sábado, 1 de mayo de 2010

Libertad religiosa (y II): temores difusos

Mis temores difusos respecto a una nueva Ley de Libertad Religiosa son que ocurra lo mismo que ocurre con la Ley de Memoria Histórica y el franquismo, con una diferencia importante: el franquismo es algo muerto en España, mientras que el catolicismo está vivo y muy vivo.

Temo que el anticatolicismo se ponga de moda entre alcaldes, concejales y ministros, igual que la Ley de Memoria Histórica ha puesto de moda el antifranquismo. Durante 30 años los ministros socialistas de Defensa entraron en la sede del Ejercito del Aire en Moncloa, bajo una gran placa que ponía "Francisco Franco, Caudillo de España" y el año de la inauguración, y no pasó nada. Durante 30 años los alcaldes y concejales socialistas o comunistas pasaron por la calle "Caídos de la División Azul" o "Victoria" y no pasó nada: la vida democrática avanzó, mirando al futuro, ocupados todos en los problemas reales de la gente. Llevamos seis años de moda antifranquista, ¿empezará ahora la moda anticatólica entre cargos públicos, como ya ocurre entre cineastas o escritores?

Temo que una Ley de Libertad Religiosa difusa sirva de excusa para medidas anticatólicas, como ha ocurrido con muchas decisiones de ministros, alcaldes y concejales. "Quito este escudo de Franco porque me obliga la Ley de Memoria Histórica", "Quito el nombre de esta calle por la Ley de Memoria Histórica". Pero ¿es qué no tenías antes poder para decorar tu Ministerio o llamar a las calles de tu ciudad como te diera la gana? ¿Te hacía falta una Ley para atreverte? Ahora ¿veremos quitar la estatua de la Inmaculada o la calle de San Isidro y decir al alcalde "yo no quería, pero la Ley de Libertad Religiosa me obliga"?

En fin, temo que la Ley sirva de fundamento para muchas peticiones locas, como -una vez más- ha pasado con la Ley de Memoria: ¿qué pasará si un señor dice que le molesta que una procesión pase por su balcón o que se oiga el tañido del Ángelus del convento vecino o que el día del Corpus sea festivo? ¿Tendrá derecho a exigir que lo quiten por la nueva Ley?

11 comentarios:

Esperanza dijo...

¡Dios quiera que tus temores difusos no lleguen a concretarse!... muy de acuerdo con lo que dices en el último párrafo sobre que una Ley de Libertad Religiosa “Zperina” daría lugar a peticiones locas. .. Piensa que debe haber mucha gente y mucho político de cuarta con ganas de salir en “la Noria” y demás telebasura del Matrix progre _que diría de Prada_ , o que querría hacer méritos para ser liberado sindical, por poner un par de ejemplos.

maria jesus dijo...

¿No tienes la impresión de que el mundo se está volviendo loco? Puede ocurrir cualquier cosa

Nicolás dijo...

Estas iniciativas legales que debemos aceptar por imposición mayoritaria, sirven de aviso a los votantes; para que no voten a ZP los que le han votado y para que vayan a votar los que, por el motivo que sea, no lo han hecho. Porque si hubieran cumplido con su obligación de votar no tendríamos que aguantar tantas estupideces.
Espero que en la próxima legislatura una mayoría razonable pueda cambiar estas leyes.

Fernando dijo...

Así es, Esperanza, teniendo en cuenta la locura a la que ha llevado la otra ley de cito, la de Memoria Histórica, hay que rezar mucho por España y por la Iglesia en España, sobre todo por esta última, a la que mucha gente tiene ganas.

Así es, María Jesús, una ola de locura recorre el mundo, pareció que con la caída de la URSS todo iba a ir mejor, pero no ha sido así.

Hola, Nicolás, bienvenido. Estoy de acuerdo: alguna gente se abstuvo en 2008 y ahora lleva dos años quejándose de la crisis de España, no sólo la crisis económica, también la crisis nacional que vivimos.

aminuscula dijo...

Yo entiendo que una ley de libertad religiosa, ya desde el nombre (que incluye "libertad") debe ser una ley que permita más que una ley que prohiba cosas. Y creo que no afectará tanto al cristianismo como a otras religiones que sí se ven mermadas en sus prácticas hoy por hoy por ser minoritarias. Al menos así lo entiendo yo.

Ramón dijo...

Pues en este país de locos y de antitodo, seguro que algún juez admite a trámite ese tipo de quejas absurdas. Hay gente que se niega a aceptar la historia de España, en la que el catolicismo tiene muchísimo que ver, y que son incapaces de distinguir entre los actos puramente religiosos y los que ya representan una tradición que nos distingue.

ALMA dijo...

Me estoy enterando a través de tus post, Fer, mi amigote, lo que está sucediendo por allá.
Como sabés, aqui siempre nos ha pasado de todo y eso de retirar imágenes del palacio de justicia se dió hace unos años, a pesar que se hicieron rondas de oraciones y también, después de sucedido el hecho se hicieron misas en desagravio.
Personalmente me pasó que. donde trabajo hay una imagen de la Virgen de la Merced, y en alguna oportunidad vino un político famoso y protestó por la presencia de la imagen. Tuve que hacer tripas corazón, porque yo estaba trabajando y no pude responderle como me hubiese gustado, peeero nunca lo voté.
Este político ya falleció y espero que Diosito lo haya perdonado

Besotes y buena semana

Fernando dijo...

Ojalá sea como tú dices, querida a, ojalá la Ley -si es que llega a salir- sirva para poner una pequeña mezquita en un hospital público con muchos musulmanes ingresados, y no para cerrar la capilla católica. Veremos.

Eso es importante, Ramón: que muchas manifestaciones (un belén, una procesión, una imagen) no son solamente religiosas, sino también tradicionales: no se puede enjuciar igual -creo- una procesión de la Virgen de los Dolores que otra de los hare krisna, con todo respeto para estos.

Qué triste lo que contás, querida Alma: yo rezo mucho por Argentina y por toda América, para que no llegueis nunca a los extremos de locura a los que estamos llegando en Europa, en muchas cuestiones.

Andy dijo...

Como me dijo un buen amigo "cuando sale una ley sobre libertad de algo echate a temblar, porque por lo general será para recortar libertades"

Coincido con él, aunque espero que esta vez no sea así.

Un saludo!

Juan Ignacio dijo...

Fernando.

Las leyes de libertad para recortad libertades, por cierto, como dice el comentarista Andy.

Aunque muchas veces son para justificar libertinajes.

De las cosas que mencionaste me quedé pensando en la procesión. Quizás no den más permiso para cortar las calles para hacer las procesiones.

Al final de cuentas yo voy a promover leyes parecidas. Nadie podrá hinchar por su equipo de futbol en voz alta, porque que si gritan River Plate, a mi me ofende, puesto que soy de Boca Juniors.

Además, nadie podrá recomendarme dentifrico Colgate por TV porque yo soy ferviente partidario de Oral B y me ofende que digan otra marca en voz alta.

En fin...

Fernando dijo...

Hola, Andy, es así, por eso hay que rezar para que el gobierno no se meta en esta aventura: no creo que España esté como para montar una nueva batalla, ¿verdad?

Hola, Juan Ignacio, las procesiones como tal no creo que se atrevan a tocarlas, son popularísimas incluso en zonas como Andalucía, muy socialistas; mi temor (y no pasa de ser algo simbólico, como dije en el post anterior) es que prohiban ir en ellas a militares o cargos públicos.

¿Sós del Boca, en serio? ¡Aupa Boca!