viernes, 13 de enero de 2012

Shakespeare

Saco de la biblioteca pública un tomo con las tragedias y comedias de Shakespeare.

Varias obras me angustian pues reflejan bien una idea muy mía: la vida es hermosa pero siempre hay algo que la estropea, la envidia (Otelo), el egoísmo (El Rey Lear), los celos (Cuento de invierno), la ambición (Macbeth). A partir de esa ruptura del orden todo va mal y ya nada volverá a ser igual, incluso cuando desaparezca la causa del desorden. Ahí, en medio, aparece la famosa frase, "la vida es una historia, llena de ruido y furia, contada por un idiota, que no significa nada" (Macbeth).

Por el contrario, disfruto mucho con las comedias alegres, llenas de luz y de hadas, cuyo mensaje es: sí, la vida merece ser vivida, los problemas acaban pasando, no hay que agobiarse. En El sueño de una noche de verano y en La tempestad aparecen geniecillos y hadas que hacen trucos, como en un cuento infantil, y que ayudan a que todo acabe bien. En Noche de Reyes la protagonista, Viola, disfrazada de hombre, entra al servicio del duque Orsino y se enamora de él: el señor la manda con mensajes amorosos a la noble Oliva, quien a su vez se enamora de ella, creyendo que es un varón. Por si fuera poco lío aparece el hermano gemelo de Viola, Sebastián, que acaba casándose con Oliva, igual que Viola con Orsino.

Y otra frase, esta bonita: "nuestra vida está compuesta de la materia de nuestros sueños" (La tempestad).

5 comentarios:

Andy dijo...

La última frase es, sencillamente, genial.

Yo comparto la visión más optimista de la vida. Algunos podrán alegar que esto se debe a mi juventud. En parte es así, pero también tengo que decir que he vivido y estoy viviendo situaciones nada idílicas y sí muy dramáticas.

Con todo, es la fe la que da sentido pleno y global a la vida, con sus luces y sombras, sus dulces y sinsabores.

Merece la pena vivir, hemos sido creados por el Amor para el amor.

NIP dijo...

Buenos días Fernando. Sueño de una noche de verano me gustó mucho tal vez, sin saberlo, por ese mundo que relatas en contraposición con el que vivimos en el que solemos estropearlo todo introduciendo nuestro desorden original. Tomando esa carne mortal vino la Luz señora de la historia y de cada vida y me estremezco al pensarlo mientras sigo indagando ¿por qué soñamos? ¿Qué sentido tiene en mi vida el sueño y lo que en él se desarrolla? ¿Por qué la Luz habla también en sueños? La vida es y queda todo por indagar. Un abrazo.

Fernando dijo...

Así es, Andy, pese a todo merece la pena vivir, y así lo refleja Shakespeare en las comedias que he citado, donde hay problemas que siempre se resuelven.

Así es, NIP,Él es nuestro sueño, mucho más serio y más fiable que todas las hadas y todos los duendes de Shakespeare y de las películas contemporáneas.

Miriam dijo...

La semana psada me entregaron una invitación a una boda en la que nos animaban a "formar parte de la banda sonora de nuestra vida" (la de la pareja, futuro matrimonio)
Vale, no es Shakespeare,pero me encantó la idea.

Fernando dijo...

Qué bonito, Miriam, me parece muy poético, mejor que las habituale, ¿no?