miércoles, 13 de febrero de 2013

Penitencia

Cuaresma, tiempo de penitencia: tomar helado de vainilla en vez del de chocolate, no poner la música en la ducha, no beber ginebra.

Pero ¿no hay el riesgo de hacerlo por vanidad, como el niño que dice "voy a aguantar con la cabeza un minuto debajo del agua"?

Sabré si lo hago con espíritu limpio si:

1º- vivo seriamente la caridad,

2º- acepto sin ira las penas que puedan venir durante estos cuarenta días.

9 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

¿Helado? ¡Es ayuno!
(Lo digo sin autoridad).

ojo humano dijo...

No como helado, no bebo alcohol, ni un cigarrito, sí mucha música, por cierto voy a practicar eso de escucharla en la ducha.
¿Se puede comer carne de cerdo?, porque tampoco eso está en mi libro de recetas. Ni prietas (¿morcillas le llaman?)
Pareciera que mi vida es una cuaresma permanente, aunque disfruto, ¡vaya!, disfruto mil cosas.
Hablando en serio, es genial privar al cuerpo de ciertas toxinas y me imagino que tu iglesia las tiene bien claritas. No es un sufrimiento, es una bendición. Te acompaño.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. En efecto, creo que es un tiempo especial de predilección por el otro. Las renuncias son un pequeño juego secreto que doma la voluntad y mitiga los estragos de la ira, los prontos, imprevistos y delicatessen con que nos obsequiarán sin duda esta Cuaresma.Un abrazo.

Fernando dijo...

No me refería al Miércoles de Ceniza, Juan Ignacio, sino a toda la Cuaresma.

Así es, Ojo Humano, no sólo es espiritualmente bueno privarse de ciertas cosas, también puede tener beneficios corporales, dado el exceso perpetuo en el que vivimos.

Firmo una y mil veces lo de la ira, NIP, es mi cruz particular (como sabes). A ver si Dios nos ayuda en estas semanas.

ALMA dijo...

Personalmente no consumo carne durante la cuaresma y mucha, mucha gente se asombra de ello y a veces me preguntan que es la Cuaresma?, eso me da fuerzas año tras año para vivirla mas intensamente.

Gracias por tus exccelentes post, Fer, estoy un poco fuera de los blog porque estoy preparando (junto a la familia) el bautismo de mi nieta en el afecto, que se celebrará el domingo 17.

Fernando dijo...

Ojalá yo tuviera tanta fe, Alma, (por lo de la carne). Y, sí, ahora la gente sabe lo que es el Carnaval pero no la Cuaresma.

Inmaculada Moreno H. dijo...

¡Prescindir del chocolate! Yo hoy ya he fallado (me propongo darme un respiro los domingos y, como he comido en la calle pensé que era domingoooo) Bueno; a levantarse y a proponérselo una de nuevo.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Pero, por cierto, los dos puntos distintivos de una buena penitencia me han resultado iluminadores. Gracias. Los aplicaré.

Fernando dijo...

Tu comentario es un gran honor para mí, Inmaculada, gracias. Y lo del chocolate era un mero ejemplo.