jueves, 15 de noviembre de 2012

Huelga general

3ª huelga general desde que tengo este blog. La 1ª fue contra Zapatero, la 2ª contra Rajoy.

Es curioso. Cuando algo extraordinario ocurre varias veces acaba creando sus propios hábitos, y lo que la primera vez nos asombró se convierte en una liturgia en la que nada debe faltar. Así, una vez más:

A las 0 horas deja de emitir la televisión regional de Madrid. No han recogido la basura. Voy al trabajo de incógnito, sin chaqueta ni corbata. Está cerrada la cafetería de mi centro de trabajo, qué drama. Van a trabajar funcionarios que habitualmente no lo hacen. Un piquete intenta cerrar el cercano centro comercial, la policía lo impide. A partir de mediodía todo vuelve a ser normal.

Al anochecer se junta la basura del martes y del miércoles, pero todavía no huele.

Alivio final: los sindicatos de Televisión Española no cumplen su amenaza y podemos ver el Panamá-España.

12 comentarios:

yeste lima dijo...

Si con esto conseguimos arreglar sólo un poco la situación, nos daremos por satisfechos, aunque es un día en el que conscientemente, desde que te levantas, nada es igual fuera de tu casa, ni siquiera el desayuno.

Abrazos, amigo.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Un resumen muy acertado de cómo vivimos muchos el día de ayer.

ojo humano dijo...

Sé poco de huelgas, lo que vemos en nuestras calles son protestas, algunas más violentas que otras, en general son marchas autorizadas y en esos días evitamos hacer trámites o salir al centro de la ciudad.
Si se logra algún resultado positivo bien vale algunos días de incomodidades, aunque estoy por la eficacia de las conversaciones previas.

AleMamá dijo...

Mientras haya agua y tengamos velas, lo demás puede esperar. Lo de la basura será mientras no huela ni tape las puertas de las casas.
Saludos, Fer, que se solucionen pronto las cosas. Ya se alargan demasiado, ¿no?

Javier Vicens dijo...

En San Miguel, como es un pueblo, nunca pasa nada. Ayer hubo mercadillo como todos los miércoles y el pueblo estaba plagado de forasteros. La misa fue a las 9:30, como todos los miércoles, y no faltó ni uno de los habituales. Hice una imposición a plazo fijo en Caja Murcia y otra en la Caja Rural y me atendieron muy amablemente. Luego fui a visitar a los enfermitos y me enteré de que había huelga porque el nieto de dos de ellos -farmacéutico- me contó que le habían obligado a cerrar el quiosco. Me contó muchas cosas. Por ejemplo me contó que en algunas farmacias, cuando llega alguien con una receta de la Seguridad Social y pide un medicamento caro lo despachan diciéndole que no lo tienen, aunque sea mentira. Se ve que ya no tiene crédito ni la Seguridad Social.

Fernando dijo...

A ver qué pasa, Yeste Lima, no sé cuántos meses nos quedarán de ir cuesta abajo en la rodada.

Gracias, Inmaculada.

Sin duda, Ojo Humano: en España, desde la muerte de Franco, ha habido 8 o 9, y sólo 2 lograron sus objetivos.

Así es, Alemamá: el gobierno dice que en 2013 todo empezará a mejorar, pero ya es difícil creerlo. Reza por nosotros.

Lo más triste es lo que cuenta al final, Don Javier. Un amigo mío ha estado unos días en Alicante city y dice que las farmacias están en huelga rotatoria, sólo abren unas pocas cada día, terrible.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. Se juntaron de muchos días de holgazán unos cuantos en Madrid, ¿seguro que no olían? Yo también fui de paisano.Aquí fue un sonoro fracaso. Otro pulsito para que no les quiten la subvención y en su 'necesidad' vivan de sus afiliados. Un abrazo.

dolega dijo...

Ese día estuve todo el día en Madrid y salvo en el centro y en los transporte, todo era igual que un día normal.
Pérdida de tiempo y dinero.
Besazo

Juan Ignacio dijo...

Si tu idea es pintar un Madrid trágico, en las últimas entradas lo hiciste muy bien.

Difícil transmitir alegría cristiana sin dejar de mostrar la crisis, o a la inversa.

Acá hay huelga el martes.

ALMA dijo...

uhhhhh algo de esto nos espera el martes a nosotros por aqui. Ya te contaré como nos va.

Buena semana, Fer

Fernando dijo...

NIP, sólo han pasado 2 o 3 días y ya nadie habla de ello. Todo deviene en ritual sin contenido.

Es en la crisis donde está la alegría cristiana, Juan Ignacio, donde muchos cristianos son llamados por Jesús a compartir lo que tienen y a ayudar al otro, que está peor que nosotros. Bendita crisis, que nos ha hecho convertirnos de tanto despilfarro.

Vaya con Doña Cristina, Alma. Se ve que engañó bien a la gente hace unas meses, cuando arrasó en las urnas. Dicen que no se ha atrevido a venir a la Cumbre de Cádiz por temor a ser detenida por hurto, ya sabés.

Fernando dijo...

Así es, Dolega, una lástima.