viernes, 4 de marzo de 2011

Edificios

Quedé en la puerta de la parroquia y me hicieron esperar.

Me fijé en los tres edificios de vecinos que hay enfrente. Fueron construidos por el mismo arquitecto, en el mismo estilo. Por primera vez (en 15 años) me di cuenta de que no son exactamente iguales. En el de la izquierda los barrotes de los balcones son sencillos, simples líneas verticales de hierro, en los otros dos hacen un dibujo, como una flor; en el de la izquierda la cornisa superior es lisa, en los otros dos tiene varios entrantes y salientes; en el de la izquierda el borde de las ventanas es de cemento, en los otros dos de ladrillo de dos colores.

¿Cuáles se hicieron antes, el de la izquierda o los dos de la derecha? Si se construyeron de derecha a izquierda hubo decadencia, el arquitecto cada vez tenía menos dinero, cada vez le daba más igual el estilo; si de izquierda a derecha es síntoma de progreso, cada vez había más medios, compradores más ricos, el arquitecto se afanaba más en la estética de los edificios.

En cada uno había, al menos, un cartel de "Se vende".

9 comentarios:

AleMamá dijo...

Yo también me fijo en esas cosas que parecen mínimas pero que hablan mucho.
Buena reflexión lo de la decadencia o ascenso.

Saludos

Andy dijo...

Hace un par de años adopté la curiosa costumbre de mirar hacia arriba (no siempre o me iría chocando con todo, jaja) mientras paseo.

Para mí fue descubrir una ciudad totalmente nueva ya que,acostumbrado a ir siempre mirando hacia delante, desatendía los detalles arquitectónicos y me perdía muchas cosas interesantes, ¡ fue como descubrir un mundo nuevo!

Fachadas curiosas, antiguas,señoriales, medio ruinosas, feas, detalles de figuras, dibujos, ornato...

Ahora, siempre que voy para Teología, me quedo mirando cómo va la rehabilitación del Palacio Villalón, el que será Museo Thyssen.

Gracias a Dios, la rehabilitación le está viniendo como agua de mayo... porque el palacio estaba en un estado verdaderamente deprimente. La fachada había sido destrozada por el malgusto.

Miriam dijo...

Yo sólo miro hacia arriba cuando estoy en otra ciudad.
Cuando me acuerdo y voy por la mia, miro hacia arriba Inmediatamente se conecta una neurona que genera la sensación de estar de vacaciones en una ciudad extranjera
Es curioso

Consuelo dijo...

Al llegar a la escuela de Arquitectura, una de las primeras frases que escuchamos fue "uno empieza a ser arquitecto cuando comienza a mirar hacia lo alto"
Es una forma distinta de mirar... y de ver

Fernando dijo...

Se me ocurrió, Alemamá, cuál habría sido hecho antes, a lo mejor se hicieron al mismo tiempo y unos pisos (los del edificio de la izquierda) eran más baratos que los de los otros dos, no sé.

Andy, en una ciudad tan bonita como Málaga es lógico ir mirando hacia arriba todo el rato, al menos en el centro histórico hay fachadas bien bonitas. Y el palacio que dices creo que sé cuál es, uno al lado de un paseo que a su vez está al lado del puerto, ¿verdad?

Eso me pasó a mí, Miriam, tantas veces como había visto esas fachadas sin fijarme, fue como estar en la puerta de la iglesia de otra ciudad.

Bueno, Consuelo, a mí me pilla un poco mayor para empezar la carrera, pero me parece un buen consejo, se supone que uno es arquitecto porque le interesan los edificios,aunque sean simples casas de vecinos de barrio, ¿verdad? Bienvenida.

Andy dijo...

Fernando el palacio que tú dices, por la descripción que me das, creo que es el Palacio de la Aduana.

El de Villalón está en calle Compañía, justo al lado de la Plaza de la Constitución.

Muchas gracias por el piropo a mi ciudad... ¡qué voy a decir yo de la tuya! Sabes que me parece preciosa.

Lo único malo que le veo es el tráfico y la contaminación, pero vamos, en una ciudad tan grande es normal que se den estos problemas.

Un abrazo.

Juan Ignacio dijo...

Mi comentario no está.
Yo había dicho que seguro el más simple era el más nuevo.
Por el ritmo de vida, que simplificó (no siempre en buen sentido) las cosas.

ALMA dijo...

Fer, admiro tu capacidad de observación, de la cual yo carezco.
Mis amigas dicen que yo veo sin ver y te aseguro que es así. Tan minuciosa descripción, a mi me resultaría imposible realizarla. Si bien miro el cielo, levanto la vista... y ahi me quedo, por eso te admiro.

Besotes y buena semana

Fernando dijo...

Andy, no sé cuál es el palacio que dices, buscaré en un callejero de Málaga, a ver si reconozco la zona. Gracias por lo de Madrid, ha llovido un poquito y ya hasta podemos respirar.

No sé si será como dices, Juan Ignacio, no era una simplificación elegante, como la de un gran arquitecto vanguardista, sino más bien pobre, de ir ahorrando materiales.

Gracias, Alma, pero te aseguro que en 15 años que llevo en el barrio nunca me había fijado en estas casas, lo hice el otro día porque me hicieron esperar.