lunes, 7 de mayo de 2012

Mayos de Lavapiés

En la radio hablan de una tradición que no conozco, los Mayos del barrio madrileño de Lavapiés. Mi primera reacción es pensar "Será una tontería, no vale la pena ir". Pero me arrepiento: esa frase, repetidas demasiadas veces, lleva a la depresión.

La tradición -explican- festeja el paso de la infancia a la pubertad en las niñas y coincide con el inicio de la primavera. Se sigue celebrando en algunos pueblos de España. En Madrid se había perdido hace siglos, hasta que hace 25 años varias agrupaciones castizas decidieron recuperarla.

Lavapiés es un barrio tradicional de Madrid, con casitas estrechas, grandes cuestas y churrerías. Voy andando y encuentro varios altares, con mantones, con flores, con cuadros de la Virgen, con rosquillas, con tomillo como el del Corpus de Toledo, con alfombras. Lo que no falta en ninguno es una silla: a veces apoyada en el suelo, a veces sobre una tarima, a veces sobre una mesa, cuanto más alta más se refuerza la impresión de altar. Y encima de la silla una niña -aún lejos de la pubertad- o una joven. Por su actitud las clasifico en dos grupos: unas están hieráticas como imágenes de santas, cuando la gente les hace fotos giran levemente la cabeza como modelos de moda; otras están encantadas, se ríen, saludan con la mano. Por el traje hago tres grupos: vestidas como pequeñas novias; con trajes tradicionales del campo; con trajes goyescos.

(Goyescos: trajes que imitan a lo que aparecen en los cuadro de Goya, a finales del siglo XVIII. Son de colores alegres.)

De un lado para otro van dos grupos de músicos, uno de traje campesino, otro de traje goyesco. Se van parando ante cada niña en su altar ("mayas"), le cantan y le bailan.

Un señor me regala una rosquilla tonta.

Al llegar a casa, anoto en mi Lista de tradiciones "Mayos en Lavapiés", justo encima de "San Isidro" y de "Procesión de María Auxiliadora".

11 comentarios:

Andy dijo...

Qué tradición más graciosa. Me recuerda a las "puestas de largo" que se hacen allá por América.

Fíjate, mi imagen de Lavapiés es más bien de tópico, ya sabes, muchas culturas que no siempre conviven en paz y cierta peligrosidad social.

Me alegra ver que es mucho más. La realidad siempre es más compleja que nuestros estrechos prejuicios.

Juan Ignacio dijo...

¡Qué bueno!
¿Los churros son como acá? Cómo explicarlo...

AleMamá dijo...

Curiosa tradición recuperada. Ojalá sea un aporte y no se transforme en otra cosa como las escuelas de samba del Brasil, que han derivado en unas desnudeces muy lejanas a su origen.

Saludos, y sigue mirando y narrando para nosotros. Sería genial que comenzaras a subir alguna foto de tus observaciones. Tu público lo exige, ¡YA!

paterfamilias dijo...

Eso, eso, foto YA!

Y ... ¿qué es eso de la rosquilla tonta? (¿o soy yo el tonto por preguntarlo?)

Fernando dijo...

Eso también es cierto, Andy, a veces por la tarde da miedo ir por algunas calles. Pero yo estuve el domingo por la mañana, donde todo era paz y armonía.

Leí la receta del churro argentino, Juan Ignacio: yo creo que es casi igual, aunque acá nunca se rellenan de crema o de dulce de leche.

Caramba, Alemamá, creo que las cámaras digitales están baratas y el sistema de conexión es fácil, así que si me dices "¡YA!" debería animarme a ello de una vez.

Páterfamilias, son rosquillas sin azucar ni crema pegada, sólo la rosquilla, en contraste con las de San Isidro o Santa Clara.

hna. josefina dijo...

Me uno a la moción: Estaría muy bien alguna foto.
Aunque con tus descripciones nuestra imaginación se las apaña perfectamente.

maria jesus dijo...

Me pasa lo que a Andy y lo siento porque me hubiera encantado verlo ¿Donde te enteras de estas cosas?

Os sigo a todos con el mismo interés, pero llevo un mes que no consigo entrar en el blog ni haceros comentarios.

Un abrazo

Fernando dijo...

Me alegra leer eso, hermana, me gustan los blogs que permiten ver lo que el bloguero cuenta.

Fue casual, María Jesús, era un programa de radio al que llamaban los oyentes contando cosas, llamó una señora de una asociación castiza y lo contó.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. Me gusta que se recuperen tradiciones y abran mercados en el sector servicios,especialmente cuando lo ligan con la Virgen y la raíz de nuestra catolicidad. Un abrazo.

Fernando dijo...

Viva España, NIP, y vivan Lavapiés y Navarra.

Nodisparenalpianista dijo...

¿O sea que te compraron por la barriga, via rosquilla???
;-)