martes, 6 de septiembre de 2011

Silencio

Días de silencio,
de paz,
de milagros cotidianos,
de cumplir deberes abandonados durante el verano.

(-¿No ibas a hacer un post sobre tu confesión en la Catedral?
-Me pareció poco respetuoso con la providencia de Dios, lo siento.)

8 comentarios:

paterfamilias dijo...

(...)

(silencio)

NIP dijo...

Buenos días Fernando los milagros cotidianos de cualquier talla hacen muy poco ruido.Un abrazo.

AleMamá dijo...

Silencios fructíferos, entonces. Bien.

Fernando dijo...

..., Paterfamilias.

Pero son los que confirman nuestra fe, NIP.

Eso siempre, Alemamá.

Juan Ignacio dijo...

Ah, ¿qué es eso? Decir no lo digo es ya decirlo. Ahora contalo todo y listo.

Fernando dijo...

No me atrevo, Juan Ignacio, porque fue un milagro de la gracia de Dios. Es como si uno tiene una gran bronca con su esposa: seguro que eso le daría para un post muy interesante, pero sería poco delicado contarlo, ¿no?

Bate dijo...

¿Has visto esta peli?

Fernando dijo...

Sí, Bate, desde luego que mi silencio es mucho menos elevado que el de la película.