martes, 25 de abril de 2017

Nietos, franceses, foso

Comienzo una nueva etapa de mi vida: por primera vez alguien me pregunta si tengo nietos.

...

El domingo paso frente al Instituto Francés en Madrid, colegio electoral de las presidenciales. Todo es orden: hay tres puertas, en cada puerta una gran banderola con los electores que votan en cada mesa ("De Arab a Deschamps"), bajo cada banderola una empleada del Consulado, junto a cada empleada una fila de franceses pacientes. Me choco con uno y me sonríe, comprensivo. Entro en una cafetería cercana, todos hablan bajo, todos hablan francés, nadie va mal vestido, nadie habla por el móvil, siento que he vuelto a París.

...

En el parque de El Retiro han vaciado de agua el foso de la estatua del general Martínez Campos. Tengo la tentación de saltar dentro y cruzarlo andando, siempre volvería a recordar este día, pero no me atrevo.

10 comentarios:

dijo...

Tempus fugit carus amicus, aedificans prudentia.
Abrazo fraterno.

ojo humano dijo...

Debe ser interesante tener nietos, las chilenas son terriblemente "mamonas", puedes ver aquí una definición,
http://www.emol.com/noticias/Tendencias/2014/07/31/740656/Sylvia-Langford-La-psicologa-que-ayuda-a-no-criar-hijos-mamones.html
Y con los nietos es peor. Todavía no me ha tocado esa etapa, espero actuar con cierta dignidad si soy abuela algún día.

Es raro, podemos ser un país desordenado y violento en muchas ocasiones, pero cuando vamos a votar hay un ceremonial de respeto y orden, es el día de más paz en el año.

Debiste hacerlo, creo que hubiera sido inolvidable...a la próxima.
Por cierto, hablar de nuestros movimientos telúricos ya no es tema si no pasa de 8 grados hacia arriba. 6.9 o 7.3 no impresionan. Ha seguido temblando más de 100 veces con menos intensidad, no sé cómo no se cae nada.

Fernando dijo...

Sólo Dios basta, Kim. Cuídate.

Me impactó mucho el comentario, Ojo Humano: como no tengo ni hijos ni nietos vivo en una juventud perpetua, pero eso sólo ocurre en mi cabeza, no a los ojos de los demás.

En España también se respeta la solemnidad del día de la votación, pero lo de los franceses era como un ballet, tan ordenados, tan silenciosos.

Cometí un error no cruzando, no sé qué me frenó, era primera hora de la mañana y no había nadie, fue un error.

Conforme con el no-post de los terremotos chilenos: a todo se acostumbra uno.

irma gonzalez dijo...

Diosito no me dio hijos pero a cambio me dio ahijados que obran como hijos del corazón y soy "abuelina" de los críos de la familia y es lo mas hermoso que me puede pasar.Cambio cualquier riqueza del mundo por un beso pegoteado de caramelos y un " te extraño " de los chiquitos. Te aseguro que es una experiencia maravillosa.

Te hubiese acompañado a saltar la fuente!!!! Claro que si!!!!

Fernando dijo...

A mí Dios me ha dado sobrinos, Alma, pero pasan de mí salvo cuando necesitan €€€. Pero no frivolizo: cuando eran niños pasamos muy buenos momentos juntos, similares a los que tú citas. Y sí, ¡tantas cosas en mi vida hubieran sido más atrevidas si alguien al lado me hubiera empujado!

Juan Ignacio dijo...

Lo de los nietos es impactante. Pero voy de camino. Y ayer, qué agradable (aunque nada por lo que muera), una vendedora nos llamó "chicos" a mi esposa y a mí, jaja.

¿Como es eso del agua del foso de una estatua? Estoy buscando en Google. ¿Hay estatuas sobre fosos de agua? Acá hace poco en mi plaza, donde el busto del General Dorrego se erguía sobre un pilar, crearon una especie de fuente o pileta circular donde el General Dorrego ahora se yergue. Es decir que su pilar quedó en el centro de la pileta. Y me pareció la cosa más ridícula. ¿Es que hay estatuas en el centro de fosos llenos de agua?

Saludos, joven.

irma gonzalez dijo...

Si, Juan Ignacio, hay estatuas asi, para evitar robos de la susodicha. Los que me parece espantoso son los próceres comprimidos tras las rejas, para preservar su busto o escultura ecuestre o lo que sea, de los cacos.

Fernando dijo...

Hummm... Qué buen comercial, Juan Ignacio, aunque es posible que tu esposa y tú os conservéis jóvenes. Y la estatua la puedes ver en Google.images, en "Estatua del General Martínez Campos", ahí se ve bien el foso de agua. Mi hazaña no hubiera tenido mérito, el foso no llega ni a medio metro de profundidad.

Lo explicas exacto, Alma.

Juan Ignacio dijo...

Uf, si coincido...

Fernando dijo...

Me alegro, Juan Ignacio.