jueves, 14 de marzo de 2013

Francisco I

Enorme sorpresa al conocer al nuevo Papa. Mi primer pensamiento fue para Juan Ignacio, Alma y la hermana Josefina.

Me gustaron: su sonrisa tranquila, el recuerdo a Benedicto, las menciones a la Madonna, que hiciera rezar a la gente desde el primer momento, el nuevo nombre, que fuera jesuita de los antiguos, que fuera argentino.

Me sorprendieron: la edad y que no llevara el capelo granate.

11 comentarios:

yeste lima dijo...


Completamente de acuerdo con todo lo que te gustó. Desde el primer instante, en silencio, ya me hizo sentir bien.

Por qué te extrañó su edad? ¿Te lo esperabas más o menos?

Dios le bendecirá con sabiduría para guiarnos. Estoy segura.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Yo habría visto en cualquiera que hubiera salido la mano del Espíritu Santo, recibiéndolo con curiosidad y respeto absoluto; pero es que la actitud del Papa Francisco unido a lo que nos van descubriendo de su trayectoria me ha provocado una enorme alegría, un orgullo grande por mi Iglesia. ¿No auguraba esa gaviota, en la chimenea, que esperábamos un Papa llegado de ultramar?

Inmaculada Moreno H. dijo...

Ah, y cómo ne ha gustado también que empezara poniendo a todos a rezar. Eso y su sencillez... ¡espléndido!

AleMamá dijo...

Ya lo iré conociendo, pero creo que aparte de pensar en que los vecinos argentinos se iban a poner insoportables con Messi, Maradona, Máxima de Holanda y ahora ¡el Sumo Pontífice!, pensé lo mismo que tú.
Saludos

maria jesus dijo...

Yo tambien me acordé de los amigos argentinos y me encanta todo lo que voy descubriendo del nuevo Papa, que me era totalmente desconocido

Juan Ignacio dijo...

¡Que alegría que les guste!
Yo tenía miedo que no se lo banquen solo por ser argentino. Es que tenemos muy mala fama. Pero espero que Francisco nos devuelva un poco la buena imagen (aunque no se trate de eso su misión y ya no sea nuestro, sino de todos).
Sensaciones mundanas: Al principio lo vi, por un segundo, dubitante. Quizás los nervios. Pero luego cada vez más firme. Le tengo fe.

ALMA dijo...

Gracias Fer, por acordarte de mí. Siempre tan gentil!!!

He contado en mi post, que me quebré de la emoción, abandoné mi trabajo y me fuí a la Catedral Metropolitana, su Catedral, a rezar con su gente por "Nuestro querido Cardenal Jorge"

Lloré, no podía hablar, recé frente al Santísimo para que lo ilumine y tengo mucha fé en que va a ser un gran Papa.

Su sobrino manifestó que perdió a su tío, y nosotros al Cardenal Jorge, ahora es del mundo, y el mundo tiene sus ojos puestos en su Pontificado.

Austero, sencillo, de muy bajo perfil, pero firme en sus argumentos, creo que tiene la humildad y el conocimiento necesario para asumir en estos momentos la conducción de la Iglesia.

A Yeste, Inmaculada, María Jesús y AleMamá les digo que confien en el Papa Francisco, lo vayan descubriendo de a poco y seguramente lo van a amar. Como argentina pienso que si bien es un orgullo, no nos vamos a "agrandar".
A Juan Igancio le diría que si bien da una imagen frágil, que duda, temeroso, no es así. El Papa Francisco hay que darle sus tiempos: él observa a su alrededor, reflexiona y luego habla en forma suave, pausada, peero vale la pena escucharlo y meditar sus opiniones, sus dichos, sus escritos.

Estoy sumamente feliz y esperanzada con el Pontífice.

Gracias por el espacio.

Fernando dijo...

Me lo esperaba más joven, Yeste. Como Benedicto se fue porque se sentía mayor me imaginé que elegirían a uno de poco más de 60.

Lo mejor lo del rezo, Inmaculada: los aplausos y los gritos están bien, pero lo primero es rezar, vino a decir.

Telepatía pura, Alemamá.

Igual no pasó a todos, María Jesús: al oír el nombre pensé que era un Cardenal italiano, menos mal que lo aclararon pronto.

No te cuento los comentarios que se hacen acá sobre su argentinidad, Juan Ignacio. Y no me pareció duditativo, sino que oía con respeto los himnos del Vaticano e Italia.

Gracias por el comentario, Alma, y nuevamente gracias por tus posts: el del otro día y el de hoy.

paterfamilias dijo...

Felicidades, Fernando.

Debemos estar muy contentos, es otro regalo de Dios

Abuela Ciber dijo...

Viendolo en el balcon mirando la multitud y la lejania daba ganas de gritarle segui no vayas a claudicar, muchos estamos contigo, te necesitamos, tu lo sabés.
Que carga terrible, para un hombre con sus principios y amor a Jesus.
Creo que tiene edad suficiente como para "Saber", el tema es como será su estado de salud.

Bienvenido Francisco I !!!!!!!!!!

Saludos

Fernando dijo...

Así es, Páterfamilias, así es.

Así es, Abuela, bienvenida.