martes, 18 de diciembre de 2012

En Madrid (y IV): cafeterías

En la cafetería 1 coincido con el empleado de la máquina de juegos de azar. La abre, repasa el mecanismo, echa en el depósito un montón de monedas que saca de una bolsa. Me mira con desconfianza. Sobre el mostrador ha dejado un taco de billetes azules de 20 euros, unos 50, pillados por un servilletero para que no se vuelen. "Pero (me digo) ¿estas máquinas no funcionan con monedas?" Al día siguiente me fijo: la máquina tiene tres ranuras para apostar billetes de 5, de 10 y de 20 euros.

En la cafetería 2 ofrecen leche con soja y leche sin lactosa. Para que nos fijemos han puesto dos botellas, una de cada tipo. Me hace gracia verlas ahí, entre las botellas de whisky, de ginebra, de ron, de anís: me parecen dos muchachas puras rodeadas de hombres de vida viciosa.

12 comentarios:

Fernando dijo...

Felicidades: lograste superar a Madrid 11.

paterfamilias dijo...

Me ha hecho gracia eso de que el empleado de la tragaperras te mirara con desconfianza.

Buenísimo el primer comentario a esta entrada ;-)

ojo humano dijo...

Interesante como en la brevedad de un texto puedan darse tantas imágenes.
Eres un gran observador.
Gracias por compartirlo.

ALMA dijo...

Me encantaron estas pinturas!!!

Aquí en Buenos Aires dirían: el mozo te vió cara de malandra?? me hace mucha gracia


Leche en distintas formas, me sorprende . Mas aún si estan con los etílicos. Me hace acordar una viejísima canción infantil: "tengo una vaca lechera.... no es una vaca cualquiera....me da leche merengada... ay que vaca tan tarada....tolon, tolon"

Fernando dijo...

Y eso que yo iba afeitado y con corbata, Páterfamilias.

Gracias por comentarlo, Ojo Humano.

"Malandra": vendrá del italiano, ¿no, Alma? Y, sí, antes la leche era leche, ahora es increíble la variedad que se vende. El contraste aquí era curioso.

yeste lima dijo...


Son interesantes tus reflexiones y tu forma de ver las pequeñas cosas que a la mayoría les pasarían completamente desapercibidas.

Graias por compartirlas.
Un abrazo, Fernando, que tengas muy Feliz Navidad.

Fernando dijo...

No hacía falta ser muy observador, Yeste: el fajo de billetes y las botellas de leche hubieran llamado la atención a cualquiera.

dolega dijo...

Yo también pensaba que las máquinas funcionaban solo con monedas. :D
Besazo y Feliz Navidad

Juan Ignacio dijo...

Ja, ja, ja (lo de las botellas)

ALMA dijo...

Fer, seguramente viene del italiano, ya que Buenos Aires es un crisol de razas y a veces se mezclan los vocablos.

Te he enviado un correo.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. Está claro que para el vicio todo son facilidades, siempre podemos decir al Juez que nos provocaron, que qué hacían allí sobre la barra o en semejante sitio. Jamás nadie hablará de la imprudencia del otro. Un abrazo y Feliz Navidad.

Fernando dijo...

Imagínate, Dolega, echar 20 € de golpe, con lo que cuesta ganarlos.

Jajajaja, Juan Ignacio.

Supongo, Alma, suena a eso, es bonito.

Desde luego en Madrid fue una imprudencia temible, NIP.