viernes, 24 de octubre de 2008

Humillación

Hay gente que es que no aguanta una broma.

El pasado mes de septiembre, el presidente Zapatero declaró en Nueva York:

"Hemos superado a la media europea y a Italia [en renta per cápita], cosa que deprime mucho al primer ministro Berlusconi [risas]; pero nuestro objetivo es superar a Francia en tres o cuatro años, y esto no lo quiere ni oír mi amigo Sarkozy"[más risas].

Yo creo que lo dijo sin mala intención, sin afán de ofender a estos dos señores: fue, creo, un comentario algo presuntuoso, algo paleto, pero nada más. Es como cuando hace años dijo en Túnez que recomendaba a todos los países que hicieran lo mismo que él, que se fueran de Irak y que dejaran solos a los Estados Unidos en aquel lodazal: tampoco creo que lo dijera con ánimo de hacer daño, ¿no?

Ahora, el citado Sarkozy y su amigo Bush están montando una cumbre para "refundar el capitalismo" (????). Al cónclave han invitado a los 7 ricos del G-7, al del G-8 (Rusia) y a los del G-20, que son varias organizaciones internacionales y 11 países más: Argentina, México y Brasil; Turquía; Sudáfrica; Arabia Saudita, India, China, Indonesia y Corea del Sur; Australia. Pero no a España, que se jacta de ser la 8ª economía del mundo, por delante de (por ejemplo) Canadá.

La noticia ha sentado como un gran bofetón en España, por dos razones fundamentales:

Porque, aunque no lo sepamos explicar, sentimos que España es superior a algunos de estos países. ¿Realmente Turquía, que lleva años suplicando que le dejen entrar en la Unión Europea, pesa más en el mundo que España? ¿O la India, con las imágenes horrorosas de niños desnutridos y trenes descarrilados? Menos mal que no han invitado a nuestros vecinos de Portugal y Marruecos, el tortazo habría sido de K.O.

Porque, con tanta gente invitada, ¿no se podía haber hecho un huequito para España? Donde comen 20 ¿no pueden comer 21, o 22, o incluso 23? ¿Tanta diferencia hay? Es, sí, como cuando va a haber una boda, tú vas a ser el invitado 317, y los novios deciden invitar sólo a 316, porque si no va a ser muy caro.

Los que no somos socialistas nos hemos tomado esto con mucha risa, pero esto es una frivolidad irresponsable: al final, no sólo es el presidente Zapatero o su gobierno los que salen perjudicados, sino toda la nación, que ya lleva demasiados años siendo despreciada en todos los escenarios del mundo.

5 comentarios:

Ramón_Lozano dijo...

Zapatero se ha permitido lujos que nos están saliendo muy caros. Y ahora sólo me refiero a diplomacia. Hubo un Presidente que logró para España un hueco entra las grandes potencias y consiguió llevar el nombre de España a cumbres internacionales y reuniones económicas, pero sus excesos también le salieron caros. Y por consiguiente a España, que es quien sufre a sus dirigentes.

yeste lima dijo...

Lo siento, no puedo comentar nada sobre tu entrada porque ni sé ni entiendo la política.

Pero sí sé que me gusta leer lo que escribes porque lo haces muy bien.

Un saludo.

maria jesus dijo...

LLevas razón, la perjudicada es España, aunque haya quien se ha alegrado por considerarlo un bofeton a Zapatero, pero en realidad es a todos nosotros. Un abrazo

Juan Ignacio dijo...

Haces bien en pensar en forma de país.
A mi se me hace muy difícil desear que a la presidente nuestra le vaya bien...

ALMA dijo...

En todos los lares pasa lo mismo con los políticos???? mmmm parece que sí

Un beso desde Argentina