martes, 2 de abril de 2013

Semana Santa en Madrid

Lluvia, italianos, tiendas abiertas.

Veo la procesión más corta de mi vida. De la iglesia de Santa Cruz sale el Santo Entierro, tocan el himno nacional, pasa frente al vecino hotel Plaza Mayor, empieza a llover, meten el paso en el vecino Ministerio de Asuntos Exteriores, tocan el himno nacional, nos vamos.

La técnica, aliada de la fe: en los oficios del Jueves, del Viernes y de la víspera de Resurrección el sacerdote pudo citar palabras que el Papa Francisco había dicho unas horas antes.

6 comentarios:

ALMA dijo...

En general aqui las procesiones son cortas

Me llamó la atención que el sacerdote de siempre, en esta ocasión leyera un texto en vez de improvisar, como lo hace siempre. Serán los nuevos aires?

AleMamá dijo...

La tecnología ayuda y la lluvia dificulta. Dios sabrá qué prevalecerá.
Saludos

paterfamilias dijo...

Pero corta, corta. Eso sí, el himno nacional 2 veces ;-)

Fernando dijo...

Bueno, Alma, sólo leyeron las palabras de Francisco, no querían equivocarse y decir lo que no dijo el Papa.

Así nos tomamos más en serio la Semana, Alemamá: no hay mal que por bien no venga, decimos en España.

¡Y tocada por la banda del Ejercito, Páterfamilias!

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. Me emociona siempre nuestro himno nacional, especialmente al pie de un paso o en una elevación mayor. Un abrazo.

Fernando dijo...

Igual me pasa a mí, NIP, incluso bajo la lluvia, incluso con frío.