miércoles, 11 de diciembre de 2013

Tentación

He tenido la tentación de dejar de publicar en el blog durante un tiempo.

Pero un día iba por la calle, iba contento, después de varias semanas sin ganas de lectura había tomado una decisión, quería volver a empezar, necesitaba volver a empezar, y como el enfermo que lleva meses sin andar y empieza dando pequeños paseos así yo tenía que sacar un libro, un solo libro, que fuera fácil, que fuera corto, que fuera de risa, empezaría por ahí y poco a poco iría subiendo, iba contento, hacía sol, hacía bueno, mi decisión me parecía importante, sentí que mi vida comenzaba de nuevo, necesitaba contárselo a alguien, me pareció ridículo llamar a mi madre, me pareció ridículo llamar a mis hermanos, me pareció ridículo llamar a mis amigos, volví a mi blog, volví a mi mundo.

9 comentarios:

yeste lima dijo...

Y Yo me alegro muchísimo de tu decisión, Fernando, al fin y al cabo, por aquí también tienes muchos amigos....yo la primera.

Los pasos hay que darlos despacitos, con ganas y esperando siempre que todo vaya mejorando.

Feliz Navidad, amigo.

ojo humano dijo...

Si te vas nos privarías de una alegría (echo de menos a nuestra amiga Alemama).
Oro a Dios que te dé inspiración y renueve tus fuerzas y te dé gozo de que alguien te lea.
No pierdas ese talento.

Un saludo de Chile con afecto.

Fernando dijo...

Gracias, Yeste, y conforme con la regla del párrafo 2º. Aún no te felicito Navidad, queda un montón.

Gracias, Ojo Humano, yo también le echo de menos. Y sí, que Dios nos ayude a todos, en el blog y en la vida.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Y yo que me alegro de tal decisión.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando.
¡Cómo te entiendo!
Un abrazo.

Miriam dijo...

Me alegro¡¡¡¡ Muchísimo ;O)

Luisa dijo...

Fernando, tú llámame a mi cuando eso... :)
Tú aquí, machote, y cada uno a su blog y Dios en los de tós :)
Besos

AleMamá dijo...

¡Qué lindo post, Fernando! así es; Bloguilandia es un barrio de amigos que siempre estamos dando vueltas y recorriéndolo.
Saludos

AleMamá dijo...

Gracias a Ojo Humano y a ti por echarme de menos. No he escrito, pero también los echo de menos pues los he aprendido a querer.