viernes, 11 de febrero de 2011

Suicidio bloguero

Cada vez que cierra un blog
recuerdo aquel post mío
tan exacto
sobre la vocación bloguera.

14 comentarios:

pater familias dijo...

¿No hablarás de tu blog, supongo?

Fernando dijo...

NOOO, Paterfamilias, vaya susto.

Juan Ignacio dijo...

En verso, bien. Y estaba muy exacta aquella entrada. El primer comentarista te decía "obsesión", pero yo creo que tiene más de "vocación".

Pero, a todo esto, ¿cierra alguien conocido?

Fernando dijo...

Muy observador, Juan Ignacio. Y no, el que se va no es uno de los amigos de este blog.

AleMamá dijo...

Tengo la impresión de ser de el tipo vocacional, porque no se me pasa por la mente irme, más bien pienso en qué pasará el día que Blogger diga ¡basta!

Qué bien que ninguno de los de tu feligresía nos estemos yendo.

"Cariños" (¿Sabías que en este lado del mundo es corriente despedirse así? No son besos, que no corresponde, ni una despedida demasiado formal, es apta para una amistad como son las blogueras, expresar el cariño, la amistad, la afinidad, pero he sabido que algunos españoles/as se ríen y no lo entienden bien, por eso evito ponerlo acá; creo que a ti te interesará el dato)

Fernando dijo...

Así es, Alemamá, el blog ha acabado por ser parte importante de mi vida: el que escribo y los que leo. Por eso me produce cierto estremecimiento cuando alguien dice que lo deja, pienso que es -salvando las distancias- como quien tiene una vocación religiosa y acaba desistiendo.

Gracias por la aclaración, porque es verdad, "Cariños" en España se usa en las relaciones de pareja o de familia, pero no para despedirse de un amigo o de un blog-amigo: por eso haces bien en aclararlo, gracias.

Andy dijo...

Yo he tenido el mío un poco abandonado por los exámenes y porque tengo la vista un poco resentida... así que trato de pasar poco tiempo delante del portátil.

Un abrazo!

hna. josefina dijo...

Hace ya un tiempito que se me hace difícil mantener la continuidad de antes. Pero es uno de mis propósitos: tratar de estar más presente en el ambiente bloguero, ya sea con las visitas como con las entradas.
¡Saludos!

ALMA dijo...

Fer, mi amigo, hago mios los dichos de la Hermana Josefina.
Ultimamente me resulta difícil continuar, porque tengo mucho trabajo, viajo bastante por trabajo, leo los blog mientras almuerzo en mi escritorio, donde no tengo opción de publicar un comentario, aunque me muerda los codos y cuando tengo tiempo los fines de semana, quizás llueve como lo está por hacer esta madrugada en Buenos Aires, y me quedo sin servicio de internet, entonces estoy un poco ausente por ese o esos motivos.
Repito como te dije hace un tiempo, no es demasiado vocación??? y lo de suicidio??? uffffffff

Besotes

Fernando dijo...

El portátil es cómodo de llevar pero dificultoso para la vista y para los dedos, Andy. Yo, en esto como en todo, prefiero los modelos antiguos. Espero que te recuperes.

Gracias, hermana Josefina, me alegro de que haya vuelto a mi blog y al suyo, espero que pronto vuelvan las anécdotas del comedor social, tan instructivas.

Querida Alma, eso de que por la lluvia se caiga la apliación de internet queda un poco mal. Y sí, suicidio y vocación son palabras fuertes, excesivas, las usé con una intención literaria, de hipérbole, porque en términos exactos no se puede decir que uno tenga vocación para ser bloguero, claro.

Maria Jesus dijo...

Si, creo que llevas razon.Aunque no se tenga arte, que es un don, si se puede tener necesidad de expresarse, e intentar hacerlo lo mejor posible.
Vocación es llamada, no se si a esa necesidad lo llamaría yo así.

Fernando dijo...

Insisto en que era una hipérbole literaria, María Jesús, quería decir que hay gente que se acaba cansando y lo deja y que para otros se ha convertido en algo necesario, una de las maravillas del día (o de la semana).

Miriam dijo...

Aun estoy en los inicios de los blogs, tanto escribir como leer. Ahora estoy muy enganchada y no sé si se me pasara o es algo que tendré que llevar encima ya para toda la vida
Por ahora , me basta con disfrutar del enganche de cada día

Fernando dijo...

Hola, Miriam, bienvenida. Aprovecha este tiempo inicial de tu blog, luego uno empieza a hacerse líos sobre si publica cosas de calidad o no, se pierde la pureza inicial, lo que es una lástima.