lunes, 22 de octubre de 2012

Venecia

Vas por una calle, giras una esquina y ya no hay calle sino un canal. A veces el puente para cruzar está cerca y otras has de andar un rato.

En Venecia no hay coches. En vez de autobuses hay vaporettos, con sus paradas y su numeración; en vez de taxis hay góndolas; en vez de camiones hay barcazas que transportan mercancía; en vez de ambulancias hay lanchas-ambulancia.

Hay iglesias que no se han tocado desde que se hicieron, hace siglos, con el techo de madera carcomida y las paredes sucias; hay otras que parecen recién pintadas, con cielos que se abren en una gloria de santos y de ángeles.

Lo más característico de las casas venecianas es la falta de pintura, las manchas de humedad, los ladrillos a la vista. Esto en Madrid sería asqueroso, pero allí tiene mucho encanto.

Tuvimos suerte, llovió  una tarde y la plaza de San Marcos se inundó (en parte): el acqua alta. Tardó horas y horas en desaguar por los desagües del centro.

El cementerio es una isla cuadrada, San Giorgio Maggiores, con sus cipreses y sus muros. Hacia ella van lanchas con el ataúd y la corona de flores. Lo que no vimos fue al cortejo de los familiares del difunto.

En muchas iglesias y en algunas plazas hay recuerdos de los tres Patriarcas (Arzobispos) de Venecia que llegaron a Papas en el siglo XX: San Pío X, Juan XXIII y Juan Pablo I.

13 comentarios:

AleMamá dijo...

Así es que en Venecia....¡nada menos! Siento envidia, ¡y de la mala! de ictericia amarilla pasé a verde....

Saludos, y esperamos más relatos

dolega dijo...

Mi recuerdo de Venecia es literalmente celestial.
Todo el mundo me dice que fui los únicos dias del año en que venecia no huele a cloaca, sale el sol, no hace excesivo calor y no está lleno de japoneses...
No sé si será cierto, pero a mí me encantó. :D
Besazo

ojo humano dijo...

Qué bien, Dios ha guardado "tu salida y tu llegada".
Lindo viaje, cuéntanos un poquito más de esos lugares.

Miriam dijo...

Como no sabía que estabas de viaje, lo primero que he pensado es que hablabas de la lluvia de este fin de semana.
Venecia ¿nostálgica?

paterfamilias dijo...

Tú sí que sabes ;-)

hna. josefina dijo...

Una maravilla Venecia.
Estuve hace muchísimos años. Pero todavía recuerdo la fachada de San Marcos refulgente por la puesta de sol.
Para mí las tres ciudades más lindas de las que conozco (de tamaño mayor a menor): París, Venecia y Toledo.
No podría elegir cuál de las tres.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Qué buen viaje. Me alegro por vosotros. Yo estoy de acuerdo que esa mezcla de lujerío atrasado y mugre forma parte de su encanto.

ALMA dijo...

Que hermoso!!! Coincido con Ojo H. relatá en un próximo post un poco mas de tus vivencias.

Buena semana, Fer

Fernando dijo...

Todo se andará, Alemamá.

Ahora, en otoño, no olía a nada malo, Dolega, y había bastantes turistas pero se podía caminar bien.

Dios me ayudó, Ojo Humano, salí de Madrid con problemas de estómago que se pasaron pronto.

Nostalgia la de la vuelta a Madrid, Miriam, al recordar lo que hacía cada hora allí.

Gracias, Páterfamilias, campeón.

Caramba, hermana, me llena de orgullo que ponga Toledo a la altura de París. ¡Muchas gracias!

Era lo mejor, en cualquier calle, Inmaculada.

Todo se andará, Alma, gracias.

Juan Ignacio dijo...

A mi me gustó: "Hay iglesias que no se han tocado desde que se hicieron". Impresionante.

Fernando dijo...

Gracias, Juan Ignacio. Y buscá "San Giacomo dall´Orio", creo que te interesará.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. Las iglesias italianas, en general, están muy mal conservadas. Venecia me evoca Lepanto y su tiempo. Espero que recargaras las pilas porque aquí ya nos llega el agua al cuello.Un abrazo.

Fernando dijo...

Así es, NIP: en varias iglesias y palacios vi imágenes de la batalla de Lepanto, está claro que para ellos fue un hecho muy importante. De ese orgullo católico y europeo queda casi tan poco como en España.