viernes, 3 de junio de 2011

Perú

No te olvides de Perú: el domingo tienen la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Si yo fuera peruano lo tendría claro: no hay nada peor que el chavismo, por lo que votaría a Keiko Fujimori, la hija del ex-presidente Alberto. Por ello, me sorprendió mucho la lectura de dos artículos del escritor peruano y español, Mario Vargas Llosa, ambos en el diario El País: Retorno a la dictadura, no (el 24 de abril) y La hora de la verdad (el 8 de mayo). En ambos dice que lo peor que le podría pasar al Perú sería que ganara Fujimori, por lo que pide el voto para el chavista Ollanta Humala. Asombroso.

Su ataque a Keiko Fujimori viene, ante todo, por el recuerdo horrorizado del mandato de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000), "la peor dictadura que hemos padecido": robos, corrupción, asesinatos, golpe de Estado en 1992, tráfico de armas, violaciones de derechos humanos. Nada de esto le parece algo del pasado: la candidata Keiko no lo ha condenado, más bien se enorgullece de ello; su campaña está dirigida por gente de la época de su padre, y si gana dará una gran amnistía (empezando por el ex-presidente) para que ocupen el poder y vuelvan a hacer maldades. No hay menciones a la derrota de Sendero Luminoso ni al despegue económico de aquellos años.

En el segundo de los artículos citados se fija más bien en la campaña electoral: amenazas a algunos jueces, censura en medios de comunicación, operaciones sucias contra el candidato Humala. Todo ello le parece un anticipo de lo que sería el gobierno de esta señora. Para muchos peruanos, "con tal de evitar el socialismo, que venga el fascismo", concluye.

Frente a esta dureza, es muy comprensivo respecto al candidato chavista, espera que si gana sea más bien socialista, al estilo de Lula da Silva en Brasil. Ha firmado un "Compromiso con el Pueblo Peruano" lleno de hermosas ideas, respeto a la libertad y a la propiedad privada, compromiso de no convocar una Asamblea constituyente ni de traer la re-elección presidencial, lucha contra la corrupción, libertad de los medios de comunicación, independencia judicial. Concluye Vargas Llosa aclarando que él va a votar por este señor.

El escritor, premio Nóbel, vive en Madrid, lejos de lo que pueda ocurrir allí.

5 comentarios:

ALMA dijo...

Fer, tengo un par de amigos peruanos que vinieron aqui por trabajo,por estudios, por familia y envían sus ahorros para mejorar la calidad de vida de sus familiares en Perú.
Conocí por una relación personal al actual presidente Alan García durante su catastrófico primer mandato, cuando era el presidente mas joven de esta parte de América. Luego maduró, creció, no supe mas de él hasta que vi en el diario que había ganado las elecciones.
De los Fujimori, me han comentado que lo que no se dice es que ayudaron a su pueblo, que por ejemplo pintaron escuelas, las cuales por años y años no habian tenido refacción alguna, supieron introducir alguna mejora en rutas o centros de salud. Los que los votan recuerdan esos hechos, pequeños para muchos pero sumamente importantes para los habitantes humildes de esas regiones y también los mas leídos tienen en cuenta lo que mencionas en el post.
Otros, donde se encuentra el premio nobel, dicen que Alberto Fujimori ganaba las elecciones con una copa de leche, cuando se sabe que el Sr. Vargas LLosa tiene intereses creados, ya que alguna vez fué candidato y perdió la compulsa frente a A. Fujimori, y en estos momentos algún integrante de su familia integra la lista de Sr.Humala, entonces critica, vbapulea desde su cómoda postura del exterior, a la joven Fujimori sin tener en cuenta la gente que en definitiva tiene la potestad de decidir

ALMA dijo...

Por estas horas, el triunfo del Sr. Humala es muy ajustado, mientras Keiko Fujimori pide prudencia y esperar para hacer declaraciones, ya que a su criterio no está dicha la última palabra.

Personalmente me asusta el avance del chavismo,.... y van.....

Fernando dijo...

Ay, Alma, que Dios ayude a Perú y a toda América: vi en un mapa la situación de Ecuador-Bolivia-Perú-Venezuela y me pareció que era como una gran mano roja rodeando a Colombia. Espero que todo acabe bien, rezo mucho por ello.

Javier de Navascués dijo...

Que Vargas Llosa prefiera a Humala tiene que ver, evidentemente, con su desgraciada relación con Fujimoir. No hay que darle muchas más vueltas.
En cuanto al chavismo de Huamala, me parece que habrá que esperar un poco. Tal vez no sea tan espantoso como pensábamos. Él ha buscado, por lo que sé, un discurso moderado en la segunda vuelta para atraerse a la clase media. Pienso que su triunfo tan ajustado es una buena noticia, en el sentido de que se sentirá débil para hacer la política demagógica a lo Chávez y requerirá de apoyos en los grupos moderados. Por otro lado, conviene recordar que Correa, Chávez y Morales llegaron a sus países en medio de una crisis institucional y económica brutal. Eso les abrió el campo para sus disparates. Pero no es el caso de Perú. En los últimos años también ha habido presidentes populistas en Iberoamérica (Lula en Brasil, Mujica en Uruguay) que,a la llegar al poder, han sido pragmáticos y han logrado resultados.

Fernando dijo...

Tu comentario me parece muy fundamentado, Javier, gracias.

Yo no me habría fiado. Basta recordar el caso de Honduras para comprender que la atracción dictatorial es demasiado fuerte en los políticos americanos (y en los españoles, aunque aquí haya más frenos). Y este señor no podrá ir solo por la política internacional, necesita un punto de referencia, que sin duda será Chaves y sus amigos.

Yo no me habría arriesgado, desde luego.