miércoles, 6 de octubre de 2010

Deportivo de La Coruña

Si piensas en tus épocas felices del pasado, verás que siempre hay un día en que eres feliz por última vez, sin saberlo. Vas a tu casita junto a la playa, disfrutas de la puesta del sol, al irte le dices al mar "hasta la próxima", sin saber que días después habrá una riada que se llevará por delante la casa.


Mi equipo, el Deportivo de La Coruña, llegó a la mitad de la Liga 2009-10 en una situación excelente: iba el 7º, dispuesto -como siempre- a luchar por el 6º puesto que le permitiría ir a los torneos europeos. Ese día jugaba en casa con el Athlétic de Bilbao, y cuando el gran Filipe Luís intentó meter gol el portero vasco se le cayó encima (involuntariamente, supongo) y le destrozó la pierna. De la gravedad de la lesión da idea que sólo ahora, nueve meses después, el brasileño ha podido volver a jugar.

Fue -sin saberlo nosotros- nuestro último día feliz. El equipo, sin Filipe, empezó a perder y a empatar, empezó a bajar puestos, y acabó la Liga en el 10º. También se arruinó, y tuvo que vender a Filipe Luís y a otros jugadores.

Esta Liga 2010-11 no empezó muy bien. El equipo le echa muchas ganas, el entrenador Lotina también, pero por ahora ha perdido 3 partidos y ha empatado 3. La última (por ahora) estación del viacrucis fue el domingo pasado, en el Santiago Bernabeu, cuando el Real Madrid nos coló 6 goles. ¡Hasta Cristiano Ronaldo marcó!



A día de hoy, mi equipo, el Deportivo de La Coruña, ocupa el último lugar en la clasificación de la Liga.

11 comentarios:

Andy dijo...

Mi solidaridad contigo Fernando... porque ya es grave que hasta Cristiano Ronaldo os marcara.

Un abrazo y ¡ánimo!

Juan Ignacio dijo...

Sigo esta pequeña historia. Incluso he sorprendido a los compañeros de mesa, tan futbolísticos ellos, hablando de La Coruña y el objetivo del sexto puesto.

Fernando dijo...

Eso te da idea de cómo vamos, Andy, a ver si nos compra un jeque, como al Málaga.

OH!!! Pa que luego digan que uno no aprende cosas útiles en los blogs, Juan Ignacio. Debiste de dejarles atónitos, me alegro.

Esperanza dijo...

Pero la liga está empezando, ¿no?

Miguel A. Pazos Fernández dijo...

Tu equipo es mi equipo del alma. Y vamos muy jodidos este año... Y Lotina no le echa ganas. Precisamente su problema es ese conformismo con el equipo haga lo que haga.

Saludos.

Albert dijo...

"Si piensas en tus épocas felices del pasado, verás que siempre hay un día en que eres feliz por última vez, sin saberlo."

Muy interesante reflexión que contiene mucha verdad.
Saludos,
Albert

Marcos dijo...

Me temo que nuestro último día feliz fue el 4 de mayo de 2004. Aquel día el Oporto de Mourinhno nos dejó fuera de la final de Champions. Desde entonces pocas alegrías hemos tenido... pero vendrán. Jugadores como Juan Domínguez, Rubén, Urreta, Saul, Lassad... prometen un futuro lleno de tardes de gloria.

Qué malos recuerdos guardo de aquel partido, que vi en bar lleno de humo, ya empezado, y con tres coca-colas...
DEPORTIVO DE LA CORUÑA 0
Molina - Manuel Pablo, Cesar, Naybet, Romero - Duscher, Sergio (Diego Tristan 66), Victor (Scaloni 54), Valeron, Luque (Fran 71)- Pandiani

OPORTO 1
Paulo Ferreira, Jorge Costa, Ricardo Carvalho, Nuno Valente - Costinha, Maniche, Pedro Mendes (Bosingwa 88) - Deco, Derlei (McCarthy 90+1), Carlos Alberto (Pedro Emmanuel 67)

Fernando dijo...

Así es, Esperanza, aún hay poca diferencia de puntos, si en la próxima jornada el Depor gana y los de delante pierden puede subir, de golpe, del puesto 20º al 15º.

Me alegro de la coincidencia, Miguel A.. No tengo elementos para juzgar sobre la actitud de Lotina, sólo le ví un día en la tele, en Intereconomía, y no me pareció un hombre pasao, pero no tengo más criterio que esto.

Me alegro de verte de nuevo, Albert, eres muy amable.

Vaya memorión, Marcos, se nota que para ti fue una jornada importante, yo no la recuerdo, esa es la verdad. Mi memoria acaba en el partido que cité en el post, cuando todo se vino abajo, empezando por el portero del Athlétic.

Miguel A. Pazos Fernández dijo...

Yo me acuerdo perfectamente de ese día. Toda Galicia estaba ilusionada... lloré. Solamente fue equiparable al penalti de Djukic.

Saludos.

Miguel A. Pazos Fernández dijo...

El penalti sí que no lo viví, tenía 3 años y mis recuerdos son escasos jeje

Fernando dijo...

Entiendo que lloraste el día del año pasado, de 2009, no el partido al que se refiere Marcos, ¿no, Miguel A.? Me impresionaron las caras de desesperación de Lotina y de Lendoiro, quizá en ese momento ya intuyeron el desastre que iba a venir.

En fin, ¡a pelear por seguir en 1ª!