miércoles, 1 de octubre de 2014

En Madrid

Guardo el ventilador, los nikis veraniegos y las bermudas veraniegas. ¿Qué habrá sido de mí, qué habrá sido de España cuando vuelva a sacarlos en mayo o en junio?

El camarero está contento. Le cuanta a un compañero que le han dado el primer billete nuevo de 10 euros que entró en la cafetería, eso da buena suerte, ya le tocó el primero nuevo de 5 euros. Otro camarero le ha ofrecido comprárselo por 15 euros, él se ha negado, quiere tener suerte.

Voy a la óptica, la patilla de la gafa está floja. Me la arreglan con un pequeño destornillador. Luego la ceremonia de siempre. "Gracias, ¿cuánto es?". Sé que me va a decir nada, pero lo pregunto. "Nada, es una atención con nuestros clientes". "Ah, qué amable, gracias".

Mientras espero el autobús suenan el himno nacional y música militar. Va a haber un pequeño desfile en el Cuartel Central de la Armada.  Estoy desanimado por España y no me acerco. La  señora que espera a mi lado canta por lo bajo: "Tú nos dijiste que la muerte / no es el final del camino / que aunque morimos no somos / carne de un ciego destino". Debe ser hija o esposa de militar. Sus niños la miran asombrados. Yo finjo indiferencia.

Hay un pescadero nuevo. Su afán es que cambies de idea. "Deme una merluza". "Reina, la pescadilla te sale mejor". "Quiero atún." "Guapa, el bonito tiene más sabor". Pero yo tengo una idea clara y no quiero discutir. Hay suerte, me toca el antiguo. "Quiero esa pescadilla". "Muy bien". "La quiero en rodajas". "Muy bien". "Con la espina". "Muy bien". "Sin la cabeza". "Muy bien".

13 comentarios:

maria jesus dijo...

La vida misma Fernando. Yo tampoco me atrevo a imaginar como estaremos cuando vuelva a ponerme las camisetas de manga corta

ojo humano dijo...

¿Qué son los nikis?
El pescadero, gracioso, aquí te filetean el pescado, hasta le sacan las espinas, son unos artistas del cuchillo.
Bien la primavera (o el otoño), son estaciones intermedias para disfrutar la paz de la ciudad (decía un ex- mandatario "en la medida de lo posible").
Dios les dé un invierno benigno.

Fernando dijo...

Esperemos que mejor que ahora, María Jesús.

La camisa sin mangas de tela más gruesa que el hilo, Ojo Humano, propia del tiempo cálido. Sí, hay pescaderos y carniceros que son artesanos. Y sí, el otoño es bonito pero en Madrid es breve, qué lástima.

Javier Vicens dijo...

Hace poco pedí lomos de salmón y nada, que no tenían y que patatín y que patatán y que por que no me llevaba una dorada. Piqué, claro. Y al salir vi que en el congelador tenían unos lomos de salmón estupendos. Pero no dije nada. Me hice la dorada a la sal.

yeste lima dijo...

Esperemos que el verano que viene, no estemos, al menos, peor que ahora.

Yo debo reconocer, Fernando, que no soy fácil de convencer en los últimos años... y en la compra, menos, jajaja, si llevo una idea fija de qué voy a hacer en el menú, raro será que me convenzan de otra cosa.

Besos.

Ignacio Trujillo dijo...

Qué bueno, Fernando.
(La palabra niki nos delata...)

Fernando dijo...

Qué feo es el pecado de la mentira, Don Javier, y qué daño hace a la buena fe comercial.

Pues eso me pasa a mí, Yeste, si he decidido pescadilla y llevo anotados los ingredientes de la pescadilla tiene que ser pescadilla, por muy bueno que sea el precio del lenguado.

Así es, Ignacio.

Luisa dijo...

Aquí seguimos sin guardar la ropa de verano.
Hoy salí temprano de casa con idea de andar un rato antes de ir a misa y llegué sudando. El sol aprieta.

Todo lo demás ya se verá. Ahora me desagrada escuchar a los políticos, me desagrada escuchar a Rajoy. No soporto el oportunismo y la mentira. Y desde luego la cobardía no me va.

Mañana a trabajar y a sonreir y Dios proveerá.

Besos, muchos

ALMA dijo...

Un antiguo dirigente politico dijo una célebre frase : " HAY QUE PASAR.EL INVIERNO!" Y el debacle fue catastrófico. Es deseable que no ocurra lo mismo en España. De cualquier manera uds están mucho mejor que la situación Argentina. Ayyyyy

No sabia lo de Nike.

NO

Fernando dijo...

Hummm... ¡Cuánto daría por dar un paseo de una hora bajo el sol de Málaga, Luisa!

Todo son apariencias, Alma, acá sigue habiendo una crisis profunda muy grave que puede salir a la superficie en cualquier momento. Y, al menos, tenemos el freno de la Unión Europea, que impedirían locuras como las de Doña Cristina.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. Nos duele España, ¿seremos muchos?
¡Ayy!. Un fuerte abrazo.

Juan Ignacio dijo...

Y a que estaba y todo lo asentía hubieras agregado: "y quiero cambien a ese otro empleado o que responda como usted".
(Interesante ver cómo se sirve el pescado allí, cuánto detalle)

Fernando dijo...

¿Cómo no nos va a doler, NIP? Sólo la fe en Jesús nos impide caer en la desesperación.

Es un arte, Juan Ignacio: a veces lo dejan tan bonito que te da pena cocinar luego el pescado.