lunes, 28 de marzo de 2011

Móviles

En el vagón del Metro la chica y el chico se besan apasionadamente. Al llegar a la estación se despiden.

Nada más bajar ella, él se saca el móvil [celular] y mira ansiosamente si ha tenido una llamada o un mensaje. Ella camina dos pasos por el andén, se para, saca el suyo del bolso y hace lo mismo.

13 comentarios:

Andy dijo...

Es que somos adictos a las nuesvas tecnologías... ¡no sabemos vivir sin móvil!

Por cierto, he estado leyendo tu última entrada y me ha dado escalofríos... También ando un poco asombrado leyendo lo que publica Libertad Digital sobre las negociaciones del gobierno y ETA...

Panda de víboras.

Juan Ignacio dijo...

No, es que son recién enamorados y le va a mandar un mensajito de texto para seguir saludándola, diciendo que la va a extrañar, etc. Y ella está esperando a ver si le llega.

AleMamá dijo...

Me ganó Juan Ignacio; iba adecir que se aman tanto que de solo separarse ya se echan de menos.

Bromas aprte, ¡que adicción tenemos al móvil En mi caso , no para hablar, sino porque me siento desamparada sin él.

Saludos

Fernando dijo...

Yo sí, Andy, yo no tengo. Gracias por tu comentario sobre el post anterior. Y, sí, lo de ETA es como para emigrar a Argenina o a Chile.

Qué mirada más limpia, Juan Ignacio. Yo pensé que él tenía más interés en sus amigos (o en otra amiga) que en el recuerdo de la chica, y en el caso de ella lo mismo.

Se te aplica lo de la mirada limpia, Alemamá, y también la aclaración que le hice a Andy sobre el uso del móvil.

pater familias dijo...

¿Te fijaste si era un modelo de móvil con conexión a internet? A lo mejor estaba actualizando su blog o ... mirando si tú habías publicado una nueva entrada. ;-)

Fernando dijo...

No creo, Paterfamilias, ni él ni ella tenían aspecto de lectores de mi blog.

ALMA dijo...

No sé si alguna vez te ha sucedido,estar largo tiempo con nuestro novio/a y luego de despedirlo, nos acordamos que teniamos que preguntarle tal o cual cosa, y a él le sucede lo mismo, se olvidó de comentar o decir tal cuestión.
O tal vez sea una relación clandestina,y ambos controlaron que la coartada dicha haya funcionado y nadie los llamo
O porque no suponer mi querido Fer, que no sean tus lectores? ... hay un determinado perfil?
En mi caso personal, siempre tengo a mi vista el telefono móvil, sin sonido para no molestar, pero en cuanto se enciende la luz de que he recibido un mensaje, pego un salto, dejo todo lo que tengo para hacer y veo de que se trata

En fin, por el trabajo o por distinta razón estamos pendientes de los medios tecnológicos a nuestro alcance

Buen fin de semana.

Fernando dijo...

Querida Alma, no se me había ocurrido la posibilidad que apuntas, y que me aprece brillante: a lo mejor, sí, era una pareja clandestina, y rápido vieron si el legal o la legal les había llamado en ese rato de amor, qué apuro, ¿qué excusa dar por tener el móvil apagado? No lo había pensado, es una opción interesante.

Y no encajaban en mi tipo de lector porque no creo que les interesara nada la luz del sol en un escaparate de Madrid o un comentario sencillo sobre el Evangelio de la Misa o las últimas noticias sobre el Deportivo de La Coruña; a lo mejor me equivoco, pero no parecían encajar ahí.

ALMA dijo...

Me encantó como has fijado un perfil de tus lectores. Tal vez con tu aguda observación, alguna vez podríass escribir sobre ello, aunque creo que ya lo has hecho.

Te cuento, que yo suelo leer tu blog desde mi celular, cuando viajo en el tren o en algún lugar tomando un cafecito

Cariños

Fernando dijo...

Querida Alma:

Sabiendo que me lees en el café o en el tren, a partir de ahora escribiré todavía con más cuidado.

Nodisparenalpianista dijo...

ay

Fernando dijo...

Nodisparen, ¿ay?

Miriam dijo...

uff, yo también soy de las semi-adictas al móvil. Si me lo dejo en casa, cuando vuelvo voy corriendo para ver cuantas llamadas perdidas o mensajes nuevos tengo. Y me rio de mi misma cuando no hay ninguno¡

Y me apunto a la idea de que la pareja consultan el móvil para enviarse un sms de "ya te echo de menos".