miércoles, 28 de agosto de 2013

Viajero

El hombre que vive solo y que hace un viaje con otras personas siente que está en una obra de teatro, obra de teatro feliz e interesante, pero obra de teatro. Y que la vida sólo vuelve a ser real cuando vuelve a su casa, señor de su tiempo.

14 comentarios:

yeste lima dijo...


Eso sólo debe pasar, cuando las personas que te acompañen no sean de absoluta confianza, porque uno no se atreve a mostrarse tal cual es, pero desde luego, indiscutiblemente, cuando estamos en casa y somos dueño de nosotros mismos es cuando nos sentimos verdaderamente "reales".

Besos Fernando.

ALMA dijo...

Nadie está solo

En este mismo instante
hay un hombre que sufre,
un hombre torturado
tan sólo por amar
la libertad. Ignoro
dónde vive, qué lengua
habla, de qué color
tiene la piel, cómo
se llama, pero
en este mismo instante,
cuando tus ojos leen
mi pequeño poema,
ese hombre existe, grita,
se puede oír su llanto
de animal acosado,
mientras muerde sus labios
para no denunciar
a los amigos. ¿Oyes?
Un hombre solo
grita maniatado, existe
en algún sitio. ¿He dicho solo?
¿No sientes, como yo,
el dolor de su cuerpo
repetido en el tuyo?
¿No te mana la sangre
bajo los golpes ciegos?
Nadie está solo. Ahora,
en este mismo instante,
también a ti y a mí
nos tienen maniatados.





Poema de J.A. Goytisolo

Gala dijo...

Cierto.
Cuando uno se acostumbra a la soledad de su espacio, a sus ritmos y su cotidianidad, sacarle de ahí supone algo nuevo que tal vez te reporta cierta felicidad, pero no te sabe a real.
Solo te encuentras a gusto cuando vuelves a tu espacio donde tu mundo solo se mueve a tu son y no al de los demás.

Besos mediterráneos.

ojo humano dijo...

¡Pero qué bueno es viajar, aunque sea una sensación de una obra de teatro!, igual es "real" en los minutos y horas que se vivieron.
Y tal vez guardas unas fotitos que te harán más real lo vivido.
Me alegro por ti.
Y me alegro que hayas vuelto a esta vida...¿real también? ¿no?

Juan Ignacio dijo...

!

Juan Ignacio dijo...

Estoy muy facebuqueado y se necesita acá en los blogs un "me gusta", por eso puse el "!".

ALMA dijo...

Gustó el poema? la verdad lo puse porque no se me ocurría nada mejor para escribir.

He enviado un correo

Luisa dijo...

¿Eso es que te has sentido solo Fernando?
La vida es así...un gran teatro y un señor siempre necesita un castillo :)
Besos amigo

Inmaculada Moreno H. dijo...

Todo viaje es un paréntesis que le ponemos a la vida; cierto que la ensancha, que la hace más amplia, pero es una mera paráfrasis al texto original que es el cotidiano, el de casa.
Un saludo

Fernando dijo...

Sí que eran de mi conifanza, Yeste, algunos eran familiares míos, pero al vivir solo te vuelves un poco raro.

Qué bonito, Alma. Confieso que aunque sea un poeta español, apenás he leído nada de él. Gracias.

Pues es como tú dices al 100%, Gala. Gracias por definirlo tan bien.

Realísima, Ojo Humano. Y cuando la semana próxima vuelva al trabajo, real 100%.

No entiendo la función, Juan Ignacio, supongo que será algo bueno.

Ahora lo leo, Alma.

Solo no, Luisa: solo estoy ahora, porque vivo solo, pero es mi vocación.

Perfectamente definido, Inmaculada, como es usual en ti. Gracias.

Luisa dijo...

Cuéntame Fernando.
Estar solo...es ¿una vocación?
Un beso

maria jesus dijo...

¿Por que obra de teatro? Es una realidad distinta, que puede ser más o menos agradable, pero realidad. LO otro, el volver a casa, es rutina, cotidianeidad.

Fernando dijo...

En ciertos casos sí, Luisa; en el mío sí.

Bendita rutina, María Jesús, sin ella no habría flores en el jardín ni frutas en el huerto.

AleMamá dijo...

Así es, pero vale la pena vivir entre teleones y bambalinas pra apreciar lo que tenemos.
Carinos