martes, 19 de septiembre de 2017

Andar, Cataluña, libros, fiesta, noche

Ando mucho. Necesito demostrarme que aunque a veces me duelan las rodillas soy capaz de andar mucho.

...

Sufro por la crisis de Cataluña. Es una revolución, en España no habíamos tenido ninguna desde 1981, cuando el intento de golpe de Estado. Es una sensación horrorosa, da miedo. Dios nos ayude.

...

Leo mucho: Por quién doblan las campanas, de Hemingway, y La esperanza, de Malraux. No me gustan. Sospecho que ha habido influencia política en el aplauso que han tenido ambas obras.

...

Voy a una fiesta familiar con mi hermana. Todos nos ignoran salvo un hombre bueno. Me siento muy culpable por las veces en que yo me he desentendido de otras personas en situaciones similares.

...

Camino por Madrid a la una de la madrugada. Una manada de unos cien muchachos intentan coger el autobús inter-urbano, la policía vigila. Las tiendas de chinos venden alcohol pese a que está prohibido. Los barrenderos riegan las calles. Hay un campamento de pobres frente a la elegante iglesia de Santa Bárbara.

8 comentarios:

irma gonzalez dijo...

El hecho de caminar, me recuerda a mi tía Gloria que tiene 85 años. Ella no tiene miedo ni a la !muerte ni a las enfermedades, solo le pide a Dios poder caminar hasta el ultimo instante. Por esa razón se levanta al alba y camina alrededor de la escuela próxima a su casa tanta vueltas como el clima se lo permita.

Me encanta caminar de !madrugada por las calles silenciosas y vxcias, aunque aquí es sumamente peligroso hacerlo.

ojo humano dijo...

Un excelente ejercicio, para las piernas y para el espíritu, Fernando.
Un amigo doc que asiste a la clase que estoy tomando por estos días, sugiere hacer además un poco de tai-chi para elongar.
Se poco del conflicto de Cataluña, tal vez podrías explicarlo de esa forma gráfica que tienes. Nosotros acá tenemos un conflicto serio con los mapuches.
Me alegra que todavía queden lectores, cada vez se lee menos y es un placer que no deberíamos privarnos. Me ha gustado mucho Pascal aunque voy lenta, es para meditarlo. Y además memorizo, me cuesta.
Hay un artículo en el país, te dejo el link:
https://elpais.com/elpais/2017/09/11/ciencia/1505141927_873545.html#?id_externo_nwl=newsletter_diaria_manana20170919m

Fernando dijo...

Me pasa como a tu tía, Alma: me horroriza la posibilidad de no poder caminar cuando sea viejo. Mi madre tiene problemas en las piernas, me da pavor que sea hereditario y que yo también tenga que operarme. Dios nos ayude a vivir el día a día. Y sí, caminar de madrugada es hermoso; yo soy vago y no suelo hacerlo, pero es algo estupendo.

Lo de Cataluña es fácil de explicar, Ojo Humano: el Gobierno regional ha dejado de obedecer la Constitución y al Tribunal Constitucional, ha convocado un referéndum (ilegal) de independencia para el día 1 de octubre y piensa proclamar la independencia el día 3 de octubre. Tan fácil y tan terrible como eso.
Lee atentamente a Pascal. Hay que leerlo despacio, pero los Pensamientos están llenos de ideas luminosas. Seguro que te darán para mucho. Y sí, el artículo tiene razón, pasamos horas y horas sentados, no es bueno, así luego nos duele todo.

dijo...

Es una sensación horrorosa,sí Fernando, da miedo. Dios nos ayude. Abrazos fraternos

Fernando dijo...

A ver qué pasa, Kim.

Luisa dijo...

Capaz eres incluso de haberte alegrado de la vuelta al trabajo. Motivos no te faltarían, con la que está cayendo...Bienvenido. Yo también estoy incorporada a todo, muy a pesar mío jejeje
Besos, muchos

Anónimo dijo...

Uno de mis sitios preferidos para pasear cuando voy a Madrid es el Parque del Oeste. Me encanta llevar allí a mi pequeña sobrina a coger piñas, ver ardillas y observar pájaros.

Yo descubrí hace unos cuantos años lo maravilloso que era andar haciendo parte del Camino de Santiago; sin distracciones, a buen ritmo, entre árboles y nubes. Es una estupenda cura para el espíritu, en mi caso.

Lo de Cataluña es demencial. Me pregunto cómo se verá desde fuera de España, y me temo que no se están haciendo suficientes esfuerzos para contrarrestar el discurso perverso y facilón de la opresión y del ataque a los derechos civiles que tan bien venden los sediciosos.

Qué bien leerle de nuevo. Voy a ver si me hago con los pensamientos de Pascal. Yo también recomiendo, para leer despacito, a un filósofo francés que se llama Fabrice Hadjadj. "La fe de los demonios", o "Tenga usted éxito en su muerte", por ejemplo.

Un saludo

Mmp

Fernando dijo...

Pues sí, Luisa, disfruté mucho del verano pero al final ya quería volver a mi vida normal. Supongo que eso significa que soy feliz, ¿verdad?

Hola, Mmp. El Parque del Oeste es una maravilla, a mí me pilla lejos pero es agradable ir de vez en cuando. Hice el Camino de Santiago pero en coche, me temo que no es lo mismo que ir andando. Así es, con lo de Cataluña: hay una historieta fácil, creíble incluso por gente de España, como si fueran la India o Hong Kong bajo el dominio británico. Buscaré esos libros, toda sugerencia es interesante. Hasta pronto.