jueves, 24 de marzo de 2011

Portugal

Anoche dimitió el gobierno portugués. Habrá elecciones anticipadas.

Portugal, como España y otros países de Europa, es una familia arruinada. Vivió a lo grande en los años buenos y ahora, en los años malos, sus ingresos no le llegan para cubrir sus gastos. Por los excesos de los años buenos y por las urgencias de los años malos, la familia portuguesa ha ido acumulando una deuda monstruosa con los bancos (ay, sobre todo con los españoles). Cada pocas semanas ha de ir al banco a pedir otro préstamo, no le llega el dinero para vivir, y entonces se asiste al drama de ver al director analizar la nómina, los recortes de gastos, las frivolidades, antes de decidir si le da un préstamo nuevo y a qué interés, cada vez más alto. Por si el drama no fuera pequeño, al lado está la familia alemana, de la que el banco se fía y le da barato.

Ayer miércoles el padre (el primer ministro) reunió a los hijos (la Asamblea) y les dijo que había que hacer más sacrificios, los bancos no estaban contentos con la economía familiar y querían pedir intereses más altos por los nuevos préstamos. La familia se negó, ya está bien de sacrificios, queremos volver a tomar postre, y el padre decidió irse.

No tengo mucha simpatía por este hombre, José Socrates: es socialista, amigo de Zapatero y trajo a Portugal el aborto y el matrimonio gay. Pero en su día tuvo un gesto de dignidad admirable. La comunidad de vecinos (la Unión Europea) ha constituido un fondo de dinero para ayudar a los vecinos en apuros, ya hubo que usarlo con Grecia e Irlanda, e invitó a Portugal a que les pidiera dinero y dejara de tener que ir a los bancos. Portugal se negó: imagínate la humillación de que tus vecinos te presten plata y luego tengan derecho a meterse en tu casa, decir cómo tienes que gastar, cómo tienes que ahorrar. Dijo Sócrates que prefería seguir yendo a los bancos, por muy difícil que fuera esa salida, antes que pedir a los vecinos.

La dignidad se acabó anoche.

¿Qué le importa todo esto a España? Mucho: por la cercanía física y espiritual, pero también por la profecía. Desde el inicio de la crisis la prensa económica de Estados Unidos y Gran Bretaña hizo un maldito juego de palabras, "the PIGS", "los cerdos", cogiendo las iniciales (en inglés) de Portugal, Irlanda, Grecia y España. "The PIGS" iban mal, "the PIGS" tenían problemas, "the PIGS" acabarían quebrando, "the PIGS" son una carga para Europa. Ya han caído la P de Portugal, la I de Irlanda y la G de Grecia, adivina qué letra falta.

6 comentarios:

pater familias dijo...

Bufff, ¡qué miedo!

NIP dijo...

Caeran todos aquellos que no se comporten de una manera responsable, compartimos una misma moneda y economía. No podemos elegir para la dirección nacional a auténticos icompetentes, lo peor de la Nación, ni en Lisboa ni en Madrid, ni en Estambúl. ¿Cuándo tiraremos todos hacia adelante? A esto se suman unas taifas que son nido de corrupciones y boina de rencillas y economías ruinosas. GB no está tan floreciente como piensan, tampoco F, ni I, aquí salvo LX los demás tampoco se aplican a la construcción europea. Un abrazo desde un rincón de la letra que falta.

Juan Ignacio dijo...

Sí, sonó a profecía. Brr.
No puedo opinar muhco pero qué feo eso de los pigs.

(¿Algún comentario de Libia?)

Fernando dijo...

Y qué lo digas, Paterfamilias, nos queda por ver lo peor.

Así es, NIP, RU. o I. tienen peor déficit que nosotros, y todos los grandes (RU., I., F., A.) peor Deuda, pero por la causa que sea nuestros problemas -innegables- son observados con cinco lupas. Esperemos que con los últimos recortes todo vaya moderándose y salgamos adelante, como tantas veces en la Historia.

Super-hiriente lo de PIGS, Juan Ignacio, vos que sabés inglés. Y lo de Libia: no sé si es justo o injusto, pero es de risa para nosotros que Zapatero, que jugó a ser el Príncipe de la Paz, ahora sea de los más entusiastas en apoyar la guerra. Es lo que tiene no tener principios, en eso ni en nada.

ALMA dijo...

Fer, me he enterado gracias a tu post del significado de PIGS.

Los detalles que comentan, dan miedito de toda la situación que si bien la he visto en titulares de los diarios, no habiá prestado demasiada antención.

Buena semana, Fer.

Fernando dijo...

Es todo muy triste, Alma, se están teniendo que aplicar recortes muy duros y ni aún así tenemos seguro que salgamos adelante, en breve plazo. A ver qué pasa al final.