martes, 18 de octubre de 2016

Oración, trabajo, ira, Valle, caridad

La oración nos ayuda a poner en orden nuestra cabeza y a soportar el miedo y el odio de la vida actual.

...

Mi nuevo jefe me hace trabajar mucho. Esto es bueno. Ya no tengo cuatro o cinco horas cada mañana para mis temas particulares. Esto también es bueno.

...

Días sin oír la radio para evitar la ira.

...

Vuelvo a leer a Valle Inclán. Teatro con militares absurdos, ridículos, cornudos, en los años 1920. Debía tener o mucho valor o muchos protectores.

...

La caridad con la gente lejana como excusa para no ejercer la caridad con la gente cercana.

6 comentarios:

ojo humano dijo...

Cuánta razón tienes, la oración nos ordena.

La radio por acá todavía es "escuchable", y como hay tantas, ni lesa voy a elegir basuritas. Canales de tv si que son infumables.

Leí algo de Valle Inclán, lo encontré bastante triste, tal vez yo era muy joven e ignorante de las tragedias humanas
...¿cómo va esa lectura del Evangelio? Por estos lados escuchando Levítico... ¡auch!

ALMA dijo...

Yo escucho la radio, porque la tv argentina en general (excepto los noticieros y algún programa político) en general es mala.

Leí del Valle Inclán hace muchísimos años, tal vez debería releer. Recuerdo que me resultó agradable su lectura.

Es bueno trabajar mucho, a mi me hace bien.

Fernando dijo...

Ojo Humano: El problema ya no es de las radios o de las teles, es que la realidad política y social es tan mala que por muy bien que te lo expliquen te indignas. / Sí, según envejeció Valle Inclán se volvió bastante amargo y brutal, apenas quedó nada de su encantadora época inicial. / Sigo con San Juan: ayer leí la definición que da Jesús del diablo como "padre de la mentira": que gran aviso para nosotros, que trivializamos el mentir como algo poco importante.

Alma: Igual pasa en España, la tele se ha degradado mucho, la radio es bastante mejor. / Valle Inclán es una lectura hermosa, usa palabras muy cuidadas, algunos americanismos, pero el tono general es muy pesimista. / Igual a mí: estás un poco deprimido, trabajas duro y todo vuelve a ir bien.

Luisa dijo...

Buenas reflexiones Fernando. Lo de la radio me hace gracia jejejejeje, yo la oigo todo lo que puedo :)

En definitiva, continuo trabajo personal para comprender y aceptar a los demás con un corazón noble y misericordioso :)

Besos, muchos

Fernando dijo...

A mí también me gusta mucho, Luisa, pero ahora pasan tales cosas que es mejor no oírla. Ésa ha de ser nuestra meta, intentar comprender a los otros, ponernos en su lugar, es difícil si Dios no nos ayuda.

Luisa dijo...

jajajajajajajaja Fernando, si Dios no nos ayuda no es difícil...¡es imposible! :)