miércoles, 2 de julio de 2008

Párrafos de Julio. Las fotos

Voy a recoger las fotos carnet. De camino, ruego al Santo Patrón de las Cosas Bien Hechas: "Por favor, que me las den en una funda pequeñita". Y es que me gusta que cada cosa que compro tenga el envoltorio adecuado. "Si yo, por fin, tuviera mi papelería, habría una bolsa para cada producto, y cuando fuera a vender uno nuevo, encargaría nuevas bolsas: diminuta para el sacapuntas, gigantesca para el archivador, alargada para el boli, cuadrada para el taco de hojas, todas con la marca de la tienda. Luego, con los clientes habitales, discutiría si es mejor ésta o aquella: "Ésta no, que le va a quedar grande" "Sí, pero quiero que el cuaderno vaya haciendo ruido"". /// No hay suerte: me da la tira de las 4 fotos, sin recortar, y las mete en un sobre enorme, de los de correos; un poco más, y le pone el sello. Mis 4 caras, muy serias, se hunden en las profundidades oscuras. Ya fuera, recuerdo con melancolía las casas de fotos a las que iba de niño, con mi madre, cuando te las recortaban cuidadosamente, te hacían un montoncito, te las metían en una bolsa diminuta de papel de seda, te las daban diciendo "Toma, guapo".

5 comentarios:

Ramón_Lozano dijo...

Ahora cuanto menos tardan en revelarlas peor servicio te ofrecen y yo he llegado incluso a padecer algo que me parece lo más cutre que he visto: me recortaron un par de fotos y las otras 4 me las dejaron sin recortar, y ale, a su bolsita del tamaño de una postal.

Lo de las bolsas diferentes según el artículo está bien, es original y da buena imagen del establecimiento, pero te puede salir por un ojo de la cara...

un saludo

(sin número) dijo...

Pues anda... veo que Jaén está más avanzada que Madrid... xD Aquí me dan las fotos recortadas y en un miniportafotoscarnet, al instante.

Un saludo

Jesús Sanz Rioja dijo...

Para mí lo peor de las fotos de carnet es mi propia jeta.

Fernando dijo...

Querido Ramón, mi tienda sería muy fina, de las de perder dinero a cambio de vender lo que quisiera, como quisiera.

Querido Sin Número, muchas veces las cosas fuera de Madrid guardan el encanto que aquí se perdió hace mucho.

Querido Ramón, no será para tanto.

F.

Juan Ignacio dijo...

Acá las ponen en un sobrecito plástico de cara transarente y fondo opaco. Siempre salgo con cara de presidiario.