viernes, 24 de marzo de 2017

Libros, mosca, cocina

Leo Orlando, de Virgina Woolf. Algo ha cambiado en mi cabeza. Hace diez o quince años me pareció una novela excelente y ahora me suena artificial.

Leo Los santos van al infierno, de Gilbert Cesbron, sobre un sacerdote obrero francés en los años 50 del siglo XX, antes del Concilio Vaticano. Demasiados discursos, demasiados buenos sentimientos, quizá la gente era mejor entonces. Algo bueno: el afán sincero del sacerdote por servir a Dios y a los demás, quizá de forma errónea. Y también: el conocimiento por todos -incluidos los comunistas- de conceptos como "redención", "comunión de los santos", "gracia": esto ya no existe -al menos en España-.

...

Subo las escaleras de casa andando. Murió una mosca y su cadáver yace en el interior de un peldaño, pegado al fondo: sólo lo ves si subes a pie. Ayer me asusté, el cadáver ya no estaba, ¿es qué el portero ha limpiado? Pero no: estaba buscándolo un piso antes.

...

Días de depresión culinaria, sin querer cocinar, sólo ensaladas o sándwiches.

10 comentarios:

ojo humano dijo...

Qué buena expresión "depresión culinaria", jejeje.
Si te sirve de consuelo, en nuestra Comunidad hicimos el ayuno de Daniel, 21 días sin carne, manjares y vino (esta parte no fue el problema mayor). Inventar comidas con papas, lentejas, maíz y habichuelas fue todo un desafío, hubo días que me atacó eso mismo, pero ni se me había ocurrido una idea así.

Releer es peligroso. Como ver de nuevo una peli, siempre será distinto y es estupendo que lo sea, eso prueba que no somos los mismos. He estado releyendo la Biblia en audio versión NVI, voy en los salmos, suena muy diferente a leer en papel y me ha gustado mucho. Te pondo el link por si quieres oír.

https://www.youtube.com/watch?v=C9eqpQFvID4&t=4s

ojo humano dijo...

Por cierto, aquí es Otoño y cocino "cazuela de osobuco"

https://debuenamesa.wordpress.com/2012/05/23/receta-cazuela-de-osobuco/

Luisa dijo...

jajajajajajaj a mi me ha pasado como a Ojo Humano, me ha encantado lo de la depresión culinaria, y me consuelo, ya veo que este mal lo padecemos más de uno jejejeje

A ese portero hay que jalearlo un poquillo

Besos, muchos

Fernando dijo...

El ayuno es bueno y santo si uno lo hace voluntariamente, Ojo Humano, para cumplir lo que dice Jesús en el Sermón de la Montaña. Pero es malo -como en mi caso-si lo haces por desgana, por apatía. Y sí, es curioso releer o volver a ver pelis: a veces es mejor que lo que recuerdas y a veces es peor: distinto casi siempre, pues cambiamos. Gracias por el enlace.

Iré a ver el enlace del osobuco, suena muy bien.

Gracias, Luisa. Y mejor no decirle nada, la pobre mosca también tiene derecho a un descanso digno. Ayer, domingo, seguía ahí.

irma gonzalez dijo...

Coincido con los contertulios, el texto es el mismo, nosotros no.

En mi oficina tuvimos un cadáver de cucaracha que iba camino a ser fósil. Siempre que venian a preguntar la conformidad de la limpieza, lo mostrábamos casi orgullosamente durante años. Un día alguien se apiadó y lo arrojo a la basura. Lo hechamos mucho de menos, jaja .

irma gonzalez dijo...

Soy Alma.

dijo...

¡Qué oportunidad perdida del Sr. Portero para sorprenderte!, ¿Quién como Dios?
Magnífica acuñación: "depresión culinaria",los analfabetos de las muertas lenguas pensaríamos que hablas del Depor pero para depresiones porculinarias las del Osasuna, claro. Abrazos fraternos.

Fernando dijo...

Sigue en mi escalera, Alma. Cada día la veo al menos dos veces y cada vez me acuerdo de vosotros, es lo que tiene compartir. Siento lo de la cucaracha, no creo que hiciera mal a nadie.

Jajajaja. Lamento la situación del Osasuna, Kim, pero como ahora empezase a ganar partidos y a subir supondría un problema grave para mi Deportivo. Como mucho que se cargue al Leganés o al Málaga, pero que no pase de ahí.

Felicitas dijo...

He tenido el gusto de conocerle, en el blog coreano. en esta Cuaresma que es antesala de la Semana Santa, la Pascua de Resurrección, y el centenario de las apariciones de Nuestra Señora en Fátima, a mí me ha ayudado mucho la lectura de " Un camino bajo la Mirada de María!, en parte para ser capaz de ahuyentar el espíritu negativo-depresivo que con frecuencia nos acecha a los católicos ante el panorama actual.
Un saludo cordial

Fernando dijo...

Gracias, Felicitas, me parece un buen consejo. Bienvenida.