viernes, 7 de mayo de 2010

Victoria conservadora

Me quedo despierto hasta muy tarde esperando los primeros resultados de las elecciones en Reino Unido. Esta mañana se confirman los primeros augurios: los conservadores de David Cameron ganan las elecciones, pero sin mayoría absoluta, cosa que no ocurría desde 1974. No tienen mayoría (por ahora) ni siquiera con el apoyo de los unionistas de Irlanda del Norte. Los laboristas se van del poder, tras 13 años, y los liberales no sólo no barren, sino que pierden escaños respecto a 2005. El detalle simpático de la jornada es la entrada por primera vez de una ecologista en la Cámara de los Comunes.

Mi interés por las elecciones es, por supuesto, folclórico: no tengo ni idea de en qué se diferencian un conservador, un liberal o un laborista británicos. El único dato cierto parece ser que los líderes de los dos primeros partidos son jóvenes, guapos y simpáticos, y el del tercero es mayor, feo y antipático (¡y escocés!). No parece probable que en el grave momento que vive Europa los conservadores hubieran actuado de forma distinta a como lo han hecho los laboristas.

...

Si piensas en tu niñez o en tu juventud recordarás el primer hecho de política exterior que te sorprendió, que te dejó huella. En mi caso, este primer acontecimiento del que guardo memoria fue, precisamente, la victoria de Margareth Thatcher en otro mayo, el de 1979 (yo tenía 14 años). En la España de la Transición a la democracia, en que nadie quería ser calificado de "conservador" (eran centristas, populares, ...) me produjo gran asombro que un partido se calificara a si mismo de este modo, y no sólo eso, sino que la gente le pudiera votar y ganara las elecciones. A partir de ahí seguí con mucha atención la labor de gobierno de Thatcher durante 11 años, hasta que sus colegas la degollaron en 1990.

Tras su marcha nunca he vuelto a ver a ningún político que tuviera su capacidad para cambiar las cosas, para atacar el statu quo anquilosado de su país.

Por ejemplo, el chico nuevo, David Cameron, que probablemente la semana que viene ya sea el premier: ¿será capaz de cambiar lo que hay que cambiar en Reino Unido? ¿Será capaz de entrar en Downing Street con la misma frase que usó Margareth Thatcher hace ya 31 años: "donde haya duda, ponga yo fe; donde haya desesperanza, esperanza; donde haya tinieblas, luz"?

10 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Impresionante.
Lastima que a la Thatcher nosotros la hayamos tenido que sufrir.
Pero impresionante.

Andy dijo...

Fernando, me he reído mucho con lo que decías de interés folclórico por no tener ni idea...porque a mí mne pasa exactamente lo mismo. Estoy un poco perdido en materia de política inglesa reciente :S

Yo, por mi corta edad, lo que recuerdo así de pequeñito es principalmente a aznar y la muete de Lady Di...que, a nivel de medios de comunicación, ensombreció la muerte de la gran Teresa de Calcuta.

También me acuerdo de Bill y sus escarceos con la becaria...

AleMamá dijo...

Que conservadores...que liberales....van siendo un poco más parecidos cada vez más a mis ojos.
Mi pregunta de corte es: ¿defienden los valores occidentales, nacidos del cristianismo o no?
Suena ingenuo, pero es lo que me hace la diferencia al momento de votar....en Chile...

Saludos Fer. Vuelas más alto que yo en algunos temas.

Me quedo con el fútbol....¿quién ganará la liga? ¡ay, Pellegrini! cómo me haces sufrir, hombre.

E. G-Máiquez dijo...

Trato de recordar qué hecho de política exterior es el primero que recuerdo. ¡Vaya reto que me has lanzado! Tengo que ir a Wikipedia a cada paso a comprobar las fechas. Si consigo aclararme te lo diré. Coincido con JI: impresionante entrada.

Albert dijo...

Hola Fernando,
Personalmente me he alegrado de la victoria de Cameron. El RU vive en muchos aspectos anclado en el pasado, es una nación anacrónica con unos valores naftalínicos cuando no folclóricos (muy bueno el adjetivo por tu parte).
Si me alegré por Cameron fue exclusivamente por su manifestado antieuropeísmo. La indefinición de los anteriores gobiernos laboristas ha traído consecuencias obstruccionistas para la construcción de la UE. Ahora si Cameron es consecuente con su ideario seguramente nos harían un favor manteniéndose al margen del asunto.
Cordiales saludos.

Esperanza dijo...

yo tampoco puedo aclararte dudas sobre los políticos británicos, aunque sí tengo entendido que la mujer del líder conservador es española. Al menos tienen todos claro que son británicos y lo que quieren hacer con su país (mantenerlo algo al margen del Continente)

El primer acontecimiento internacional que recuerdo en mi vida es el Mundial 1982 de fútbol _ a mi aquello me pareció muy internacional :) y también recuerdo la entrada en la OTAN.

Fernando dijo...

Hola,Juan Ignacio, aquellos meses de la guerra de las Malvinas fueron dolorosos, aquí en España. Quiero pensar que, como tantas veces en la vida, Dios se sirviera de aquello para que la Argentina fuera mejor, a medio plazo.

Hola, Andy, es verdad, yo también me acuerdo de la muerte de Diana, en vísperas de mis vacaciones en la playa: por culpa de su entierro, que vimos en la tele del hotel, perdimos una mañana de playa.

Hola, Alemamá, así es, un conservador que acepta el aborto e ideas similares de los liberales va volviéndose, poco a poco, un liberal, y esto es así en Reino Unido, en Chile, en España y en la Patagonia. En cuanto al fútbol, haré un post hoy o mañana, ya sabes que todo queda pendiente del último partido.

Hola, Enrique, eres muy amable y es un gran honor para mí que te pases por aquí. Te lo agradezco de corazón, por supuesto.

Hola, Albert. Honestamente dije que yo no sabría a quién votar, no sé en qué se diferencian. Y, en materia europea, los liberales parece ser que son más europeístas, pero seguro que si el próximo ministro del Foreign Office es liberal, hará exactamente la misma política europea que han hecho los británicos los últimos 30 años.

Hola, Esperanza, la española es la mujer del liberal, eso ya les hace distintos a los demás, ¿verdad?, seguro que su casa es más divertida que la de los otros. Y, sí, qué bien lo pasamos en el Mundial 82, en casa de mi madre aún hay unas tazas con las banderas de los países que vinieron, fueron días geniales.

Juan Ignacio dijo...

Yo también me puse a hacer el ejercicio, como vos hiciste y como hizo Enrique al leerte. Pero aún no doy con la respuesta. Quizás sea precisamente Malvinas; es muy probable. (Del mundial 78, si incorporamos, como dice la comentarista Esperanza, a los mundiales, no puedo decir que recuerde algo).

ALMA dijo...

Impresionante lo que has escrito, Fer.

Aquí en Argentina, algunos políticos cambian su ideología, según quien sea el que está en el poder en el momento. Hemos tenido ejemplos de personajes que comenzaron de izquierda, luego se pasaron al centro y terminaron levantando banderas de la derecha...en fin es largo y difícil de explicar.

Por otro lado, recuerdo como primer hecho político internacional, cuando era ´chica, mi padre me contó que habían matado a Kennedy, JFK, y me contó su historia y me mostró los diarios. Además yo no alcanzaba a comprender que me quería decir mi padre cuando me relataba que todos los líderes mundiales hablaban de su muerte. Me hacia escuchar por radio los discursos, ya que no teníamos televisión
Los años me hicieron comprender a que se refería.

Besotes y buena semana

Fernando dijo...

Hola, Juan Ignacio, comprendo que no recuerdes nada del Mundial de 1978, sería algo admirable, con 4 o 5 años. Esperanza se refería al de 1982, que fue aquí en España, una auténtica juerga para los que entonces éramos adolescentes (bueno, más bien jóvenes).

Hola, Alma, no me extraña que a tu padre le impactara. Recuerda cuando dispararon a Reagan y durante unas horas parecía que se iba a morir y todo se quedó parado. Si eso ocurrió con Kennedy, que era un hombre tan querido en todo el mundo, es fácil comprender el drama que debió suponer.