miércoles, 22 de octubre de 2014

Whisky

Compro mi champú amarillo. Me lo llevo sin bolsa, en la mano.

Cojo el Metro.

Noto que algunos viajeros y algún segurata me miran raro. Al reflejarme en el cristal del tren que llega comprendo por qué: puede parecer que llevo una botella doméstica llena de whisky.

Viajo muy recto, con la espalda separada de la pared del vagón, y al llegar a la estación camino con paso firme y amplio: que nadie piense que he empezado a beber tan pronto.

11 comentarios:

yeste lima dijo...


Eso es tener una imaginación muy particular.... ¿la botella de champú no llevaba marca o etiqueta?

Y de todas formas, mejor que piensen que era whisky que no pis para el análisis, no?

¿Te imaginas que te hubieran pedido un trago?, jajaja

Besos

ojo humano dijo...

Te entiendo, hay situaciones incómodas. Como dice Yeste, los imagintivos no faltan.
A la próxima llevar una bolsa oscura...¡ah!, podría ser una bomba...uf, no nos libramos ¿no?

Fernando dijo...

Jajajaja, Yeste, ahora me doy cuenta de que a lo mejor miraban raro no porque pensaran en el whisky sino en eso otro. Jajajaja.

Hum... Imagínate que lo llevo en la bolsa y lo olvido en el vagón, Ojo Humano, con la psicosis de atentados que tenemos en Europa. Hubiera acabado en comisaría, fijo.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. Qué hermosa oportunidad para meditar sobre el juicio, la velocidad con la que sentenciamos por las apariencias.Cuando me ocurre procuro despertar algún acto de misericordia en el otro, para que me vea o muestre algo de compasión, que sea también una ocasión para que los demás muestren compasión, aunque sea un falso vicio o imperfección, anda que si supieran los que no van en frascos... Un abrazo.

Luisa dijo...

jajajajajajajajaja

Puestos a imaginar, podría ir relleno de otro líquido que no es tan aromático :)

Lo que yo digo, Fernando, ante todo dignidad.

Besos, muchos

Fernando dijo...

Ya lo dijo Jesús, NIP, no juzguéis y no seréis juzgados: y qué humillante las veces que hemos juzgado con dureza y luego vemos que nos equivocamos.

Ante todo dignidad, Luisa, incluso para trasladar el champú.

ALMA dijo...

Como diría Borges: perdón mi ignorancia, pero que es "Champú amarillo"?

Aquí suelen identificarse como algún producto para bebés.

Repasando los comentarios, a veces - me incluyo - nos apresuramos a juzgar. Sería gracioso que llevaras las aguas de los análisis y te las olvidaras en el micro o bien que te pidieran un "traguito".

Sea cual fuere el contenido de la botella, la prestancia ante todo. Nunca perder la elegancia aunque vayamos al laboratorio o de copas.

Fernando dijo...

Es el jabón líquido con el que nos lavamos el pelo, Alma.

maria jesus dijo...

No eres vanidoso Fernando, otro cualquiera pensaría que lo miraban porque estaba con el guapo subido

ALMA dijo...

Gracias por la aclaración, Fer.

Fernando dijo...

A mis 49 años eso sería una vanidad tonta, María Jesús.

De nada, Alma.