viernes, 21 de febrero de 2014

Llamadas

Darte cuenta de que tienes menos llamadas de tus amigos,
comprender que si habláis es porque llamas tú,
sentirte culpable
("mi vida es aburrida y tengo poco que contar"),
decidir no darlo (mucha) importancia,
aprovechar el silencio,
vivir.

10 comentarios:

Luisa dijo...

Me alegro que tu madre vaya a mejor.
Me encantan los almendros en flor.
El maletero es un sitio tan bueno como otro cualquiera.Yo lo hago.
Y suele pasar que hay quien llama más que llamadas recibe. A mí misma me pasa. Quien me conoce dice que soy divertida, pero yo me veo muchas veces aburrida y silenciosa...lo importante es que estamos, somos y seguimos :)
Besos

ojo humano dijo...

Me encantaría tener un día de silencio, vaya. Vivo en una avenida y TODO el tiempo pasa gente, buses, autos, bicis, estar solo es un privilegio...una carga...una bendición...un dolor...

Miriam dijo...

A mi me gusta lo que cuentas en el blog.

yeste lima dijo...

Es cierto que a veces llamamos más de lo que nos llaman, pero también es verdad que los demás saben con seguridad que llamarás y ellos se despreocupan un poco de hacerlo.
De todas formas, yo agradecería de vez en cuando esos días silenciosos sin tantas interrupciones, reflexionamos mejor.

Besos apretaos, Fernando

ALMA dijo...

No te ha pasado que dejas de llamar (fastidiada por que soy siempre yo la que llamo) y un buen día te llaman o llamas y te dicen : "Como extrañaba tu llamado!!!"... y personalmente me descolocan y en ese caso me siento culpable de no haber llamado antes y me doy cuenta que a pesar de no manifestarlo soy importante para el otro.

El silencio es bueno, es necesario, pero a veces dolorosamente insoportable.

Fernando dijo...

Gracias, Luisa. Sí, lo importante es seguir, pero a veces nos afecta el juicio (o el silencio) de los otros.

Te pasa como en Madrid, Ojo Humano, aunque sea la 1 de la madrugada siempre hay un ruido de fondo, de tráfico, de los vecinos.

Gracias, Miriam.

Lo que pasa es que a veces se harta uno de ser sólo el que llama, Yeste: los demás no deberían abusar de ello, me parece.

Eso es bonito cuando te llama el otro aunque haya pasado el tiempo, Alma: lo malo es cuando uno deja de llamar y el otro tampoco lo hace, adiós amistad.

Juan Ignacio dijo...

Quizás no es que tu vida sea aburrida, son que ellos se creen que la de ellos es taaan divertida... No, en general no es mala intención ni desprecio, es estar absorbido por otra vida, bien o mal (uno que se casó, otro que está workaholic, etc.)

Fernando dijo...

No hay nada de desprecio por parte de los otros, Juan Ignacio, sino mucho de lo que dices, muchas preocupaciones, muchos afanes, sobre todo -a mi edad- la obsesión por el trabajo.

No hay que darlo mayor importancia.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando:
La vida, flor del Silencio, escucha. Escucha y te llenarás de Vida, de Brisa, de Sol, de Alegría.

¡Bendita Pobreza la tuya!

¡Bendita!

Un abrazo.

Fernando dijo...

Siempre es bueno tener tu visión espiritual de las cosas, NIP, incluso de las más cotidianas. Gracias.