miércoles, 7 de septiembre de 2011

Corbatas

Al inicio del nuevo año laboral decido dejar de usar dos de mis corbatas, ya muy viejas, las pobres.

Nunca las tiro, han sido parte importante de mí, lo que daba a los demás una clave de mi personalidad. Llevo estas dos al cajón donde están las otras, el cementerio de las corbatas, y compruebo con alegría cómo ha mejorado mi gusto estético. ¿Realmente cuando fui un funcionario joven me pudo parecer elegante una corbata amarilla pálida con margaritas en fila? ¿U otra con flores de lis formando cuadrados?

9 comentarios:

NIP dijo...

Buenos días Fernando. Me gustan mucho con puntos,topos, figuras y formas que se repiten a lo largo de toda ella, aparto las que ya no encajan con las americanas que uso pero tiro las machacadas. La belleza es intemporal y no requiere justificación por moda ó época, cambian los gustos pero ella es inmutable.Un abrazo.

AleMamá dijo...

Me encantan las corbatas. Cuando a alguno de los que marcan tendencias se le ocurre matarlas yo lo licharía, son maravillosas y siempre me quedo pegada en las bandejas de exibición.

Es curiosa tu colección de cadáveres-corbatas, pero claro, es todo un testimonio de épocas vividas, de modas, gustos y estados de madurez.

Saludos

maria jesus dijo...

Las de flores de lis son un clásico, Fernando

Juan Ignacio dijo...

Son modas...

Pero lo que yo siempre pienso es cómo nos pueden gustar esas corbatas que tienen unos estampados horribles. Un claro ejemplo es esa flor de lis, pero hay miles. La tela que lleva esa corbata no la usaríamos para ninguna otra cosa, ni un mantel. Y sin embargo allí van, al cuello.

Juan Ignacio dijo...

Oh, por cierto, las de flor de lis pueden gustarle a Mes Aïeux.

Fernando dijo...

Así es, NIP, pero quizá podamos definir el gusto particular como el afán personal de lograr esa belleza intemporal: el objeto será inmutable, nuestra percepción es mutable.

Por eso las guardo, Alemamá, porque revelan mucho más de mi pasado que los zapatos o las americanas (y ocupan menos sitio, claro).

Clásico en las corbatas, clásico en la heráldica, María Jesús.

Lo más grave, Juan Ignacio, es que eso ocurre con algo que define nuestra personalidad ante los demás, por ejemplo ante los que nos conocen por primera vez. Y, respecto a los Mes Aieux, creo que la flor de lis está en la bandera de su provincia, Quebec, por herencia de los Borbones franceses; pero seguro que no usan mucho esta prenda, ¿verdad?

Bate dijo...

Eso no es nada, Fernando, yo llegué a tener una corbata de Snoopy... y llegué a ponérmela.
Qué tiempos.

Juan Ignacio dijo...

A veces "trajean" para algún show, no se crea...

Fernando dijo...

¿La guardaste, Bate? Benditos tiempos de juventud, ya tan lejanos (en mi caso).

¿Van de traje a algún concierto, Juan Ignacio? En tal caso, seguro que tendrán corbatas con la flor de lis blanca sobre fondo azul, bandera de su provincia.