que llamaras a más puertas, porque lo que escribes podría interesar a más gente. No te pareció necesario, y eso es algo que respeto.

¡Viernes víspera de tormenta en Madrid, Don Javier, gracias!

Así es,Esperanza,tu caso es la mejor demostración de que a veces viene gente estupenda que uno no ha buscado, gracias.

Muchas gracias,Analía, eres muy amable.

Lo de la calidad es importante, Kris, y yo doy gracias a Dios porque mis blogamigos habituales son comentaristas de 1ª.

Para nunca, querida Angi, tener un blog es un lujo, yo no envidio a ningún escritor de libros, que escribe sin contacto con los lectores.

¡Gracias a todos!

Andy dijo...

Fernando, ¡no creas que no lo he hecho!

He llamado a más puertas pero no ha habido mucho resultado... un comentario en el mío después pero poco más. Sin embargo otros, aunque no escriben si se pasan a leer.

En fin, yo de vez en cuando llamo pero na-nai jeje.

¡Un abrazo!

Embajador en el Infierno dijo...

¿Que más da que te lean?. Para Dios no hay héroe anónimo.....ni bloguero desconocido.

Maria Jesus dijo...

Fernando, escribes muy bien cosas interesantes y tus comentarios en los blogs son atinados, eres de los pocos que se nota que han leido lo que has escrito.

Efectivamente, si quieres comentarios tienes que trabajartelos, pero con que a alguien le sirva algo de lo que dices, aunque no comente, es suficiente.

Por otro lado cuanto comentario insulso hay, que no aporta nada.

Lo bueno del blog es que es libertad total y puedes hacer lo que te apetezca en cada momento

Un abrazo

AleMamá dijo...

¡Qué calidad de amigos te gastas, querido Fernando! y te queremos tanto y nos gusta lo que escribes.¡No te lamentes ni saques cuentas!

Por ahí dijo alguno que muchos son los que se asoman sin comentar, y es así. Lo importante es lo que nos dejas y eso no tiene estadísticas.

Un abrazo

Fernando dijo...

Hay que perserverar, Andy, en esto como en todo hay que perserverar.

Así es, Embajador, nunca hay que olvidar esa gran verdad.

Así es, María Jesús, es un lujo poder escribir o no escribir, contestar o no contestar, ir y volver, no sentirse atado, ser libre.

Bienvenida a Vitacura, Alemamá, no quería que los mineros hubieran salido fuera sin que tú estuvieras en tu puesto de batalla. Ahí lo celebraremos todos juntos.

Juan Ignacio dijo...

Es muy estresante...

lemaki dijo...

Siento mi retraso, pero mis ultimas visitas fueron antes de que disfrutaras de tus vacaciones... hoy, alguien me escribió un comentario en mis primeros post de julio y encontré tu blog, de ahí que este ahora por aquí...

No te preocupes, yo no escribo en los blogs para que me reembolsen o reintegren la visita, me gusta leer y ese el motivo de mis visitas... por tanto, me alegro de volver por tu casa...

saludos.

Fernando dijo...

Para mí, si estoy en un buen momento mental, no es estresante sino divertido, Juan Ignacio.

Gracias, Lemaki, me he dado un paseo por tu blog y me he quedado impresionado por la cantidad de blogamigos que has hecho en tan poco tiempo. ¡Felicidades!

Juan Ignacio dijo...

Es que precisamente, tu dices que no te es estresante cuando estás en "un buen momento mental". Pero los malos momentos mentales, ¿no surgen por no poder hacer esa tarea de búsqueda de lectores que haces? La misma entrada diciéndolo, ¿no es una manifestación de ello? Perdoname si me equiovoco, así te conoceré más.

Fernando dijo...

Juan Ignacio:

Es necesario estar en un buen momento mental para ponerse a dejar tu enlace por toda la red. Si uno está triste o pesimista y se pone a esa tarea y nadie le hace caso, la operación no es saludable, es estresante, como decís, añade oscuridad a la oscuridad de la vida.

Dicho esto, no basta con estar en un buen momento mental para meterse en esa aventura. Yo ahora estoy en un buen momento mental, pero no tengo cuerpo (usé a propósito una expresión ambigua) porque vivo aún la euforia del inicio del curso, estoy metido en varias historias, me da igual que venga gente nueva o no. Y, si falta ese motor, no vale la pena la búsqueda, ¿verdad?

Juan Ignacio dijo...

Entiendo, entiendo...

Jorge dijo...

A mi me pasa lo mismo, quiero comentarios. ¡Yo quisiera tener las visitas que tú tienes! y ni hablar de todos los comentarios, que también -siempre- tienes.

Ciertamente, hacemos un blog para que nos lean. Yo comparto tu avidéz por invitar a más personas a que vengan a tu blog y prometo comentar más.

Un fuerte abrazo y un afectuoso saludo.

Fernando dijo...

Me alegro, Juan Ignacio.

Anímate a publicar, Jorge, me pasé por tu blog y estaba aún la última entrada que comenté. Tu estilo es muy bueno y a poco que lo vendieras por la red tendrías tu público.