jueves, 23 de mayo de 2013

Anarquistas

El autobús nocturno para en un semáforo. Al otro lado de la avenida veo a unos chicos de buen aspecto poniendo carteles anarquistas en la fachada de un banco. Con gran cuidado van tapando todo el escaparate y la puerta de cristal. El dibujo es espeluznante, un gato negro con los pelos de punta, no veo bien a qué convoca.

Pasan a su lado dos señores bien vestidos y fingen no verles.

Arranca el autobús. Compruebo que han hecho lo mismo en todos los bancos y cajas de ahorro de la avenida. Pero ahí acaba su ira: no han tocado la fachada de la iglesia ni la de la oficina del Ayuntamiento.

La noche está tibia y silenciosa.

8 comentarios:

yeste lima dijo...



La noche invita y esconde lo más fervientes deseos y las gamberradas más inverosímiles....¿de qué sirve ese trabajo?.

Besos.

P.D.Por favor, contéstame al comentario en mi entrada.

Gracias y besos.

Luisa dijo...

Bien vestidos,cuidadosos....no tocan la iglesia? Estos chicos nooooo son anarquistas. Si acaso pagan la novatada en la universidad. Ya te digo. Puefe q sean emplesdos de una tienda q hay en malaga, chulisima,y cuyo logo es un gran gato negro.
Besos Fernando

Fernando dijo...

A ello voy, Yeste.

No creo que sea el mismo gato, Luisa, éste era terrorífico, animaría a no entrar en la tienda. Y no se me ocurrió lo de la novatada, de ser así se estaban empleando a conciencia, merecerían dejar de ser novatos.

ALMA dijo...

Coincido con Luisa en cuanto a que esos chicos no son anarquistas....se delatan al respetar la Iglesia y en su vestimenta

Nodisparenalpianista dijo...

Que si que sigo. Con retraso y a trompicones.
He visto no se qué del Depor y he pensado que hacía mucho que no pasaba por aquí. Felicidades.

Fernando dijo...

No sé, Alma, hoy en día en España es todo muy extraño. Conté esto en el post porque me resultó rarísimo.

No hay mucho lugar para la felicitación, Nodisparen, lo cuento en el siguiente post. Pero gracias.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. La nocturnidad con su melodía dulce y estructura libre requiere la presencia de un gran furgón que los empapele bien.Un abrazo.

Fernando dijo...

No parecía que fuera a ocurrir, NIP: podían empapelar tranquilamente hasta el Ayuntamiento sin que nadie les empapelara a ellos.