miércoles, 21 de enero de 2015

800

Hoy cumplo 800 posts.

Gracias por seguir ahí.

...

¿Por qué abrimos un blog?

No -necesariamente- para contar las grandes cosas de nuestra vida. Llamé a varios amigos sólo para contarles lo de mi denuncia en comisaría. "¡Fabuloso!", me contestaron. El asunto les interesó, era morboso, me pidieron muchos datos. Me dieron las gracias por contárselo.

Sí para contar las pequeñas cosas de nuestra vida, para compartirlas, para recibir opiniones. "Salí de casa y el sol rebotaba en la ventana de enfrente". "No me dolía nada y me sentí feliz". "Cociné polvorones y se hicieron sopa de polvorones". No llamas a un amigo tuyo para decirle estas cosas. No quedas con él sólo para ello. Y aunque lo hicieras te podría contestar: "¿Y qué? Eso nos pasa a todos. ¿Por qué me lo cuentas?". Pero tú quieres decírselo a alguien y que te responda, aunque sea con algo que no tenga nada que ver con el post.

Las pequeñas cosas de nuestra vida que contamos en el blog dejan de ser sólo nuestras y ya no se olvidan. Dios las ve siempre, nunca son pequeñas, pero a veces no nos basta con eso.

Y ¿por qué a veces esto deja de funcionar durante un tiempo? ¿Por qué a veces nos parece que en realidad da igual si el sol rebota o no, si nos duele algo o no, si hacemos polvorones o no?

12 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

¡Felicitaciones!
Hay algo de todo eso, supongo.
Yo admiro la paciencia con que contestas cada comentario.
Yo soy más partidario del responder si tengo algo que decir y si no, no.

Fernando dijo...

Gracias, Juan Ignacio. Tú quedás como el amigo de la primera infancia que sigue junto a uno en la madurez.

Si los comentarios son tan buenos como los tuyos no es ningún esfuerzo contestar.

ojo humano dijo...


Alguien dijo "El libro es, esencialmente, un puñado de vidas".
Un blog es parecido a un libro que vamos dejando como una huella de nuestro paso por el mundo y es genial que podamos hacerlo.
Te felicito por tu perseverancia en escribir y en tu vida cristiana.
Es una bendición conocerte.

Fernando dijo...

Gracias, Ojo Humano, soy yo el que soy afortunado por tenerte entre mis blogamigas. Que Dios te ayude.

tomae dijo...

Felicidades otra vez, y por tus 800!

Solo quien bloguea sabe "que ese rebotar del sol en la ventana del frente" conoce lo pequeño o grande que es para quien escribe o lee y te apetezca publicarlo en tu casa.

yeste lima dijo...

Enhorabuena por esos 800 posts, Fernando y por seguir estando con todos nosotros... por eso, más.

Yo creo que muchos abrimos un blog sin saber a ciencia cierta dónde nos metemos... vamos contando, como dices, pequeñas cosas de nuestra vida, intercalándolas con algunas fantasías de escritores y sin darnos cuenta, nos sentimos entre amigos y si se puede decir así, con la necesidad de contar algunas grandes cosas de nuestras vidas. Eso es para mí el blog.

Besos, amigo

ALMA dijo...

Felicitaciones Fer, por los 800 post!!!!!!

En mi caso personal comenzé con mi propio blog, luego de haber escrito durante un tiempo en los blog de los demás, y un día dije: porque no?... y fue.

Recuerdo que una primavera, donde intentaba comentar el reverdecer de la vida, apareció un tal Fernando y se quedó hasta el día de hoy.

Reconozco que - en mi caso personal - no escribo cosas brillantes, a veces cuento mis penas, he compartido mis dolores, hablando como lo haría con un amigo, en voz baja, esperando una respuesta... y es la que obtengo y muchas veces los blogueros amigos me han dado su contención o su solidaridad.

Algunos dicen que los blog no sirven para nada.... yo creo que sirve para ayudar a juntar historias y crear un vínculo que hace que cuando algunos de los habitues no escriba, el otro se apresure y le pregunte que le pasa?

Caigo en la frase repetida: Fernando, por nuevos 800 post y van.....!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Gracia por estar

María jesus dijo...

Muchas felicidades por tus 800.

Lo que mas me gusta de tener un blog es la gente que he conocido a través de el. Aunque soy como el Guadiana, que aparezco y desaparezco, nunca pierdo el contacto con mis amigos blogueros, os leo siempre aunque no os comente, solo lo hago cuando tengo algo que decir.

Me gusta mas leeros que escribir.
Me encanta haberos conocido.

Luisa dijo...

¿Por qué? Porque estamos vivos y sujetos a los avatares de la vida, a los vaivenes de las emociones, al cansancio del alma, a la locura del cuerdo.

Pero, como he dicho en más ocasiones, los que somos blogueros, lo somos :) y yo creo que tú eres bloguero, como yo.

Besos, muchos y muchas felicidades por tu constancia, por tu blog, por tu amistad.

Fernando dijo...

Así es, Tomae, al menos en mi caso.

Así es, Yeste, lo que hace el día a día del blog son las pequeñas cosas, aunque a veces haya necesidad de contar las grandes.

Gracias a ti, Alma, y gracias por la mención tan poética a mi llegada al tuyo. Gracias.

Todo tiene su tiempo, María Jesús: hay un tiempo de escribir, hay un tiempo de leer. Lo importante -como todo en la vida- es seguir andando.

Gracias, Luisa, y creo que eso es lo que nos define: ser blogueros, aunque tengamos épocas de sequía (al menos yo).

Ignacio Trujillo dijo...

¡Enhorabuena, Fernando! y sobre todo a nosotros.

Nodisparenalpianista dijo...

Es un placer pasar por aquí y leer tus peripecias. Felicidades por tu constancia y por la calidad de tus textos.