domingo, 15 de enero de 2012

Locura

A veces
de noche
aún veo
luces de Navidad.

8 comentarios:

ALMA dijo...

Siiiiiiii!!!!!! Fer, yo miro desde la terraza de mi casa, y veo arbolitos armados, con sus luces encendidas!!!!

Además en la oficina donde trabajo, aún no se ha desarmado. En principio porque es mucha la tarea y no hay demasiado tiempo y segundo, porque no hay un voluntario para dicha tarea (a mi no me miren!! jajaja)


En mi casa había guardado todo y estaba muy contenta porque había logrado el orden con rapidez....es que no había guardado todo, ahora que veo en detalle, me quedan adornos colgados de la puerta.

Seguramente estas son las luces que ves....


Buena semana


Nota: te he mandado un correo

paterfamilias dijo...

¿Algunas son intermitentes?, ¿están en los balcones? ...

maria jesus dijo...

Vives cerca de mi casa? Porque aún no he quitado el arbol.

NIP dijo...

Buenos días Fernando. Si los síntomas comenzaron a mediados Noviembre tenlo por normal pues dicen es cosa de la cordura económica de consumo.Claro que con sumo gusto dejaríamos de pagarles la luz el resto y la reluciente subida del catastro al municipio. Un abrazo.

Fernando dijo...

No sé, Alma, queda un poco lejos, no sé si son las mismas. ¿Cómo se te pasaron esas? Yo me puse una tarde y lo quité todo-todo.

La respuesta es sí y sí, Páterfamilias.

María Jesús, no conviene dejarlo tanto tiempo, que ya pronto empezamos Cuaresma.

No estaría mal, NIP, pero ya sabes que es por donde han empezado las subidas de Mariano, qué desilusión. En Madrid ya era prohibitivo, habrá que vender la casa para pagarlo.

Miriam dijo...

Anda, ¡qué suerte¡
Quizás vuelvan los reyes a tu casa, antes del 2013¡

Juan Ignacio dijo...

Dicen que se sacan en Reyes, pero habría que dejarlas hasta el 2 de febrero, día de la Presentación de Jesús y Purificación de María.

Fernando dijo...

No creo que lo merezca, Miriam, ya fueron demasiado generosos el 6 de enero.

Hay gente muy religiosa acá, Juan Ignacio, que es partidaria de dejar el belén puesto todo el año, para recordar el Misterio y desligarlo del folklore de diciembre.