jueves, 5 de junio de 2014

Abdicación

Nadie parece tomarse en serio la abdicación del Rey Juan Carlos, salvo mi madre. Hay que comprenderla: son casi casi del mismo año. Tras ver en la tele el discurso de despedida estaba llorosa: "Pobre hombre, ¡estaba tan solo!". A lo mejor quería que lo hubiera dado rodeado de los nietos. Y estos días no hace más que preguntar: "¿Tú crees que puede ocurrir algo?", sin aclarar nunca qué es ese "algo" que teme.


...


En la casa alta frente a la parada de mi autobús han colgado una bandera de la República (roja, amarilla, morada). No es la única en Madrid, desde luego. En las madrugadas, mientras espero el autobús, el viento la mueve a un lado y a otro, como si ya fuera otra vez nuestra bandera.


...


Gran duda constitucional: si la Reina Letizia podrá seguir yéndose de copas con las amigas los viernes por la noche por el Madrid canalla.

16 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenas tardes Fernando. Detesto la tricolor por su historia, violencia y la injusticia que encierra, oculta, prepara...Seguro que si apareciera Juanito rodeado de sus serAs queridas evocaríamos las Mamachicho del infernal Valerio. Un abrazo.

ojo humano dijo...

En Sudamérica somos enteros indios, eso de las aristocracias no se nos da por ningún lado, salvo las ínfulas de los que tienen dinero (algunos, no todos), así es que vemos con cierta curiosidad eso de los reyes y las reinas que nos suena a cuentos de niños...más bien de niñas. Por estos lados nos hacemos un nombre a pulso, con harto empeño, pero seguimos siendo comunes y corrientes.
Ni te cuento la zalagarda que se arma cuando llega -por esas casualidades del azar- algún príncipe o princesa.

Juan Ignacio dijo...

Esa Leticia es un caso de escopeta...

Fernando dijo...

Conforme contigo, NIP, como casi siempre.

Bueno, Ojo Humano, parte del trabajo del Príncipe Felipe ha sido asistir a la toma de posesión de los Presidentes de América: supongo que ha estado en la de Bachelet y en la de sus antecesores.

Con z, Juan Ignacio: ella es original hasta en el nombre.

ALMA dijo...

Siempre leo, miro, escucho con avidez las historias reales, de distintas épocas, no importa, me atraen las intrigas palaciegas.

He estado mirando, leyendo y oyendo distintas opiniones sobre la decisión del Rey Juan Carlos. Se dice que está mas enfermo que lo que realmente se informa; o que no tiene la capacidad, lucidez y energía necesaria para afrontar los avatares de estos tiempos; que los escándalos de familia lo han superado y por lo tanto decidió decir adiós. Sea como sea, por estos lares se tiene cierta simpatía hacia el Principe de Asturias.

En cuanto a la Princesa Letizia, por aquí la pintan como una bruja vestida con traje de buena. Dicen que dicen que tiene un trato muy malo con sus ex colegas del periodismo y que sería ella quien lleve de la nariz al futuro Rey, una vez que tengan el poder en sus manos. Ahora me entero que también va de copas..... ayyyyy

Es verdad todo esto?

Comprendo el temor de tu mami.

Babunita dijo...

Bueno, ahora dejara de ser pinzeza para convertirse, Dios mediante, en majeztad...

Fernando dijo...

Todo es cierto, Alma, te veo perfectamente informada de nuestra realidad nacional. Lo que es un gran misterio es la causa real de la abdicación, porque eso del relevo generacional no se lo cree nadie. Para mí lo más convincente es que van a enjuiciar a su hija, la Infanta Cristina, y que él no quiere seguir ahí cuando eso ocurra.

Ezo ez azí, Babunita, a ver qué paza.

Luisa dijo...

Alma, dí que no, que estos españoles son unos tremendistas.

Fernando, no te irrites conmigo pero no estoy de acuerdo. Hace años que el Rey está viejo, viejo, viejo. Hace años que su hijo debería haber cogido el testigo. Y ahora, cuando lo hace, todo son susceptibilidades...mira que nos gusta el intriguismo :)

Besos, muchos.

Fernando dijo...

Así es, Luisa, lo único es que las cosas ocurren en un momento y no en otro por algo: ¿por qué ahora y no hace 5 años o dentro de 5 años? Eso es lo que no queda claro, al menos por ahora.

ALMA dijo...

Luisa, digo no, para complacerte, ja!

Por estas horas se plantea, porque tanto apuro (o prisa como dicen ustedes) para que el futuro Rey tome el trono ya, ya, ya? He leído que a raíz de esta circunstancia, no dan los tiempos protocolares y se dejan formalidades de lado.

Que raro todo, Fernando, que raro.... quizás sea por los asuntos no claros de la Infanta y su maridito, tal vez sea así... por estos lares diríamos que aquí hay gato encerrado.

Fernando dijo...

Querida Alma:

La versión oficial dice que el Rey Juan Carlos ya comunicó (en privado) que se quería ir en febrero o marzo. Pero parece más probable, visto cómo va todo, que se levantara enfadado un buen día de junio, cogiera el teléfono, llamara al Presidente Rajoy y le dijera "me voy, ahí queda eso".

La improvisación es grande, pero sobre todo en un tema importante: si a partir de su salida del Trono alguien demanda al Rey ¿qué juzgado ve el caso? Si un ministro o un diputado comete un delito lo ve el Tribunal Supremo, pero no hay nada previsto para un ex-Rey, en teoría lo vería el Juzgado de 1ª instancia que le tocara, como cualquier ciudadano. Esto da idea de la improvisación con que se hace todo.

ALMA dijo...

De temer. Gracias Fer por aclararme ciertas dudas.

Fernando dijo...

Gracias a ti por tu interés en nuestras cosas, Alma.

Ignacio Trujillo dijo...

Mi madre igual, Fernando. ¡Ay, Dios mío, lo que nos faltaba! - decía bastante asustada- ¡esto va a ser como en la república! Parece que ya está más tranquila.

¿Es verdad que L. se va de copas con Sabina y sus amigos? ¡Ojú!

Fernando dijo...

Yo nunca la he visto, Ignacio, pero parece que hay fotos y grabaciones. Espero que cambie de vida al mismo tiempo que de "trabajo", como lo llama ella.

Ignacio Trujillo dijo...

¡Esperemos!