martes, 27 de noviembre de 2012

Mentiras

¿Te parece que la mentira es un pecado o un defecto grave? Está claro que sí cuando perjudicamos a otros, pero ¿qué pasa si no hay daño, o incluso si es mejor para ellos? Es lo que en España llamamos "mentiras piadosas".

Jesús nos dice (Mt. 5, 37): "que tu sí sea sí, que tu no sea no". Yo quiero cumplirlo, pero tengo pánico a molestar a los demás.

Un día, en la oficina, estoy de mal humor. Una compañera me llama para tomar café. Le miento: "no puedo, tengo mucho trabajo". ¿Hice muy mal? ¿Debería haber respondido  "no, no me apetece" o quizá "hoy no me interesa nada tu conversación"? ¿Hubiera sido mejor un escueto "no, ahora no"?

14 comentarios:

AleMamá dijo...

No hay mentiras ni piadosas ni blancas. Lo que sí se puede es dar una respuesta vaga para no ser grosero, y también hay respuestas cliché que todos sabemos lo que significa y no se miente por ello. Ej: _Si me llaman, no estoy.... Obvio que sí estoy, pero en el baño.....
Otro: _No tengo un millón para prestarte, pero en realidad sí lo tengo. No es mentira, pues no lo tengo para prestárselo a él aunque sí lo tenga en la cuenta corriente.... hay muchos "depende" en el tema, porque no decir nada pero dar a entender con una mirada, por ejemplo algo falso también es mentira.

Saludos Fernando. ¿Cómo está Madrid en crisis y con Navidad encima?

AleMamá dijo...

¡Qué mal redactado mi comentario anterior! espero que la idea quede clara.

Juan Ignacio dijo...

"No, ahora no puedo", es justo.
La verdad se dice con tacto.

dolega dijo...

Creo que el tema no es mentir ó no sino ser delicado ó no.
Ante esa situación, yo hubiera dicho No, no sería muy buena compañía hoy, porque estoy de mal humor.
PEro decir lo de no me interes tu conversación me parece unagrosería innecesaria.
Muchas veces se ofende no por decir la verdad, sino por decir cosas groseras sin necesidad...es mi opinión. :D
Besazo

Inmaculada Moreno H. dijo...

Es complicado ¿eh?
Yo estoy de acuerdo con los anteriores comentarios. Lo mejor es un lacónico: "Ahora no puedo" no creo que sea una mentira, sino una pequeña delicadeza. "No puedes, porque tu estado de ánimo no lo hace conveniente".
De todos modos, ojalá supiera yo siempre resolverlo así de bien.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Ah, añadir un "lo siento" con una sonrisa afable también seríua bueno ¿no?

ojo humano dijo...

Menudo tema!, yo sí sé que se siente eso de ser mentirosa. Hasta que conocí la verdad y supe que ambas tienen dificultades, solo diferentes.
Así es que decidí afrontar la vida sin mentir, he tenido grandes dramas, menos de los que tuve mintiendo.
Me parece que la respuesta "No, ahora no puedo" de Juan Ignacio es bien atinada.
Un saludo...procurando seguir la verdad...

ALMA dijo...

En el caso planteado creo que guardastes las formas de cortesía y tratando de mantener las formas, cosa bastante difícil que a veces ocurren en los trabajos. Yo también comparto el hecho de no mentir, pero.... a alguien que no luce bien por alguna enfermedad, debes ser sincero y decirle que luce horriblemente desmejorado o darle ánimos diciéndole que lo encuentras mejorado???

paterfamilias dijo...

A lo mejor soy un caradura, pero yo no le daría más vueltas. Coincido con lo que te han dicho casi todos: un "No, ahora no puedo" habría bastado. ¿Por qué no puedo? Ese es otro tema, pero lo más seguro es que no pudieras para no molestarla o porque no habrías sido una buena compañía en ese momento.

Si trasladamos eso a temas de mayor trascendencia (más que el que planteas, que la tiene ;-) es muy interesante y entrarían variantes como "medios", "fin", "bien" ... ya tu sabes ;-)

Fernando dijo...

Alemamá,
Juan Ignacio,
Dolega,
Inmaculada,
Ojo Humano,
Alma,
Páterfamilias,

gracias por vuestro consejo y vuestra opinión. Me quedé muy frustrado por la mentira que dije, no sabía si era una bobada o un tema serio. Gracias por desdramatizarlo.

Jorge dijo...

Mi profesor de moral, un sacerdote muy experimentado, nos enseñó lo que se llama la "restricción mental", para este tipo de casos (no cualquiera, claro). Resumiéndolo mucho, el tema es que en tu interior completas lo que que dices: es decir, en tu caso, dirías: "no, no voy a poder..." pero piensas interiormente: "...porque estoy de mal humor". Dejas que la persona se engañe pero por un motivo lícito de no herirla.

Aquí lo explican mejor ;)

http://www.canalsocial.net/ger/ficha_GER.asp?id=5908&cat=filosofia

Fernando dijo...

Gracias por el consejo, Jorge, la expresión de Jesús es tan contundente que me prococa escrúpulos, no sé si es mejor herir al otro o maquillar la verdad.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. A veces no queriendo herir decimos cosas falsas que, en seguida, nuestra conciencia nos alerta. Extrañamente lo hace sobre la mentira dicha y no sobre nuestra indisposición a renunciar a nosotros mismos y tomar ese trago amargo que se nos ofrece, una gotica comparada con el Cáliz. Cuando esquivo, me doy cuenta la oportunidad perdida de crecer. La mentira es la lengua satánica de babel que dominamos muy bien todos los creados hombres a excepción de nuestra Madre, el llamarle piadosas a algunas de ellas, como bien apuntan, es rizar el rizo, manifestando maestría linguística en la misma.Un abrazo.

Fernando dijo...

Gracias, NIP, y sí, tras el pecado comprendemos la oportunidad perdida de participar (ligerísimamemente) en la Cruz.