lunes, 16 de febrero de 2009

Primavera, uy y ópera

Por primera vez en muchos meses, por la mañana vuelvo a oír a los pájaros cantando. ¿Serán, otra vez, vencejos?.

...

De camino al trabajo casi veo un accidente de coches y casi veo un atropello, mi propio autobús habría atropellado a una señora idiota-imprudente. Por dos veces digo "¡uy!" pegando un grito algo histérico. Sin duda, va a ser un día especial.

...

Voy a la ópera, Faust-ball, en el teatro Real de Madrid, ópera española contemporánea. Al acabar, me leo el programa, a ver si el libreto lo ha escrito Rodríguez Zapatero o su Ministra de Educación: la protagonista decide hacerse lesbiana y se enamora de una amazona gorda que pasea por ahí y tienen un hija por clonación pero sale un juez facha, como del PP, con peluca y todo, y condena a morir a la niña, y la protagonista se quiere morir y pide (así, con todas su letras) la eutanasia. Sólo faltó un aborto en escena. Por si hubiera poca propaganda, todas las mujeres de la obra son buenas e inteligentes y aman al amor y todos los hombres (incluido el diablo) son malos y violentos y aman a la guerra.

Eso sí, el decorado era bueno.

5 comentarios:

yeste lima dijo...

¡ uf ! vaya obra, aunque no es de extrañar, ya no saben qué guiones escribir para que se parezcan cada vez más a la vida real, hace muchos, muchos años, hubiéramos dicho que eso era pura fantasía impensable.

Y ten cuidado en la calle, no te abstraigas con el canto de los pájaros y seas tú el atropellado.

Cuídate. Un abrazo.

maria jesus dijo...

¿Y como se llamaba el bodrio? Debe ser frustrante, despues de lo que cuesta sacar una entrada para el Real en tiempo y en dinero.

Ramón_Lozano dijo...

Veo que no te maravilló la obra. Desde luego que el argumento suena un tanto escorado. A lo mejor lo hicieron así para recibir algún tipo de macrosubvención, no sé.

Saludos

(sin número) dijo...

Pasará como en el cine. Como la gente no va pues tratan temas "sustanciosos" para poder recibir subvenciones.

Anónimo dijo...

Yo estuve en el estreno de la opera y me parecio una obra genial, con muy buene puesta en escena y unos decorados increibles, se notaba la clara influencia de el genial Fernando Arrabal, pero bueno que va a contar a simple opinion de un joven de 20 años.