martes, 20 de abril de 2010

Tormenta

¿Se puede escribir posts durante la tormenta?


Empieza una operación para echar a dos funcionarios cercanos a mí.


Rezad por ellos: de aquí a junio se juega su futuro.






(¿"Se puede" o "Se pueden"?)

13 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Me gustaría darte una respuesta académica, con objeto directo y objeto indirecto, pero no la sé.
Creo que es "Se puede".

Andy dijo...

Rezaré por ellos.

Con respecto a lo del "se puede/ pueden" he encontrado un ejemplo:

“se vende pisos” (impersonal) = alguien vende pisos
“se venden pisos” (pasiva refleja = pisos son vendidos

No sé si esto ayuda.

Javier Vicens y Hualde dijo...

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
¿Se pueden escribir los versos más tristes esta noche?
¿Se pueden escribir versos tristes en una noche tormentosa?
¿Pueden esos versos escribirse?
En cuanto subrayamos el plural con un artículo (los posts) o con un adjetivo (amargos posts) queda patente la falta de concordancia con el verbo.
Claro que también es útil volver la frase en pasiva. Usted no pregunta que si se puede escribir la palabra "posts" durante una tormenta sino si los posts pueden ser escritos con tanta agitación meteorológica.
He dicho.

Ramón dijo...

Comparto la explicación de Andy, pero tampoco sé si ayuda. Lo que no sabía es que se pudiera echar a un funcionario (dos en este caso). ¿Los echan, los cambia de sitio o qué? ¿Y eso es legal?

Albert dijo...

Una pregunta un tanto ignorante por mi parte: ¿Es tan sencillo echar a un funcionario a la calle? Mera curiosidad.
En caso de duda gramatical yo suelo recurrir a elegir la que me suena mejor. En este caso sería: se pueden.
Saludos.

Esperanza dijo...

Hola.

Me ha podido la curiosidad ¿podrías decir (aunque sea un poco en general) qué han hecho para que quieran echarles?
Hace cosa de un año leí en un Boletín la sentencia por la que se expulsaba a dos funcionarios con destino en Avila. Creo recordar que tenían una gestoría paralela.

Yo también diría se pueden, porque posts es un plural.

maria jesus dijo...

Supongo que será que los trasladan y no que les hayan montado un expediente o algo así.

¿O es que ahora se puede echar a los funcionarios?

Rezaré por ellos

Fernando dijo...

Juan Ignacio, Andy, Don Javier, Albert, Esperanza, gracias por las aclaraciones lingüísticas: son tan sólidas a favor de ambas tesis que he de pensar que las dos formas con correctas.

Don Javier y Esperanza, bienvenidos.

Ramón, Albert, Esperanza, María Jesús, no, no se puede echar a un funcionario si no es porque ha cometido una falta disciplinaria y le ponen una sanción. En este caso, la duda -espero- es si echarles más o menos meses: por eso hay que rezar,para que les echen a su casa el menor tiempo posible y luego vuelvan.

Esperanza, la acusación es ¡no haber cumplido el horario! ¿No te parece divertida, conociendo la Administración española?

Natalio Ruiz dijo...

Es que cuando el funcionario deja de ser funcional al funcionario que lo hizo funcionar la cosa no funciona y hay que traer a otro que funcione como funcional al funcionario pero el funcionario que estaba funcionando debe dejar de funcionar para que el nuevo funcionario entre en funciones.

Hay algo que no funciona en las administraciones estatales.

Dios nos regale más funcionarios honestos como vos (desde lo que parece en el blog...).

Respetos funcionales.
Natalio

Esperanza dijo...

Pues no, a priori no me parece ni medio normal que lo que es una falta leve que en principio podría sancionarse con deducción proporcional de haberes (si es dejar incompleto el horario) o con un apercibimiento (si les hubieran pillado fichando en "posición antirreglamentaria") lo vayan a sancionar con suspension de empleo y sueldo de ¿meses?. La sanción más grave que he visto por irregularidades en el fichaje es de 1 mes a un par de reincidentes triples.
En fin, rezaré por ellos porque da la impresión de que les quieren utilizar como "chivos expiatorios", cuando los que les sancionan seguro que han hecho lo mismo que ellos alguna vez.

ciao!

ps. volveré por tu blog alguna vez.

Fernando dijo...

Hola, Natalio, soy incapaz de contestar con ingenio a tu trabalenguas. Digamos, simplemente, que es tonto llamar funcionarios a los funcionarios españoles cuando somos la gente que peor funcionamos en la sociedad (en general).

Hola, Esperanza, tu respuesta me hace intuir que no vives lejos de la Administración. Sí, por supuesto que no son un caso aislado sino que tiene que ver con otros rollos, y que les ha tocado a ellos como nos podía haber tocado a cualquiera. / Vuelve cuando quieras, serás muy bien recibida.

ALMA dijo...

Fer, no entiendo bien a que te referis cuando decís funcionario.
Si es una persona que trabaja en una oficina ya sea en el ámbito oficial o privado, aqui en la Argentina se los separa del cargo sin mas. No es necesario que medie alguna sanción disciplinaria, por ejemplo.
Solo pueden aducir que "ya no encaja dentro de la actual estructura de la empresa" y adiós o bien "ya no se necesita de su servicio" o directamente "los haberes no gozados están a su disposición" en el mejor de los casos y a veces directamente no te dejan entrar a tu trabajo habitual y sin explicaciones dejas de trabajar. Este último método de despido se usa generalmente cuando se vuelve de vacaciones.
Es terrible, es doloroso, es penoso pero es la realidad que hoy por hoy se está viviendo.
Creo, que la oración ayudará a estas personas.
En cuanto a puede o pueden, si se puede escribir post durante las tormentas, aunque cueste y se pueden escribir post bellisimos, aunque la tormenta vaya por dentro

Besito y buena semana

Fernando dijo...

Hola, Alma. En España la palabra "funcionario" se aplica sólo a los que somos empleados de las Administraciones Públicas tras aprobar una oposición. Es difícil entrar pero luego es difícil que te echen, sólo se puede por causas disciplinarias, por jubilación, por baja o por fallecimiento.

El otro drama al que te refieres es el del paro, que en España va peor, mes a mes: es lo que tú dices, llegas un día a tu mesa y tienes una nota del Jefe de Personal para que vayas a verle, adiós ilusiones, adiós vida, adiós hipoteca.