viernes, 12 de abril de 2013

Sudor

Entro en el ascensor de la oficina. Huele fuerte a sudor. ¿Qué haré si entra alguien en otra planta y piensa que el olor es mío? Le diré: "El olor ya estaba antes que yo". Eso está bien si sube alguien de confianza, pero ¿y si es alguien desconocido o uno de los Grandes Jefes? ¿No quedaría ridículo? Van pasando plantas, no se para en ninguna, menos mal. Si sube alguien desconocido o un Gran Jefe no diré nada, quedará más digno decir un simple "Buenos días" que decir "Buenos días, el olor ya estaba antes que yo", si sube un Gran Jefe soportaré para siempre la cruz de que me catalogue como maloliente. Ya voy llegando a la planta destino, me pongo más nervioso, es la planta de entrada a la calle, es muy posible que haya alguien esperando, las reglas que he pensado empeoran, ni siquiera tiene sentido decir "El olor ya estaba antes que yo" si al mismo tiempo estoy yéndome del ascensor. Llego, gracias a Dios no hay nadie esperando, salgo corriendo.

13 comentarios:

AleMamá dijo...

Pasa, y el terror sube en cada piso.
Saludos ventilados

ojo humano dijo...

Perdona, Fer, amigo, pero me he reído de buenas ganas...soy mala...pero es que me ha causado tanta hilaridad todo ese suspenso, solo tú puedes contarlo con tanta soltura. Me ha encantado, de verdad, me he alegrado el día recordando chascarros que me han sucedido en los cuales pasé semejantes vicisitudes, claro, igual después una se ríe.
Excelente!

paterfamilias dijo...

Situación incómoda donde las haya. Has estado de suerte

Fernando dijo...

Así es, Alemamá, vaya susto.

Me alegro de que te rieras, Ojo Humano, de eso se trataba.

Mucha suerte, Páterfamilias, menos mal.

ALMA dijo...

Ufffff!!! me ha pasado infinidad de veces. Es incómodo y horrible la situación y a veces como relatas se sale airoso, en otras te miran mal, de costado como diciendo "sucia, bañate!!!"

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. En un bosillo de la americana llevo un frasquito espray de esas muestras de colonia que regalan, oye, ¡mano de santo!. Un abrazo.

Fernando dijo...

Tuve suerte de que no entrara nadie, Alma.

Fue algo excepcional, NIP, la gente suele oler bien. Quizá en mi caso no valga la pena llevarlo.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Me ha encantado. Me he reído sola en voz alta (o a carcajada alta).

Fernando dijo...

Me alegro, Inmaculada, la verdad es que me agobié un poco.

hna. josefina dijo...

¡Tal cual!
Buenísima la descripción. Gracias.

Fernando dijo...

Gracias a usted, hermana.

Juan Ignacio dijo...

Pensar en frío es fácil pero en el tiempo en que leí la entrada se me ocurrió que me taparía la nariz con la mano sin decir nada...

Fernando dijo...

Si ya es difícil pensar una palabra, peor aún es imaginar un gesto, Juan Ignacio, al menos para mí, que soy lento de reflejos.