martes, 23 de marzo de 2010

Primavera (y II)

Guardo la bufanda.

Observo los árboles: tienen la yema reventona o ha reventado y de ella salen unas bolitas, compactas como una piña.

Hay pájaros cantando.

6 comentarios:

Albert dijo...

Este poema se da un aire a los haikus japoneses, me gusta.

Fernando dijo...

¿Un haiku en mi post? Eso es amor de madre, Albert, ¡gracias!

Capuchino de Silos dijo...

Perfectamente se podría hacer un Haiku.


La primavera,
reventonas las yemas.
Cantan pájaros.

Fernando dijo...

¡Qué bonito, Capuchina!

Para eso hay que tener talento poético, lo que no es mi caso.

maria jesus dijo...

¿donde has visto todo eso? LLueve

Fernando dijo...

Sí, María Jesús, pero la maldita bufanda no vuelve a salir a la calle aunque me quede sin voz.