viernes, 19 de julio de 2013

Madrid

Una tienda se presenta como "perfumería de sustitución": quiere decir que venden malas imitaciones de buenos perfumes.

Como entonces, sigue la cola de gente gris esperando su periódico gratuito. Cada vez hay más, ya doblan la esquina.

En la radio: una señora pide la "calendarización de los pagos" que le debe la Administración (es decir: que se comprometan con un calendario de pagos). Por si fuera poco, lo repite otras dos veces durante la entrevista.

En la gasolinera atiende una rubia alta, delgada, de pelo rizado, sin uniforme, con tacones de casi un palmo. Los conductores le sonríen. Parece el inicio de una peli porno.

11 comentarios:

yeste lima dijo...


Es la vida de AHORA, los comercios ya no saben qué ofrecer para salir adelante y saben que siempre habrá a quien les guste los olores de marca, pero a precios de imitaciones.
Y si dan un ejemplar gtatuito porqué gastarse el dinero en el quiosco.
Cada uno reclamamos lo que creemos que nos corresponde, lástima de no reclamar otras cosas.
Me parece fatal que incluso en gasolineras busquen un prototipo de mujer más atractiva a los ojos del hombre, cuando para ese servicio momentáneo sólo hace falta servir y ser agtradable.
Besos.

ojo humano dijo...

Por estas tierras les llaman "perfumes alternativos" y están al alcance de todos. Dos o tres dólares un precioso frasco, por cierto, vale más éste que lo que contiene. Yo compro de esos, me da cargo de conciencia pagar 20 veces más por uno bueno, que ni sé si me va a gustar. Una amiga me regaló unas muestras de C.Dior y no supe la diferencia, mi nariz no es de perfumista, definitivamente.
Es un gran tema el comercio de imitación.

Luisa dijo...

Pues fijate Fernando que proximamente me escaparé a Madrid y espero que el abanico de ofertas sea más extenso :)

Besos y que no me olvido, es que el verano me tiene abducida.

Juan Ignacio dijo...

Madrid, Madrid, Madrid... Si nunca voy, lo conoceré por tus relatos...

ALMA dijo...

Perfumes "truchos" diriamos por aqui, y he observado que en algunos barrios de Buenos Aires en las veredas los ofrecen inmigrantes de Senegal.

Veo que en todas partes es igual el tema de las promotoras, ayyyy

Fernando dijo...

Así es, Yeste, era una imagen bien rara. Ella parecía contenta: o era una buena actriz o no tenía otra opción de trabajo.

En mi perfumería es asombroso lo que algunas señoras gastan en perfumes, Ojo Humano. No lo juzgo, pero me asombra, los hombres somos (en general) más prudentes con esto.

¡¡Bendita abdución, Luisa!! Y, sí, hay 1.000 cosas más en Madrid que este rincón de vida.

Vaya, qué amable, Juan Ignacio.

Curiosísimo lo de trucho, Alma, esa palabra la usaba un locutor joven (español) como equvialente a "mediocre", no imaginé que viniera de Argentina.

maria jesus dijo...

Fernando ¡que cosas ves en Madrid! Yo lo que más veo, últimamente, son turistas

ALMA dijo...

Desconozco el origen de a palabra "trucho". Tengo entendido que se acepta su significado de mediocre en algunos lugares. Aqui en Argentina significa falso. Por ejemplo diputrucho (fue una causa judicial muy conocida cuando un sr de la calle se hizo pasar y voto como diputado); me compre un rolex trucho ( o sea una imitacion), unas zapatillas truchas (imitacion) ; un perfume o un auto trucho; o bien decir fulano/a es un/a trucho/a (farsante)

Fernando dijo...

Eso está bien, María Jesús, pues significan €€€.

Me hizo gracia la casualidad, Alma, pues aquí nadie usa esa palabra, salvo ese locutor. Hasta leer tu 1º comentario pensé que se la había inventado, pero debe ser que ha vivido un tiempo en Argentina o que su novia es de tu país.

AleMamá dijo...

Fernando, por suerte uso pocos perfumes y ninguno trucho. En eso gasto muy poco. Confío en los buenos olores naturales, jeje

Juan Ignacio dice que aunque no fuéramos nunca a Madrid como es mi caso, lo conoceríamos por tus relatos de la viñeta del día a día que son geniales; me encantan, ya te lo he dicho mil veces. ésta también.

De la rubia fuera de lugar no opino, pero desde el texto y sin imagen ya se "ve" raro. ¿POr rubia, por buenamoza o por racismo? No lo sé, pero como que no me calza.

Saludos

Fernando dijo...

Gracias, Alemamá. Más allá del machismo de la escena, me resultó rara porque el de las gasolineras es un mundo masculino, era chocante verla ahí con los taconazos.