jueves, 15 de abril de 2010

Seguridad Social

¡¡Sobran tantas cosas en nuestra vida y en nuestros escritos!! Hice hace tiempo un post, recomendando a un nuevo bloguero que podara lo superfluo, que no tentara la paciencia del lector.


Tengo un problema en un trámite con la Seguridad Social del Ministerio de Trabajo: me complican la vida innecesariamente. Muy enfadado, decido mandar una carta de protesta que redacto en tratamiento de texto: ahí narro la historia, el primer problema, mi primer enfado, el segundo problema, mi segundo enfado, la (mala) solución definitiva, meto un par de puñaladitas a la gestión del Ministerio, exijo eficacia, yo pago mis impuestos, me río de la propaganda oficial.

Entro en la página web del Ministerio, voy al correo, meto mis datos, llego al apartado "Quejas y sugerencias", vuelvo al tratamiento de texto, copio, pego en "Quejas y sugerencias", repaso, todo está bien, doy "Enviar".

La página me responde: "Texto demasiado extenso: máximo 600 caracteres".

Vaya, ¿cuánto son -en párrafos- 600 caracteres?

Vuelvo al texto, lo limo, quito el "Estimado señor" y el "Atentamente", podo mis quejas sobre los impuestos, recorto la descripción de mis enfados, lo vuelvo a enviar.

"Texto demasiado extenso: máximo 600 caracteres".

Vuelvo y vuelvo, explico telegráficamente los problemas, cambio "tuve que volver caminando bajo la lluvia a su oficina más cercana un frío día de marzo, creo que era martes" por "volví", quito la explicación sobre si el funcionario fue amable o antipático, elimino cualquier mención a mis estados de ánimo, quito y quito y quito, vuelvo a probar.

Al 4º intento el programa se traga el mensaje: antes me lo deja ver, qué mono, qué corto ha quedado, 600 caracteres son unos cuatro párrafos, más bien ligeros.



¿Qué hago ahora? ¿Mando otro mensaje protestando por tanta dificultad? ¿Qué tal "En 37 caracteres: sois vagos hasta para leer"?

10 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Tenés que copiar y pegar el texto en Word.
Allí tenés la función Herramientas/Contar palabras.
Lo vas editando y las vas contando.

De todos modos no creo que lo que sobre en un blog sobra en otro lado. Deberían dejar explicar el problema con todo detalle. Salvo que sean tan eficientes que lo solucionen en dos o tres días. Entonces sí me resigno a explicar tanto. Porque sería como si me dijaeran: basta, no se moleste más, en seguida se lo solucionamos.

Juan Ignacio dijo...

Contar palabras cuenta tambien caracteres, párrafos, etc.

Ramón_Lozano dijo...

Inmensos los últimos 37 caracteres, jajaja

Es algo que da mucha rabia. Escribes algo, exponiendo el problema y la situación lo mejor posible, y al final debes resumir tanto que casi ni lo entiendes.

También se trata de una buena táctica para después declarar ante los medios que las quejas existentes son pecata minuta, que bien pueden recogerse en unas pocas líneas. No son listos ni "ná"

Capuchino de Silos dijo...

Es que hay que decir: papá pupa.

¡Qué gente!

Andy dijo...

Jajaja, que arte tiene tu post.

Tienes más razón que un santo...yo un día escribí para quejarme a mi ayuntamiento y me pasó exactamente lo mismo...al final, de recortar y recortar me quedo algo como: "muy mal hecho. Andrés"

En fin...esta burocracia de flojos...

Aunque también puede ser cosa de: "Pongamos un margen pequeño para que no puedan escribir casi na" jaja.

Un saludo.

Fernando dijo...

Desconocía esa función, Juan Ignacio, ya ves qué burro. La he probado con algunos documentos y me he admirado de cuánto he tenido que teclear para redactarlos.

Nunca protesto, Ramón, siempre es inútil, pero este caso me dio tanta rabia que me animé a hacerlo. A lo mejor hasta paso de leer la respuesta en el correo.

Gente o gentuza, Capuchina, no sé, qué rabia da todo.

Así es, Andy, cuanto menos puedas escribir menos han de trabajar en leer, una vergüenza.

maria jesus dijo...

Inmejorables los 37 caracteres. Yo que tu los mandaba

ALMA dijo...

Ayyy!!! mi querido Fer... esto en Argentina es habitual, creo lo mejor - al menos por estos lares - pedir el libro de quejas y escribir con letra prolija la queja, al menos uno puede ver la cara y gritarle si es necesario a la persona responsable

Tal vez no soluciones nada, pero al menos ganas en salud: te quitas el stress

Buena semana

aminuscula dijo...

Jajaja, pues oye, sí hay que enviar un segundo correo como dices.

Me has hecho reír. Buenísimo, Fernando.

AleMamá dijo...

Acá pasa igual.
Hace un tiempo, en un sitio oficial yo quería hacer una sugerencia, pero la csilla para eso no funcionaba. Sólo tenían habilitada la de reclamos, jejeje