lunes, 8 de marzo de 2010

Liga: 25ª jornada (¡hala Madrid!)

Ocurrió, por fin, el milagro: ¡el Madrid se puso el 1º en la Liga!

El partido en el Bernabéu con el Sevilla fue grandioso, de los que se recuerdan durante mucho tiempo. Empezó poniéndose el Sevilla 0-2 (uno de ellos del serio Xabi Alonso en propia meta). ¿Iba a repetirse la escena de la primera vuelta, cuando el Madrid perdió en Sevilla y puso en cuestión al equipo de Pellegrini, de Cristiano Ronaldo y de Kaká, fichados muy poco antes?

Diluviaba y hacía frío.

Pero los hombres se crecen en las dificultades, el Madrid se vino arriba y marcaron, sucesivamente, el costoso Cristiano, el gigante Ramos y el holandés Van der Vaart (a quien el presidente Florentino intentó vender antes del inicio de la Liga, sin encontrar comprador). Tuvieron también su papel muy importante el argentino Pipita Higuaín y el viejo Guti, aunque no marcasen. Kaká mediocre, como casi siempre, y el viejo Raúl molestando.



Como las alegrías nunca vienen solas, mi equipo, el Depor, ganó al penúltimo, el Tenerife, mantuvo la 6ª posición y aplazó -una semana más- la agonía.

Gran semana, pues, de fútbol: el miércoles España ganó en un amistoso a Francia en Francia, cosa que no ocurría desde hacía 40 años. Lo mejor, la frase del portero, el gran Iker, san Iker Casillas: la victoria es importante porque "nos llena de positivismo".

9 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

Vengo a ver.
Como no veo, paso de futbol.
Un saludo y espero que estés contento con tu equipo y que esa alegría te dure.
Ciao

Por cierto ¿Que pasó con el juego?

Ramón_Lozano dijo...

¿Te crees que me perdí el parido? Tenía cena y sólo pude ver cómo Xabi Alonso se metía gol en propia puerta. Pero me alegro igualmente, claro.

Saludos

AleMamá dijo...

Mientras Pellegrini "peregrine" en España, me importa mucho lo que le pase al Madrid.
Saludos

Andy dijo...

Yo no soy muy futbolero,pero disfruto con las victorias del Madrid...por tradición familiar! jaja.

Un saludo muy cordial Fernando!

Embajador en el Infierno dijo...

Confieso avergonzado que no solo estuve en el Bernabeu sino que además disfruté como un enano. No pude evitar irme con la duda de si esa victoria agónica en el último minuto no estaba "preparada". En la primera parte los del Madrid parecía que estaban echando una pachanga con los colegas en la playa y de repente parecía que les habían metido una bengala en el culo.

Por lo demás no has dado la estadística clave del partido: Sevilla 1 tiro a puerta en todo el partido y dos goles.

maria jesus dijo...

Tengo a todos mis muchachos afónicos.

Entretanto yo cocinaba

Juan Ignacio dijo...

Mientras esperaba en un bar pusieron ese partido. Hace mucho que no veía futbol español. Tantas figuras juntas. Luego lo cortaron para volver al segundo tiempo de San Lorenzo - Chacarita. Estuve a punto de pedirle al dueño que no cambie, pero luego desistí. No estuvo nada mal, fue un partido muy movido el de aquí. Me di cuenta que hace mucho que no miro futbol de acá tampoco.

Fernando dijo...

Queridos amigos, me hace gracia que nadie se diera cuenta del error: no diluviaba, creo que ni siquiera llovió, no sé porqué escribí eso, ahora veo que queda bien.

Ganamos todos los que respondimos, Capuchina.

Oh! Ya tenía que ser con alguien muy importante, Ramón.

Esto es un balón de oxígeno importantísimo, Alemamá, supongo que si el Real ganara la Liga le renovarían el contrato, seguro.

El Málaga no va nada mal, Andy: parece que huye del descenso.

No te avergüences de haber ido, Embajador, es una cosa super españolísima ir al fútbol, y más aún al Real Madrid; y si lo pasaste bien ¡pues perfecto!

¿Cocinaste una cena de celebración, María Jesús?

Fue un error del dueño del bar, Juan Ignacio: al público le habría encantado el partido. No sé si el que visteis estuvo bien o no, pero éste fue grandioso, incluso para gente que no entiende mucho, como yo.

esteban lob dijo...

Hola Fernando:

Por supuesto, como dice más arriba
Alemamá, mientras Pellegrini esté en el Madrid, en Chile seremos madridistas, tal como lo fuimos durante la época de Iván Zamorano.

Pero también somos zaragozistas por Suazo y hasta xerezanos por Orellana.
Al menos, si uno pierde, algún otro gana. Son las cosas del fútbol hombre.

"El diluvio" fue de goles.